Ir al contenido principal

Juan Downey. El blanco espacio de la conciencia


La producción de Juan Downey se desenvolvió en distintos medios. En el vídeoarte es considerado uno de los pioneros. A lo largo de la década del sesenta del siglo XX, Downey estudió mediante soportes electrónicos los flujos de transmisión de datos y el proceso de la comunicación como una vía para “hacer visibles los sistemas invisibles de la energía”. En el campo específico del vídeo, una década después, se propuso llevar más lejos la esencia colectiva de su propuesta y abordar la potencialidad simbólica de los cruces culturales a lo largo de varias regiones del continente americano.

De este artista, nacido en Santiago de Chile en 1940 y fallecido en Nueva York en 1993, se está presentando en la galería Espaivisor la muestra “El blanco espacio de la conciencia”. El proyecto reúne una breve selección de obras que permite dar cuenta del carácter político que acompañó siempre el trabajo de Downey. La muestra se basa en una serie de fotomontajes y dibujos realizados entre 1976 y 1978, además de los vídeos The Abandoned Shabono (1978) y The Laughing Alligator (1977) que recogen parte de la incursión del artista en la comunidades indígenas del Alto Orinoco. Allí confluyen algunas contradicciones que quiso revelar como son la inestable frontera que separa la objetividad científica y la subjetividad del autor, o el cruce entre lo ancestral aborigen y la tecnología actual del hombre blanco.

La pertinencia y el valor de la obra de Downey ya era conocida en Valencia gracias a la gran retrospectiva que organizó el Instituto Valenciano de Arte Moderno en 1998. En aquel momento se pudo conocer por primera vez en territorio europeo los aspectos centrales del discurso del artista chileno: la revisión de las políticas de identidad, el cuestionamiento de la supuesta condición objetiva del documental y el perfil esperanzador de las tecnologías en la lucha del ser humano por su emancipación. Estos aspectos, entre otros que nutren el complejo entramado del trabajo de Downey, resultan útiles para revisar el papel que la ciencia, la tecnología y la naturaleza están cumpliendo hoy en día en la búsqueda de un nuevo paradigma de conciencia para la humanidad.

"Juan Downey. El blanco espacio de la conciencia". Espaivisor. Del 1 de febrero al 22 de marzo de 2019. Más información en: espaivisor.com.

Comentarios

lo + visto

Xu Bing: el poder de las palabras

Xu Bing(Chongqing, China, 1955) es un artista con una destacada trayectoria en la instalación, la caligrafía y la impresión. A través de estos medios se ha concentrado en estudiar principalmente la dimensión política de las palabras y los textos. Su condición de artista contemporáneo de una nación no occidental como China lo ha llevado a explorar las limitaciones y aperturas del lenguaje desde el punto de vista de la interrelación social y el entendimiento que tenemos del mundo.

El legado del fotógrafo Humberto Rivas se muestra en La Nau

El Centre Cultural La Nau está presentando una exposición del fotógrafo argentino Humberto Rivas,  donde se aprecian los orígenes y alcances de una obra que resulta esencial para comprender el proceso de renovación por el que atravesó la fotografía en España hasta conseguir su reconocimiento como expresión artística.

Gran parte de la obra de Humberto Rivas (Buenos Aires, 1937-Barcelona, 2009) fue realizada en España. En ella sobresale la investigación del retrato y la ciudad de un modo que aunque se excluyen el uno del otro, al final tienden a complementarse desde sus respectivas ausencias. Como resultado, en sus imágenes el sujeto se aprecia como sometido a una descripción descarnada de la que siempre emerge la posibilidad de un misterio.


Organizada por la Fundación Mapfre, la exposición sigue una secuencia cronológica y está dividida en dos salas. En la primera se muestran los inicios del autor en Argentina, donde destacan las imágenes de su carpeta Norte (1974) antecedida por la p…

Fernand Léger: alegrías esenciales

Fernand Léger (1881-1955) es un referente singular del arte del siglo XX. Por una parte, su trayectoria posee la densidad de quien se planteó reconocer desde la pintura las contradicciones que la insurgencia de la vida moderna iba dejando a su paso. Al mismo tiempo, esto lo hizo con una riqueza vital y un optimismo que serían el sustento expresivo de su trabajo.

Estos dos aspectos en la producción del artista son el hilo conductor de la exposición que presenta actualmente el Institut Valencià d'Art Modern (IVAM). En ella es posible entender cómo los acelerados cambios sociales y urbanos que ocurrieron en la metrópolis francesa a principios del siglo pasado, no sólo modificaron el inventario de temas que podía ser tratado en la pintura, sino incluso el lenguaje plástico y el espacio pictórico necesarios para hacerlo.

Para este proyecto, que ha sido coproducido por el Ivam y la Tate Liverpool, se han reunido más de cincuenta pinturas, dibujos, libros, diseño de estampados textiles,…