Ir al contenido principal

Monumento a José de Ribera


Estatua de José de Ribera, por Mariano Benlliure, ubicada en la plaza del poeta Llorente en Valencia
Mariano Benlliure. Monumento a José de Ribera, 1887

Un Ribera romántico y decidido

El monumento al pintor José de Ribera se encuentra en la plaza del poeta Llorente, entre la iglesia del Temple y la calle del pintor López. Como principal atractivo sobresale la estatua, creación de Mariano Benlliure (Valencia, 1862-Madrid, 1947), quien representó a Ribera mientras ejecutaba una pintura. La paleta en la mano izquierda, a la altura de la cintura, el pincel en la derecha y una pierna adelantada, denotan la actitud decidida del artista frente al motivo imaginario de su obra. Una ligera despreocupación por su vestimenta, la espada envainada y el famoso botón desprendido en la camisa, confirman una disposición entre desenfadada y romántica, al igual que la máxima concentración que dedicaba a su trabajo.

Reconocimiento de los artistas valencianos

La idea de la escultura surgió en 1886 para celebrar el tercer centenario del nacimiento de Ribera, cuya fecha se asumía entonces erróneamente en 1588. A tal fin, varios artistas valencianos cedieron algunas de sus obras para ser subastadas y con lo recaudado poder iniciar la gestión del monumento. Aquel año, el Ateneo Científico, Literario y Artístico de Valencia encargó la estatua a Benlliure, quien la modeló en yeso en su taller de Roma. En 1887, la escultura fue fundida en bronce en el taller de Aquiles Crescenzi, uno de los más importantes de Italia.

Una obra maestra de Mariano Benlliure

Un vaciado en yeso de la obra fue presentado en la Exposición Nacional de Bellas Artes de Madrid, en 1887 y recibió una medalla de oro en su categoría. El 12 de enero del año siguiente, la versión en bronce fue instalada públicamente sobre un pedestal de mármol de Carrara. Primero estuvo en la plaza del Temple, a unos pocos metros de su ubicación actual. A principios del siglo XX fue trasladada hasta la plaza de Castelar y a comienzos de la década del treinta se decidió su emplazamiento definitivo en la plaza del poeta Llorente. La planta del pedestal es octogonal y en sus lados se distinguen los escudos de Valencia, Xátiva y la Real Academia de San Carlos. En el lado principal se aprecia la inscripción “A Ribera”.


José de Ribera (Xátiva, Valencia, 1591-Nápoles, 1652) es considerado uno de los mejores pintores del Siglo de Oro. A pesar de esa fama es poco lo que sabe de sus primeros años en su tierra natal. En tal sentido, este monumento fue no solo un homenaje por parte de la comunidad de artistas valencianos sino además un esfuerzo valioso en acercar a sus coterráneos la figura del notable pintor setabense.

Datos técnicos:
Mariano Benlliure
(Valencia, 1862-Madrid, 1947)
José de Ribera, 1887
Bronce

También te puede interesar (enlaces patrocinados):
José de Ribera: San Jerónimo estudiando. X. Company y M. A. Argelich. Universidad de Lleida, 2013. 44 páginas.

Comentarios

lo más visto

Tiempos convulsos. Historias y microhistorias en la colección del IVAM

El Institut Valencià d’Art Modern (IVAM) está ofreciendo un nuevo acercamiento a su colección. Esta vez lo hace a partir de artistas que miraron el mundo desde la realidad de la calle, las contradicciones sociales y la crisis de esperanza. Muchas de las obras que participan en esta exposición coinciden en el uso de imágenes y recursos técnicos propios de la sociedad industrial y la cultura de masas, lo que explica la relevancia en la selección de la vertiente británica del pop art y el realismo más crítico del ámbito español.

Como el título de la muestra indica, "Tiempos convulsos" sigue una doble lectura de la historia. Por una parte, se centra en conflictos como las dos Guerras Mundiales, la Guerra Civil española, y los mecanismos para construir y subvertir el imaginario del héroe y de los gobiernos represivos. La otra lectura atiende a una política de menor escala, donde se incluyen asuntos que solían considerarse del ámbito de la vida privada de las personas, pero que d…

Nicolás Ortigosa. Todo es cuestión de confianza

Nicolás Ortigosa (Logroño, 1983) trae a Bombas Gens Centre d’Art un conjunto de obras fechado entre 2002 y 2018. El grueso de la selección proviene de una interpretación de La Divina Comedia de Dante Alighieri, que el riojano realizó entre 2005 y 2014. En este período, el artista llevó al papel, de una manera rauda e impulsiva, sus impresiones de la lectura del célebre poema.

Por ello, a diferencia de las clásicas ilustraciones de Botticelli, Doré o Dalí, el trabajo de Ortigosa sigue una impronta más libre y subjetiva. Como consecuencia, el resultado, si bien parte de un referente concreto, tiene consecuencias formales que remiten claramente a la abstracción. La serie, perteneciente a la Colección Per Amor a l'Art, se compone de 89 dibujos y grabados, y al igual que la obra del poeta italiano está dividida en Infierno, Purgatorio y Paraíso.

Los dieciséis años de carrera artística de Ortigosa que cubre la exposición se completan con otras creaciones de fecha más reciente. Estos di…

Julian Opie

El mundo contemporáneo se halla ante un exceso de imágenes producto de la masificación de la cámara fotográfica y el auge de las redes sociales. Esta situación revela nuestra incapacidad para lidiar con el enorme tamaño que ha adquirido la iconosfera moderna. Tales premisas podrían ser útiles para abordar el esfuerzo de Julian Opie (Londres, 1958) en generar una imagen simplificada de la figura humana que estabilice en la memoria su infinita variedad sin menoscabar la singularidad del motivo representado. Simultáneamente, este interés ha estado acompañado de un empeño en desmontar las tensiones entre nociones de alta cultura y cultura popular, originalidad y autoría, lo cotidiano y lo ideal.

Julian Opie ha alcanzado el reconocimiento internacional por un planteamiento desprejuiciado e irreverente de la figura humana. Este enfoque le ha permitido crear una suerte de síntesis extrema de la realidad, caracterizada por un estilo lineal y colorido que combina lo lúdico y lo relajado. Tale…