Creación y pueblo


El consumo se ha erigido como un sucedáneo del ideal de libertad. Sobre el afán consumista, personalizable y seductor, se sostiene buena parte del individualismo del mundo contemporáneo. Los medios de comunicación y la tecnología de la información han contribuido a potenciar la lógica de una economía global que propone la satisfacción del deseo como centro de la realización personal.

Te puede interesar