Mar Solís: la vivencia de la línea



Como consecuencia de las restricciones a la representación de seres animados que impone el islamismo, la arquitectura árabe hizo de la caligrafía un recurso decorativo de primer orden. Así, las paredes de las estancias sagradas se adornaron con los nombres de legendarias figuras religiosas y versículos provenientes del Corán, en un estilo que se prodigaba en el manejo artístico de la línea y con una importancia semejante a la del dibujo y la pintura.

Te puede interesar