El viaje fotográfico de Pierre Verger por la España republicana


Pierre Verger. Gitana, Granada, 1935.  Fundação Pierre Verger

En 1935, Pierre Verger (París, 1902-Salvador de Bahía, Brasil, 1996) comenzó un viaje en bicicleta por la costa del Mediterráneo. Tenía poco más de treinta años y habían pasado tres desde el momento en que decidió abandonar las comodidades de una vida burguesa para dedicarse a sus dos pasiones: los viajes y la fotografía.

En España, Verger visitó distintas ciudades en un recorrido que se inició en Portbou, en los límites con Francia, y terminó en Cádiz. Provisto de una cámara Rolleiflex, fotografió paisajes, calles, edificios, junto con las actividades cotidianas de las personas que encontró a su paso. Fueron varias las ciudades donde este errante infatigable dejó la huella de su mirada: Barcelona, Valencia, Elche, Granada, Córdoba, Málaga o Ronda.

Pierre Verger. Triana, Sevilla, 1935. Fundação Pierre Verger

Bajo el título “Pierre Verger. Un viaje fotográfico por la España republicana”, el Museu Valencià de la Il·lustració i de la Modernitat (MuVIM) ha reunido un extenso y valioso cuerpo de trabajo. Son imágenes provenientes de la Fundação Pierre Verger, y entre ellas sobresalen las dedicadas al Raval de Barcelona o a la antigua iglesia de San Pascual de Villarreal.

La selección incluye también vistas de las Cuevas de Paterna y del puerto de Valencia, además del Ayuntamiento de Alicante y el Palmeral de Elche. En Murcia, Verger fotografió la iglesia de San Juan de Lorca, y ya en Andalucía se detuvo en La Alhambra de Granada y la Real Fábrica de Tabacos de Sevilla. Al final de su periplo, posiblemente de regreso a Francia, pasó por Madrid donde hizo tomas de la Gran Vía.

Pierre Verger. Paterna, 1935. Fundação Pierre Verger

Pierre Verger tenía vocación de nómada. Antes del viaje por España ya había recorrido buena parte del planeta. La fotografía le acompañó siempre y fue gracias a la publicación en revistas como Paris Match, Daily Mirror y Life que pudo costear sus expediciones. Fruto de sus viajes y la atención que prestaba al folclor y las tradiciones de los sitios que visitaba, se fue interesando en temas de una antropología exótica.

En esa línea van sus filiaciones surrealistas con el poeta Jacques Prévert, así como sus acercamientos al Museo de Etnografía del Trocadero. En 1946, llegó a Brasil, donde de inmediato fue seducido por la tranquilidad y la riqueza cultural de Salvador de Bahía. Allí decidió establecerse para dedicarse al estudio de las deidades del Candomblé. Al cabo de unos años, luego de una reconversión religiosa, cambió la práctica fotográfica por la escritura sobre asuntos afroamericanos.

“Pierre Verger. Un viaje fotográfico por la España republicana (1935)”. Museu Valencià de la Il·lustració i de la Modernitat (MuVIM). Sala Parpalló. Del 11 de abril al 1 de septiembre de 2019. Más información en: muvim.es.

Comentarios