Ir al contenido principal

El viaje fotográfico de Pierre Verger por la España republicana


Granada. Gitana, 1935. Fundação Pierre Verger

En 1935, Pierre Verger (París, 1902-Salvador de Bahía, Brasil, 1996) comenzó un viaje en bicicleta por la costa del Mediterráneo. Tenía poco más de treinta años y habían pasado tres desde el momento en que decidió abandonar las comodidades de una vida burguesa para dedicarse a sus dos pasiones: los viajes y la fotografía.

En España, Verger visitó distintas ciudades en un recorrido que se inició en Portbou, en los límites con Francia, y terminó en Cádiz. Provisto de una cámara Rolleiflex, fotografió paisajes, calles, edificios, junto con las actividades cotidianas de las personas que encontró a su paso. Fueron varias las ciudades donde este errante infatigable dejó la huella de su mirada: Barcelona, Valencia, Elche, Granada, Córdoba, Málaga o Ronda.

Triana, Sevilla, 1935. Fundação Pierre Verger

Bajo el título “Pierre Verger. Un viaje fotográfico por la España republicana”, el Museu Valencià de la Il·lustració i de la Modernitat (MuVIM) ha reunido un extenso y valioso cuerpo de trabajo. Son imágenes provenientes de la Fundação Pierre Verger, y entre ellas sobresalen las dedicadas al Raval de Barcelona o a la antigua iglesia de San Pascual de Villarreal.

La selección incluye también vistas de las Cuevas de Paterna y del puerto de Valencia, además del Ayuntamiento de Alicante y el Palmeral de Elche. En Murcia, Verger fotografió la iglesia de San Juan de Lorca, y ya en Andalucía se detuvo en La Alhambra de Granada y la Real Fábrica de Tabacos de Sevilla. Al final de su periplo, posiblemente de regreso a Francia, pasó por Madrid donde hizo tomas de la Gran Vía.

Paterna, 1935. Fundação Pierre Verger

Pierre Verger tenía vocación de nómada. Antes del viaje por España ya había recorrido buena parte del planeta. La fotografía le acompañó siempre y fue gracias a la publicación en revistas como Paris Match, Daily Mirror y Life que pudo costear sus expediciones. Fruto de sus viajes y la atención que prestaba al folclor y las tradiciones de los sitios que visitaba, se fue interesando en temas de una antropología exótica.

En esa línea van sus filiaciones surrealistas con el poeta Jacques Prévert, así como sus acercamientos al Museo de Etnografía del Trocadero. En 1946, llegó a Brasil, donde de inmediato fue seducido por la tranquilidad y la riqueza cultural de Salvador de Bahía. Allí decidió establecerse para dedicarse al estudio de las deidades del Candomblé. Al cabo de unos años, luego de una reconversión religiosa, cambió la práctica fotográfica por la escritura sobre asuntos afroamericanos.

“Pierre Verger. Un viaje fotográfico por la España republicana (1935)”. Museu Valencià de la Il·lustració i de la Modernitat (MuVIM). Sala Parpalló. Del 11 de abril al 1 de septiembre de 2019. Más información en: muvim.es.

Comentarios

lo más visto

El arte comprometido de Isabel Oliver

Isabel Oliver (Valencia, 1946) inicia su carrera artística en la década del setenta, en la vertiente figurativa española que aunaba el pop art y la crítica social. Ese contacto con la realidad se vio marcado por una preocupación feminista que reveló en su pintura situaciones incómodas acerca del lugar de la mujer en la sociedad. Son ideas que se aprecian en su serie titulada precisamente “La mujer”, con que evidencia además el vacío que sus colegas de generación hicieron con frecuencia en torno a este tema.


El juego para entender el funcionamiento de la sociedad El empeño crítico continúa en series como “El juego”, mediante la que plantea revisar los códigos del comportamiento ciudadano. Por esta vía, la artista atiende a las circunstancias políticas de la sociedad española de mediados de los setenta. Visto en un contexto más amplio, la serie permite seguir revisando las condiciones generales del juego como un mecanismo que incide en la vida en comunidad.


Un paisaje pop El empleo del…

Fotografía japonesa en torno a Provoke

Provoke fue una revista de fotografía editada en Japón entre 1968 y 1970, período en que sus organizadores sólo llegaron a publicar tres números. Fue fundada por Takuma Nakahira y Koji Taki, junto con Takahiko Okada, Yutaka Takanashi.  A partir del segundo número contó con la participación de Daido Moriyama.

La aparición de la revista significó una sacudida en el campo de la fotografía, en especial porque asumieron su práctica como la búsqueda y ejercicio de un lenguaje alternativo.

Provoke y la búsqueda de un lenguaje alternativo Provoke es la consecuencia de un proceso de transformación del lenguaje fotográfico que se inicia en Japón a finales de los cincuenta y alcanza hasta principios de los setenta del siglo XX. Esta transformación estuvo motivada por los cambios económicos, sociales y culturales que ocurrieron en Japón luego de la rendición y posterior ocupación estadounidense.

Una primera manifestación de estos cambios en la fotografía nipona se produjo en 1957 con la exposici…

Xu Bing: el poder de las palabras

Xu Bing(Chongqing, China, 1955) es un artista con una destacada trayectoria en la instalación, la caligrafía y la impresión. A través de estos medios se ha concentrado en estudiar principalmente la dimensión política de las palabras y los textos. Su condición de artista contemporáneo de una nación no occidental como China lo ha llevado a explorar las limitaciones y aperturas del lenguaje desde el punto de vista de la interrelación social y el entendimiento que tenemos del mundo.