Ir al contenido principal

Monumento a José de Ribera


Estatua de José de Ribera, por Mariano Benlliure, ubicada en la plaza del poeta Llorente en Valencia
Mariano Benlliure. Monumento a José de Ribera, 1887

Un Ribera romántico y decidido

El monumento al pintor José de Ribera se encuentra en la plaza del poeta Llorente, entre la iglesia del Temple y la calle del pintor López. Como principal atractivo sobresale la estatua, creación de Mariano Benlliure (Valencia, 1862-Madrid, 1947), quien representó a Ribera mientras ejecutaba una pintura. La paleta en la mano izquierda, a la altura de la cintura, el pincel en la derecha y una pierna adelantada, denotan la actitud decidida del artista frente al motivo imaginario de su obra. Una ligera despreocupación por su vestimenta, la espada envainada y el famoso botón desprendido en la camisa, confirman una disposición entre desenfadada y romántica, al igual que la máxima concentración que dedicaba a su trabajo.

Reconocimiento de los artistas valencianos

La idea de la escultura surgió en 1886 para celebrar el tercer centenario del nacimiento de Ribera, cuya fecha se asumía entonces erróneamente en 1588. A tal fin, varios artistas valencianos cedieron algunas de sus obras para ser subastadas y con lo recaudado poder iniciar la gestión del monumento. Aquel año, el Ateneo Científico, Literario y Artístico de Valencia encargó la estatua a Benlliure, quien la modeló en yeso en su taller de Roma. En 1887, la escultura fue fundida en bronce en el taller de Aquiles Crescenzi, uno de los más importantes de Italia.

Una obra maestra de Mariano Benlliure

Un vaciado en yeso de la obra fue presentado en la Exposición Nacional de Bellas Artes de Madrid, en 1887 y recibió una medalla de oro en su categoría. El 12 de enero del año siguiente, la versión en bronce fue instalada públicamente sobre un pedestal de mármol de Carrara. Primero estuvo en la plaza del Temple, a unos pocos metros de su ubicación actual. A principios del siglo XX fue trasladada hasta la plaza de Castelar y a comienzos de la década del treinta se decidió su emplazamiento definitivo en la plaza del poeta Llorente. La planta del pedestal es octogonal y en sus lados se distinguen los escudos de Valencia, Xátiva y la Real Academia de San Carlos. En el lado principal se aprecia la inscripción “A Ribera”.


José de Ribera (Xátiva, Valencia, 1591-Nápoles, 1652) es considerado uno de los mejores pintores del Siglo de Oro. A pesar de esa fama es poco lo que sabe de sus primeros años en su tierra natal. En tal sentido, este monumento fue no solo un homenaje por parte de la comunidad de artistas valencianos sino además un esfuerzo valioso en acercar a sus coterráneos la figura del notable pintor setabense.

Datos técnicos:
Mariano Benlliure
(Valencia, 1862-Madrid, 1947)
José de Ribera, 1887
Bronce

También te puede interesar (enlaces patrocinados):
José de Ribera: San Jerónimo estudiando. X. Company y M. A. Argelich. Universidad de Lleida, 2013. 44 páginas.

Comentarios

lo más visto

El arte comprometido de Isabel Oliver

Isabel Oliver (Valencia, 1946) inicia su carrera artística en la década del setenta, en la vertiente figurativa española que aunaba el pop art y la crítica social. Ese contacto con la realidad se vio marcado por una preocupación feminista que reveló en su pintura situaciones incómodas acerca del lugar de la mujer en la sociedad. Son ideas que se aprecian en su serie titulada precisamente “La mujer”, con que evidencia además el vacío que sus colegas de generación hicieron con frecuencia en torno a este tema.


El juego para entender el funcionamiento de la sociedad El empeño crítico continúa en series como “El juego”, mediante la que plantea revisar los códigos del comportamiento ciudadano. Por esta vía, la artista atiende a las circunstancias políticas de la sociedad española de mediados de los setenta. Visto en un contexto más amplio, la serie permite seguir revisando las condiciones generales del juego como un mecanismo que incide en la vida en comunidad.


Un paisaje pop El empleo del…

Fotografía japonesa en torno a Provoke

Provoke fue una revista de fotografía editada en Japón entre 1968 y 1970, período en que sus organizadores sólo llegaron a publicar tres números. Fue fundada por Takuma Nakahira y Koji Taki, junto con Takahiko Okada, Yutaka Takanashi.  A partir del segundo número contó con la participación de Daido Moriyama.

La aparición de la revista significó una sacudida en el campo de la fotografía, en especial porque asumieron su práctica como la búsqueda y ejercicio de un lenguaje alternativo.

Provoke y la búsqueda de un lenguaje alternativo Provoke es la consecuencia de un proceso de transformación del lenguaje fotográfico que se inicia en Japón a finales de los cincuenta y alcanza hasta principios de los setenta del siglo XX. Esta transformación estuvo motivada por los cambios económicos, sociales y culturales que ocurrieron en Japón luego de la rendición y posterior ocupación estadounidense.

Una primera manifestación de estos cambios en la fotografía nipona se produjo en 1957 con la exposici…

Xu Bing: el poder de las palabras

Xu Bing(Chongqing, China, 1955) es un artista con una destacada trayectoria en la instalación, la caligrafía y la impresión. A través de estos medios se ha concentrado en estudiar principalmente la dimensión política de las palabras y los textos. Su condición de artista contemporáneo de una nación no occidental como China lo ha llevado a explorar las limitaciones y aperturas del lenguaje desde el punto de vista de la interrelación social y el entendimiento que tenemos del mundo.