Ir al contenido principal

El papagayo de Humboldt. Voces indígenas


La Caja del Centro Cultural Chacao está presentando la muestra "El papagayo de Humboldt. Voces indígenas", una instalación sonora conformada por doce obras a cargo de quince artistas internacionales.

Organizada por el curador alemán Alfons Hug, la exposición, que cuenta con el auspicio del Goethe Institute, reúne los trabajos de Adriana Barreto (Brasil), Muu Blanco (Venezuela), Sonia Falcone y José Laura Yapita (Bolivia), José Huamán Turpo (Perú), Rainer Krause (Chile), Fabiano Kueva (Ecuador), Sofía Medici y Laura Kalauz (Argentina), Erika Meza (Paraguay) y Javier López (Cuba), Priscilla Monge (Costa Rica), Sandra Monterroso (Guatemala), Ellen Slegers (Alemania) y Gustavo Tabares (Uruguay).

Hay estudios que afirman que en promedio cada pocas semanas desaparece una lengua debido a que los niños no la aprenden y quienes la hablan dejan de usarla. En América Latina existen aproximadamente 600 lenguas nativas, de las cuales dos tercios se encuentran bajo amenaza. Las causas de esta situación obedecen a dinámicas sociales, culturales y económicas en las que unos contenidos y modos dominantes sobrepasan a otros que ceden su vigencia. El problema, que se manifiesta no solo en América del Sur sino también en Europa, tiene entre sus consecuencias más importantes la pérdida de identidad de esos pueblos.

Para sensibilizar sobre este problema, la curaduría rescató la anécdota que narra que en su expedición por el Orinoco, Alexander von Humboldt compró un papagayo que había sido el trofeo de una guerra entre tribus. Al científico alemán le resultó curioso que el ave pronunciaba solo las palabras del bando exterminado, cuyo sonido Humboldt anotó como último vestigio de esa lengua ya desaparecida. En torno a la potencia simbólica de aquella escena, la selección privilegió la afinidad de los artistas con las lenguas indígenas, su relevancia histórica y cultural, el peligro de extinción latente y el atractivo estético de las propuestas.

En sala el despliegue visual es mínimo y el murmullo que predomina se define según el visitante se acerca a las campanas que reproducen el audio en lengua autóctona. Allí un texto con la traducción al castellano completa la experiencia que muestra la sonoridad y la realidad contenida en esas voces amenazadas. La exposición permite conocer una propuesta que ha recorrido varios países de América Latina luego de su presentación en la Bienal de Venecia de 2015, donde destacó por este formato inusual para concienciar acerca de problemas tan urgentes como la suerte del acervo simbólico de nuestras comunidades originarias.

"El papagayo de Humboldt. Voces indígenas". La Caja. Centro Cultural Chacao. Avenida Tamanaco, entre calle Mohedano y avenida El Parque, Chacao. Caracas. Del 13 de noviembre de 2016 al 8 de enero de 2017. Curador: Alfons Hug.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Joan Pellicer. La sabiduría de nuestras plantas

Vistas de la exposición "Joan Pellicer. La sabiduría de nuestras plantas" en el Museu Valencià d'Etnologia. Todas las fotos: arte de cercanías. Joan Pellicer i Bataller nació en Bellreguard (Valencia) el 10 de julio de 1947. En los años ochenta inició un amplio proyecto de investigación sobre la vegetación que lo llevó a documentar los usos tradicionales de las plantas de la región valenciana. Formado como médico, orientó su trabajo hacia el estudio de la botánica y la etnología en las Comarcas Centrales de la Comunidad Valenciana, también conocidas como Diània. Allí, durante más de treinta y cinco años, Pellicer combinó la labor de ciencia con trabajos de campo a los que incorporaba entrevistas que hacía a las personas de las zonas que investigaba. Estos estudios perfilaron una dimensión particular de la medicina popular, a la que se sumaron elementos de la literatura y los mitos locales. Con esta información pudo documentar un amplio y rico contexto cultur

El arte comprometido de Isabel Oliver

Isabel Oliver. De la serie El juego , 1973 Isabel Oliver (Valencia, 1946) inicia su carrera artística en la década del setenta, en la vertiente figurativa española que aunaba el pop art y la crítica social. Ese contacto con la realidad se vio marcado por una preocupación feminista que reveló en su pintura situaciones incómodas acerca del lugar de la mujer en la sociedad. Son ideas que se aprecian en su serie titulada precisamente “La mujer”, con que evidencia además el vacío que sus colegas de generación hicieron con frecuencia en torno a este tema. Isabel Oliver.  Cosmética  y La familia . De la serie La mujer , 1973. Foto del autor El juego para entender el funcionamiento de la sociedad El empeño crítico continúa en series como “El juego”, mediante la que plantea revisar los códigos del comportamiento ciudadano. Por esta vía, la artista atiende a las circunstancias políticas de la sociedad española de mediados de los setenta. Visto en un contexto más amplio, la

Carmen Calvo. Los cielos están cosidos

Carmen Calvo. Los cielos están cosidos , 2019 Los comienzos de Carmen Calvo (Valencia, 1950) están influidos por el pop art , debido en parte a su cercanía con el también valenciano Equipo Crónica . No obstante, la artista orientó luego su trabajo hacia una visión del objeto definida por el carácter único que pueden otorgarle la memoria y la nostalgia. Este tratamiento la ha llevado al manejo de pequeñas piezas, algunas a modo de vestigio, que ella distribuye en el espacio o en la superficie de la obra. Con esa idea del objeto, Calvo se ha convertido en uno de los referentes actuales en la conceptualización del fragmento y ha extendido su búsqueda a una amplia gama de materiales. La artista está exponiendo actualmente en Valencia la obra “Los cielos están cosidos”, una intervención a gran escala para la fachada del Institut Valencià d’Art Modern (IVAM). Se trata de una fotografía de ochenta metros cuadrados, tratada a modo de collage, donde predomina un rostro femenino. Sobr