Ir al contenido principal

Obras singulares de maestros contemporáneos

Vista del panel de entrada de la exposición. Foto: analítica

La exposición "Obras singulares de maestros contemporáneos" reúne una cuidada selección de trabajos de 28 artistas venezolanos activos desde la segunda mitad del siglo XX hasta el presente. Desplegadas en dos plantas del edificio de la Galería Freites, el público podrá apreciar un conjunto de pinturas, esculturas, dibujos y estampas, realizadas en diferentes formatos, algunas de ellas con verdaderas dimensiones de museo. Los artistas convocados para esta curaduría de María Luz Cárdenas fueron, entre otros, Jacobo Borges, Omar Carreño, Sigfredo Chacón, Carlos Cruz-Díez, Ángel Hurtado, Humberto Jaimes Sánchez, Marisol, Alirio Palacios, Héctor Poleo, Alirio Rodríguez y Jesús Rafael Soto.

Las últimas semanas del año las galerías suelen echar mano de sus fondos de obras y planificar exposiciones colectivas que resultan útiles para revisar su perfil y trayectoria. En algunas ocasiones, el resultado es de una calidad y amplitud conceptual que se podría equiparar al estándar de un museo. En el caso venezolano, este logro es particularmente sensible cuando se observa la crisis de nuestros museos desde la doble óptica de las limitaciones ideológicas que constriñen una verdadera gestión curatorial autónoma, y de la merma en visitantes provocada por la politización del espacio urbano, la inseguridad y la crisis económica.

Aunque las galerías no pueden sustituir la acción de los museos porque, entre otras razones, carecen del sustrato histórico, patrimonial y cultural de las colecciones públicas, sí pueden ofrecer aproximaciones convincentes como este panorama de las artes visuales venezolanas de la segunda mitad del siglo XX y las décadas recientes. Con este fin la curaduría organizó un diálogo de temas que se entrecruzan en sala, los cuales abordan la relación sensible con la naturaleza y el paisaje; la exploración subjetiva y libre de la representación, en especial de la figura humana; y finalmente la investigación del espacio como concepto artístico autónomo.

Como suele suceder, se podrían señalar ausencias notables. Sin embargo, estas carencias se compensan momentáneamente por el peso histórico de los autores convocados, quienes brindan una magnífica introducción a este periodo. Con respecto a las obras, la exposición aúna el placer y la grata sorpresa al congregar una ambiciosa selección que incluye algunos trabajos inéditos o que en los últimos años eran asequibles solo en publicaciones. De esta manera, frente a las limitaciones de programación o servicios que afectan a los museos nacionales, esta muestra representa una valiosa visión parcial de la historia del arte moderno y contemporáneo en Venezuela.


"Obras singulares de maestros contemporáneos". Galería Freites. Calle Orinoco, entre Monterrey y Jalisco, Las Mercedes. Caracas. Desde el 19 de noviembre de 2016. Curadora: María Luz Cárdenas.

Comentarios

lo más visto

Carmen Calvo. Los cielos están cosidos

Los comienzos de Carmen Calvo (Valencia, 1950) están influidos por el pop art, debido en parte a su cercanía con el también valenciano Equipo Crónica. No obstante, la artista orientó luego su trabajo hacia una visión del objeto definida por el carácter único que pueden otorgarle la memoria y la nostalgia. Este tratamiento la ha llevado al manejo de pequeñas piezas, algunas a modo de vestigio, que ella distribuye en el espacio o en la superficie de la obra. Con esa idea del objeto, Calvo se ha convertido en uno de los referentes actuales en la conceptualización del fragmento y ha extendido su búsqueda a una amplia gama de materiales.

La artista está exponiendo actualmente en Valencia la obra “Los cielos están cosidos”, una intervención a gran escala para la fachada del Institut Valencià d’Art Modern (IVAM). Se trata de una fotografía de ochenta metros cuadrados, tratada a modo de collage, donde predomina un rostro femenino. Sobre la cara, un hilo o cuerda aparece dispuesto de un modo …

Lettera 22

En esa especie de autobiografía intelectual que es Menos que uno, Joseph Brodsky refiere lo que le motivó a escribir en inglés. Era el verano de 1977 y ya habían pasado cinco años desde el inicio de su exilio estadounidense.

Además de dedicarse a hacer ensayos, traducciones y algún poema en su nueva lengua, el propósito principal del poeta ruso era aproximarse a quien consideraba la mente más privilegiada del siglo XX: Wystan Hugh Auden.

Sin embargo, y este es el detalle que ahora nos interesa, para confirmar su determinación Brodsky se fue hasta una tienda en la sexta avenida de Nueva York y una vez allí se compró una Lettera 22.


La Lettera 22 era una máquina de escribir portátil fabricada por la empresa italiana Olivetti. Fue diseñada por Marcello Nizzoli en 1949, un laureado diseñador y arquitecto, quien también creó otros objetos célebres como la máquina de coser Mirella para Necchi.

La principal promesa de la Lettera 22 era su portabilidad y en aquella época tal cualidad se expr…

Anzo. Aislamientos

En los años sesenta, el contexto de agitación antifranquista que irrumpió en Valencia dio lugar a la creación de grupos como Estampa Popular de Valencia, del que José Iranzo Almonacid -Anzo- (Utiel, 1931-Valencia, 2006) fue miembro fundador. Esta filiación ejerció una gran influencia en el devenir plástico y conceptual de su trabajo, el cual contó con el favor de la crítica durante esta década y la siguiente.

En esta época, España asumía un proceso de modernización cuyo motor económico se centró en el fomento del turismo. Esto implicó una cierta apertura por parte de la dictadura que fue aprovechada por Estampa Popular para filtrar su arte de crítica social. Tal cuestionamiento se orientó también al papel que las mejoras económicas tuvieron en la aparición de un sector industrial, empresarial y de servicios hasta entonces inédito.


Estos últimos aspectos, en especial su deriva tecnológica, fueron de gran interés para Anzo, quien mediante un hábil manejo de los recursos del pop art pud…