Ir al contenido principal

El papagayo de Humboldt. Voces indígenas

Los Selk'nam

La Caja del Centro Cultural Chacao está presentando la muestra "El papagayo de Humboldt. Voces indígenas", una instalación sonora conformada por doce obras a cargo de quince artistas internacionales. Organizada por el curador alemán Alfons Hug, la exposición, que cuenta con el auspicio del Goethe Institute, reúne los trabajos de Adriana Barreto (Brasil), Muu Blanco (Venezuela), Sonia Falcone y José Laura Yapita (Bolivia), José Huamán Turpo (Perú), Rainer Krause (Chile), Fabiano Kueva (Ecuador), Sofía Medici y Laura Kalauz (Argentina), Erika Meza (Paraguay) y Javier López (Cuba), Priscilla Monge (Costa Rica), Sandra Monterroso (Guatemala), Ellen Slegers (Alemania) y Gustavo Tabares (Uruguay).

Hay estudios que afirman que en promedio cada pocas semanas desaparece una lengua debido a que los niños no la aprenden y quienes la hablan dejan de usarla. En América Latina existen aproximadamente 600 lenguas nativas, de las cuales dos tercios se encuentran bajo amenaza. Las causas de esta situación obedecen a dinámicas sociales, culturales y económicas en las que unos contenidos y modos dominantes sobrepasan a otros que ceden su vigencia. El problema, que se manifiesta no solo en América del Sur sino también en Europa, tiene entre sus consecuencias más importantes la pérdida de identidad de esos pueblos.

Para sensibilizar sobre este problema, la curaduría rescató la anécdota que narra que en su expedición por el Orinoco, Alexander von Humboldt compró un papagayo que había sido el trofeo de una guerra entre tribus. Al científico alemán le resultó curioso que el ave pronunciaba solo las palabras del bando exterminado, cuyo sonido Humboldt anotó como último vestigio de esa lengua ya desaparecida. En torno a la potencia simbólica de aquella escena, la selección privilegió la afinidad de los artistas con las lenguas indígenas, su relevancia histórica y cultural, el peligro de extinción latente y el atractivo estético de las propuestas.

En sala el despliegue visual es mínimo y el murmullo que predomina se define según el visitante se acerca a las campanas que reproducen el audio en lengua autóctona. Allí un texto con la traducción al castellano completa la experiencia que muestra la sonoridad y la realidad contenida en esas voces amenazadas. La exposición permite conocer una propuesta que ha recorrido varios países de América Latina luego de su presentación en la Bienal de Venecia de 2015, donde destacó por este formato inusual para concienciar acerca de problemas tan urgentes como la suerte del acervo simbólico de nuestras comunidades originarias.


"El papagayo de Humboldt. Voces indígenas". La Caja. Centro Cultural Chacao. Avenida Tamanaco, entre calle Mohedano y avenida El Parque, Chacao. Caracas. Del 13 de noviembre de 2016 al 8 de enero de 2017. Curador: Alfons Hug.

Comentarios

lo más visto

Tiempos convulsos. Historias y microhistorias en la colección del IVAM

El Institut Valencià d’Art Modern (IVAM) está ofreciendo un nuevo acercamiento a su colección. Esta vez lo hace a partir de artistas que miraron el mundo desde la realidad de la calle, las contradicciones sociales y la crisis de esperanza. Muchas de las obras que participan en esta exposición coinciden en el uso de imágenes y recursos técnicos propios de la sociedad industrial y la cultura de masas, lo que explica la relevancia en la selección de la vertiente británica del pop art y el realismo más crítico del ámbito español.

Como el título de la muestra indica, "Tiempos convulsos" sigue una doble lectura de la historia. Por una parte, se centra en conflictos como las dos Guerras Mundiales, la Guerra Civil española, y los mecanismos para construir y subvertir el imaginario del héroe y de los gobiernos represivos. La otra lectura atiende a una política de menor escala, donde se incluyen asuntos que solían considerarse del ámbito de la vida privada de las personas, pero que d…

Nicolás Ortigosa. Todo es cuestión de confianza

Nicolás Ortigosa (Logroño, 1983) trae a Bombas Gens Centre d’Art un conjunto de obras fechado entre 2002 y 2018. El grueso de la selección proviene de una interpretación de La Divina Comedia de Dante Alighieri, que el riojano realizó entre 2005 y 2014. En este período, el artista llevó al papel, de una manera rauda e impulsiva, sus impresiones de la lectura del célebre poema.

Por ello, a diferencia de las clásicas ilustraciones de Botticelli, Doré o Dalí, el trabajo de Ortigosa sigue una impronta más libre y subjetiva. Como consecuencia, el resultado, si bien parte de un referente concreto, tiene consecuencias formales que remiten claramente a la abstracción. La serie, perteneciente a la Colección Per Amor a l'Art, se compone de 89 dibujos y grabados, y al igual que la obra del poeta italiano está dividida en Infierno, Purgatorio y Paraíso.

Los dieciséis años de carrera artística de Ortigosa que cubre la exposición se completan con otras creaciones de fecha más reciente. Estos di…

Julian Opie

El mundo contemporáneo se halla ante un exceso de imágenes producto de la masificación de la cámara fotográfica y el auge de las redes sociales. Esta situación revela nuestra incapacidad para lidiar con el enorme tamaño que ha adquirido la iconosfera moderna. Tales premisas podrían ser útiles para abordar el esfuerzo de Julian Opie (Londres, 1958) en generar una imagen simplificada de la figura humana que estabilice en la memoria su infinita variedad sin menoscabar la singularidad del motivo representado. Simultáneamente, este interés ha estado acompañado de un empeño en desmontar las tensiones entre nociones de alta cultura y cultura popular, originalidad y autoría, lo cotidiano y lo ideal.

Julian Opie ha alcanzado el reconocimiento internacional por un planteamiento desprejuiciado e irreverente de la figura humana. Este enfoque le ha permitido crear una suerte de síntesis extrema de la realidad, caracterizada por un estilo lineal y colorido que combina lo lúdico y lo relajado. Tale…