Ir al contenido principal

El país que fascinó a Jean Dieuzaide



El Museu Valencià d’Etnologia está presentando la exposición “El país que va fascinar Jean Dieuzaide”, una muestra que reúne el trabajo de este importante fotógrafo documental en la región valenciana a principios de los años cincuenta del siglo XX.

Se trata de un amplio grupo de obras reunidas en dos plantas del espacio expositivo que ofrecen una visión muy completa del territorio, las tradiciones y los modos de vida de una Valencia desconocida o ya distante en la memoria.

Jean Dieuzaide (Grenade, Francia, 1921-Toulouse, Francia, 2003) fue un reconocido fotógrafo formado en el periodismo y el género documental, cuyo estilo combina la fidelidad del registro con un sobrio componente personal y subjetivo.

Dieuzaide se dio a conocer con un reportaje sobre la liberación de Toulouse en la Segunda Guerra Mundial en agosto de 1944, el cual se hizo célebre por incluir el que sería el primer retrato oficial de Charles de Gaulle.

En 1946 entró a formar parte de la agencia Rapho, que contaba entre sus miembros con Robert Doisneau, Édouard Boubat y Jean-Philippe Charbonnier, entre otros importantes fotógrafos.

Durante este tiempo colaboró con varios periódicos hasta que en 1951 decide convertirse en fotógrafo independiente.


Este año emprende un viaje por España, Portugal y Turquía que le permite recoger importantes testimonios gráficos de la vida en esa época, y que hoy son de gran valor para entender la sociedad preindustrial europea de mediados del siglo XX.

En este periplo, Dieuzaide tuvo también la oportunidad de conocer a Salvador Dalí, de quien hizo el famoso retrato donde el pintor aparece sumergido con el agua hasta el cuello.

En julio de 1951, ya en territorio valenciano, se sintió atraído por aquellos parajes y sus gentes que contrastaban anacrónicamente con el ascenso moderno del resto de Europa occidental.

El espíritu de la provincia española en el período que abarca la exposición se expresa en un recorrido en sala que aborda muchas de las actividades y costumbres arraigadas particularmente en la cultura de la Comunidad Valenciana.

Es por esta razón que la muestra constituye una valiosa oportunidad para descubrir y recordar a los hombres y mujeres de aquellos tiempos, y a la manera como el territorio y lo cotidiano llegaron a moldear sus miradas, la determinación de sus cuerpos y las texturas de la piel.

Desde ese espacio sensible y memorioso del registro fotográfico es viable una reflexión que valore con más amplio sentido el peso del pasado y su presencia definidora en el presente y futuro de la sociedad valenciana.

“El país que va fascinar Jean Dieuzaide”. Museu Valencià d’Etnologia. Corona, 36. Valencia, España. Del 14 de junio al 10 de septiembre de 2017. Comisario: Nelo Cerdà.


También te puede interesar:
Jean Dieuzaide (2004). Une vie de photographes. Temps il fait.


Comentarios

lo más visto

Un cómic para acercar el arte a los estudiantes

El problema del aburrimiento en el arte, por lo menos desde el punto de vista de la enseñanza de la historia, parece que tiene que ver con la manera de transmitir el conocimiento y no tanto con los contenidos.

Para muchos estudiantes las clases resultan monótonas, y esto puede deberse a la falta de imaginación del maestro o a una falsa severidad con la que se cree se deben tratar estos temas. Esta dificultad en la enseñanza acarrea, tarde o temprano, el peligro de un desconocimiento del pasado simbólico y una pérdida de valor del patrimonio cultural que inciden seriamente en el desarraigo social.

Una solución a esta problemática pasaría por emplear otras herramientas de enseñanza, capaces de generar entusiasmo y que por el hecho de ser divertidas no subestimen la importancia de los contenidos impartidos.

Enseñar con imaginación En torno a estas ideas se ubica el libro Historia del arte en cómic. El mundo clásico (enlace patrocinado), que ha escrito e ilustrado el profesor Pedro Cifue…

Nicolás Ortigosa. Todo es cuestión de confianza

Nicolás Ortigosa (Logroño, 1983) trae a Bombas Gens Centre d’Art un conjunto de obras fechado entre 2002 y 2018. El grueso de la selección proviene de una interpretación de La Divina Comedia de Dante Alighieri, que el riojano realizó entre 2005 y 2014. En este período, el artista llevó al papel, de una manera rauda e impulsiva, sus impresiones de la lectura del célebre poema. Por ello, a diferencia de las clásicas ilustraciones de Botticelli, Doré o Dalí, el trabajo de Ortigosa sigue una impronta más libre y subjetiva. Como consecuencia, el resultado, si bien parte de un referente concreto, tiene consecuencias formales que remiten claramente a la abstracción. La serie, perteneciente a la Colección Per Amor a l'Art, se compone de 89 dibujos y grabados, y al igual que la obra del poeta italiano está dividida en Infierno, Purgatorio y Paraíso.

Los dieciséis años de carrera artística de Ortigosa que cubre la exposición se completan con otras creaciones de fecha más reciente. Estos di…

Europa como un puzzle, según la mirada de Jean-Christophe Béchet

A pesar de que las obras están claramente alineadas, la sensación después de recorrer la exposición de Jean Christophe-Béchet en el Centre del Carme de Valencia, es realmente la de un puzzle. Béchet ha reunido un grupo de fotografías sobre sitios y personas de Europa tomadas a lo largo de casi tres décadas. El resultado es de una variedad y complejidad que dista mucho de la clásica imagen turística. La incertidumbre, presente a medida que se observan las fotografías, proviene de lo relativo que resulta hoy en día la definición de frontera. Así lo entiende este fotógrafo francés, para quien las historias personales y los ambientes cotidianos son más importantes que la visión hegemónica de los relatos nacionales. En atención a esas microhistorias que actúan como elementos de cohesión, Béchet se interesa por los mitos que perviven gracias a las artes visuales, la música o la poesía.

Una visión de Europa entre el espíritu documental y la inspiración poética Jean-Christophe Béchet (Marse…