Ir al contenido principal

La eclosión de la abstracción

Hans Hofmann. Scintillating Red, 1962. IVAM

La búsqueda en Google de “arte abstracto después de la Segunda Guerra Mundial” arrojó como primera opción un sitio que reproduce un trabajo escolar cargado de numerosos errores e imprecisiones. Además de la falta de acierto del famoso buscador para brindar en este caso información relevante y confiable, el resultado de la pesquisa contribuyó a revelar los motivos que siguen haciendo necesario hablar hoy en día de arte abstracto.

Se pueden mencionar dos grandes vías de acceso a esta importante manifestación artística: una histórica que permite conocer el contexto social que afectó a los artistas y la influencia que ellos ejercieron de vuelta con su trabajo, pero que lamentablemente se reduce con frecuencia a un anecdotario de fechas y momentos de variable impacto. La otra vía tiene que ver con las estrategias discursivas de sus creadores y con la manera en que a través de las obras se logra influir en la percepción de quien mira y en su relación con el entorno. Esta aproximación requiere más esfuerzo porque es la que busca internarse en la “lógica” de la obra y aspira a un espectador con una sensibilidad más activa.

A un eficaz equilibrio entre estas dos maneras de enfocar el arte abstracto se orienta “La eclosión de la abstracción. Línea y color en la colección del IVAM”, una exposición que analiza las prácticas artísticas de carácter abstracto desde la postguerra hasta la actualidad a partir de los fondos propios del Institut Valencià d’Art Modern - IVAM. La muestra reúne más de 150 obras en un recorrido que se plantea de manera cronológica y temática a lo largo de los movimientos y corrientes surgidos en el período.

Antoni Tàpies. Gran diptic roig i negre, 1980. IVAM

El recorrido se desencadena a partir de una reflexión de Charles Baudelaire, quien afirmó que la línea y el color son dos abstracciones que no existen en la naturaleza y que por sí solas sirven como medio para pensar y soñar, incluso de manera independiente del tema de la pintura. Con base en estas ideas se congregan obras donde se aprecia una marcada intención ideológica, otras que resaltan la primacía del concepto y aquellas que son poseedoras de una alta carga subjetiva. La exposición busca profundizar en los significados de estas propuestas a través de la indagación en las ideas, técnicas y procedimientos que expresaron el escepticismo que se apoderó del mundo del arte como consecuencia de los conflictos bélicos como la Guerra Civil española o la Segunda Guerra Mundial, y que tras la posterior crisis de racionalidad dieron paso a actitudes que reivindicaban la subjetividad y la individualidad del artista.

Antonio Saura. Clara, 1956. IVAM

El público podrá disfrutar de obras del expresionismo abstracto a través de artistas como Adolph Gottlieb, Ad Reinhardt y Esteban Vicente; el informalismo de Pierre Soulages y Jean Dubuffet; un impactante grupo firmado por Antonio Saura; el llamado arte normativo de los sesenta en España con Jorge Oteiza, Eusebio Sempere y Equipo 57; el minimalismo de Frank Stella y Richard Serra; el conceptualismo de John Cage o Allan McCollum; el neoexpresionismo de Albert Oehlen o George Herold; la deriva posmoderna con Juan Muñoz y Jordi Colomer; y el siempre sorprendente trabajo de James Turrell, con una instalación donde la línea y el color se desprenden de toda materialidad para inundar por completo el espacio.

James Turrell. Porterville, 2004. IVAM

Esta nómina de artistas trasluce no sólo la cantidad de obras presentes en la exposición sino además la calidad de las firmas involucradas en este proyecto que ha contado con el apoyo de la Fundación Banco Sabadell. Se pone así de manifiesto la vigencia que mantiene la enigmática y estimulante corriente abstracta, una opción del arte que trasciende el período histórico de su aparición y cénit y que se ubica aún como pertinente para abordar el complejo mundo contemporáneo en que vivimos.

“La eclosión de la abstracción”. Institut Valencià d’Art Modern - IVAM. Calle Guillem de Castro, 118. Valencia, España. Del 20 de julio de 2017 al 21 de octubre de 2018. Comisariado: María Jesús Folch, José Miguel G. Cortés y Josep Salvador. Más información y horarios en IVAM.


También te puede interesar (enlaces patrocinados):
Charles Baudelaire (2013). El pintor de la vida moderna. Taurus.

Julián Díaz Sánchez (2013). La idea de arte abstracto en la España de Franco. Cátedra.

Dietmar Elger (2008). Arte abstracto. Taschen.



Comentarios

lo más visto

El arte comprometido de Isabel Oliver

Isabel Oliver (Valencia, 1946) inicia su carrera artística en la década del setenta, en la vertiente figurativa española que aunaba el pop art y la crítica social. Ese contacto con la realidad se vio marcado por una preocupación feminista que reveló en su pintura situaciones incómodas acerca del lugar de la mujer en la sociedad. Son ideas que se aprecian en su serie titulada precisamente “La mujer”, con que evidencia además el vacío que sus colegas de generación hicieron con frecuencia en torno a este tema.


El juego para entender el funcionamiento de la sociedad El empeño crítico continúa en series como “El juego”, mediante la que plantea revisar los códigos del comportamiento ciudadano. Por esta vía, la artista atiende a las circunstancias políticas de la sociedad española de mediados de los setenta. Visto en un contexto más amplio, la serie permite seguir revisando las condiciones generales del juego como un mecanismo que incide en la vida en comunidad.


Un paisaje pop El empleo del…

Fotografía japonesa en torno a Provoke

Provoke fue una revista de fotografía editada en Japón entre 1968 y 1970, período en que sus organizadores sólo llegaron a publicar tres números. Fue fundada por Takuma Nakahira y Koji Taki, junto con Takahiko Okada, Yutaka Takanashi.  A partir del segundo número contó con la participación de Daido Moriyama.

La aparición de la revista significó una sacudida en el campo de la fotografía, en especial porque asumieron su práctica como la búsqueda y ejercicio de un lenguaje alternativo.

Provoke y la búsqueda de un lenguaje alternativo Provoke es la consecuencia de un proceso de transformación del lenguaje fotográfico que se inicia en Japón a finales de los cincuenta y alcanza hasta principios de los setenta del siglo XX. Esta transformación estuvo motivada por los cambios económicos, sociales y culturales que ocurrieron en Japón luego de la rendición y posterior ocupación estadounidense.

Una primera manifestación de estos cambios en la fotografía nipona se produjo en 1957 con la exposici…

Xu Bing: el poder de las palabras

Xu Bing(Chongqing, China, 1955) es un artista con una destacada trayectoria en la instalación, la caligrafía y la impresión. A través de estos medios se ha concentrado en estudiar principalmente la dimensión política de las palabras y los textos. Su condición de artista contemporáneo de una nación no occidental como China lo ha llevado a explorar las limitaciones y aperturas del lenguaje desde el punto de vista de la interrelación social y el entendimiento que tenemos del mundo.