Ir al contenido principal

Joel Meyerowitz. Hacia la luz

Joel Meyerowitz. Málaga, España, 1966

Joel Meyerowitz es considerado un fotógrafo de la calle, una definición que lo ubica en la vertiente histórica de Henri Cartier-Bresson o Robert Frank. Actualmente, este artista nacido en Nueva York (1938) presenta una exposición que lleva por título “Hacia la luz”. En ella se pueden apreciar dos de los rasgos fundamentales de su trabajo. Por una parte, el uso desprejuiciado del color, incluso en tiempos donde era casi imposible separar la fotografía de autor del clásico blanco y negro. Por la otra, un complejo encuadre fotográfico que incorpora el carácter fragmentario y los contrastes cotidianos de la vida urbana. Estos aspectos se anunciaron desde temprano en la obra de Meyerowitz y resultan relevantes en la exposición que ofrece Bombas Gens. Centre d’Art hasta el 10 de febrero.

Los organizadores de la muestra han seleccionado casi cien fotografías pertenecientes a la Colección Per Amor a l‘Art, tomadas la mayoría en Málaga entre 1966 y 1967. De ese conjunto hay una selección de imágenes que registran la convivencia de Meyerowitz con los Escalona, una familia gitana de raigambre en la zona. Se ha publicado también el libro Hacia la luz (Out of the Darkness) editado por La Fábrica.

La importancia de este proyecto se aprecia en los propios atributos de las fotografías de Meyerowitz y en las decisiones estéticas que tomó para diferenciarse de sus predecesores Cartier-Bresson y Frank. Pero la selección también es valiosa para apreciar desde la mirada exógena del fotógrafo estadounidense la vida cotidiana de una España que se debatía entre la represión del régimen franquista y una incipiente modernización como sociedad.


"Joel Meyerowitz. Hacia la luz". Bombas Gens. Centre d'Art. Prorrogada hasta el 10 de febrero. Más información en: bombasgens.com

Comentarios

lo más visto

Carmen Calvo. Los cielos están cosidos

Los comienzos de Carmen Calvo (Valencia, 1950) están influidos por el pop art, debido en parte a su cercanía con el también valenciano Equipo Crónica. No obstante, la artista orientó luego su trabajo hacia una visión del objeto definida por el carácter único que pueden otorgarle la memoria y la nostalgia. Este tratamiento la ha llevado al manejo de pequeñas piezas, algunas a modo de vestigio, que ella distribuye en el espacio o en la superficie de la obra. Con esa idea del objeto, Calvo se ha convertido en uno de los referentes actuales en la conceptualización del fragmento y ha extendido su búsqueda a una amplia gama de materiales.

La artista está exponiendo actualmente en Valencia la obra “Los cielos están cosidos”, una intervención a gran escala para la fachada del Institut Valencià d’Art Modern (IVAM). Se trata de una fotografía de ochenta metros cuadrados, tratada a modo de collage, donde predomina un rostro femenino. Sobre la cara, un hilo o cuerda aparece dispuesto de un modo …

Lettera 22

En esa especie de autobiografía intelectual que es Menos que uno, Joseph Brodsky refiere lo que le motivó a escribir en inglés. Era el verano de 1977 y ya habían pasado cinco años desde el inicio de su exilio estadounidense.

Además de dedicarse a hacer ensayos, traducciones y algún poema en su nueva lengua, el propósito principal del poeta ruso era aproximarse a quien consideraba la mente más privilegiada del siglo XX: Wystan Hugh Auden.

Sin embargo, y este es el detalle que ahora nos interesa, para confirmar su determinación Brodsky se fue hasta una tienda en la sexta avenida de Nueva York y una vez allí se compró una Lettera 22.


La Lettera 22 era una máquina de escribir portátil fabricada por la empresa italiana Olivetti. Fue diseñada por Marcello Nizzoli en 1949, un laureado diseñador y arquitecto, quien también creó otros objetos célebres como la máquina de coser Mirella para Necchi.

La principal promesa de la Lettera 22 era su portabilidad y en aquella época tal cualidad se expr…

Anzo. Aislamientos

En los años sesenta, el contexto de agitación antifranquista que irrumpió en Valencia dio lugar a la creación de grupos como Estampa Popular de Valencia, del que José Iranzo Almonacid -Anzo- (Utiel, 1931-Valencia, 2006) fue miembro fundador. Esta filiación ejerció una gran influencia en el devenir plástico y conceptual de su trabajo, el cual contó con el favor de la crítica durante esta década y la siguiente.

En esta época, España asumía un proceso de modernización cuyo motor económico se centró en el fomento del turismo. Esto implicó una cierta apertura por parte de la dictadura que fue aprovechada por Estampa Popular para filtrar su arte de crítica social. Tal cuestionamiento se orientó también al papel que las mejoras económicas tuvieron en la aparición de un sector industrial, empresarial y de servicios hasta entonces inédito.


Estos últimos aspectos, en especial su deriva tecnológica, fueron de gran interés para Anzo, quien mediante un hábil manejo de los recursos del pop art pud…