Ir al contenido principal

El Saler per al poble, ara!


La Dehesa del Saler es una franja de arena ubicada a diez kilómetros al sur de Valencia, que separa la Albufera del Mar Mediterráneo. Su vegetación, conformada por un bosque de pinos y por plantas crasas, aloja a las aves que anidan en el canal que la atraviesa y en el marjal de su parte norte. En 1962, las autoridades locales, animadas por el fervor turístico, promovieron un plan para urbanizar este territorio. El comienzo de las obras reveló su efecto pernicioso y dio lugar a fuertes críticas entre biólogos y ambientalistas. En la década del setenta, en plena dictadura, la protesta del movimiento ciudadano se hizo más activa y al amparo del lema “El Saler per al poble” logró más tarde la paralización de las obras.


Para ilustrar esta historia, la Universitat de València está presentando “El Saler per al poble, ara!”, una exposición compuesta por documentos oficiales, manuscritos, posters, fotografías, planos y vídeos, entre otros objetos. El proyecto rememora la lucha ciudadana en contra de los planes urbanísticos realizados en este importante enclave natural de Valencia. Los objetos exhibidos datan de los años sesenta del siglo XX hasta el presente, con algunos proyectos que remiten a finales del XIX. Enmarcada en el treinta aniversario de la declaración de la Albufera como parque natural, la muestra cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Valencia y el patrocinio de Caixa Popular.

Foto: Eduardo Alapont

La exposición está organizada cronológicamente, con capítulos o secciones distribuidas por décadas, en las que se atienden a los proyectos más tempranos no construidos, el análisis del proyecto urbanizador ejecutado, el movimiento ciudadano en los setenta, la paralización del plan y las reivindicaciones que aún están pendientes. Destaca una emisión del programa “Tierra salvaje” de Televisión Española, el cual ayudó a concienciar sobre la singularidad del ecosistema de la Dehesa. De igual modo, son impactantes las imágenes que comparan el paisaje original antes de las obras y los cambios provocados por la implantación de edificios, el campo de golf y el paseo marítimo.


La exposición también pone de relieve el hecho de que esta lucha a pesar de sus victorias, como la declaración del Parc Natural de l’Albufera en 1986, aún tiene puntos pendientes. Entre estos se cuentan la recuperación del entorno natural y la suerte de las edificaciones que hoy quedan en el sector, un aspecto donde la continua participación de los vecinos seguirá siendo será decisiva. En este sentido, el catálogo publicado en ocasión de esta muestra permite actualizar los registros científicos, culturales y sociales que serán esenciales para proyectar las mejoras futuras de este entrañable paisaje valenciano.

“El Saler per al poble, ara!”. Centre Cultural La Nau, Sala Estudi General. Del 31 de mayo al 15 de octubre de 2017. Comisarios: Carles Dolç Soriano, Tito Llopis, Felipe Martínez Llorens, Luis Alberto Perdigón Fernández y Maria Josep Picó Garcés.

Comentarios

Lo más visitado

Nanda Botella. Grietas, franjas y color

La pintura es, por convención, una superficie plana donde se aplican pigmentos para crear formas que son producto de las emociones, vivencias e ideas de un autor, capaces a su vez de estimular emociones e ideas en un espectador que podrá con ellas, eventualmente, explorar o elaborar una interpretación del mundo.

También por convención la pintura ha sido un espacio ilusorio, una clase de territorio del arte cuya independencia con respecto a la realidad cotidiana del espectador era establecida por el marco de la obra, una ventana desde la que se podía proyectar además una enseñanza religiosa, histórica o moral.

Prácticamente la historia del arte contemporáneo comienza con el cuestionamiento de la cualidad ilusoria de la pintura y de la distancia que la alejaba de una descripción más abarcante de la realidad, entendida esta como algo más complejo que lo solo visible.

En un principio, los artistas se dieron a la tarea de introducir temas que desafiaron la tradición moralista del arte, p…

Una eclosión de líneas y colores para conocer y disfrutar del arte abstracto

La búsqueda en Google de “arte abstracto después de la Segunda Guerra Mundial” arrojó como primera opción un sitio que reproduce un trabajo escolar cargado de numerosos errores e imprecisiones. Además de la falta de acierto del famoso buscador para brindar en este caso información relevante y confiable, el resultado de la pesquisa contribuyó a revelar los motivos que siguen haciendo necesario hablar hoy en día de arte abstracto. Se pueden mencionar dos grandes vías de acceso a esta importante manifestación artística: una histórica que permite conocer el contexto social que afectó a los artistas y la influencia que ellos ejercieron de vuelta con su trabajo, pero que lamentablemente se reduce con frecuencia a un anecdotario de fechas y momentos de variable impacto. La otra vía tiene que ver con las estrategias discursivas de sus creadores y con la manera en que a través de las obras se logra influir en la percepción de quien mira y en su relación con el entorno. Esta aproximación requi…

La antigua fábrica de Bombas Gens se convierte en un centro cultural y social

Bombas Gens, factoría dedicada a la producción de bombas hidráulicas que fuera propiedad de Carlos Gens Minguet, se instaló en 1930 en lo que entonces era un entorno de transición entre el campo y la ciudad de Valencia. El proyecto para la sede fue encargado al arquitecto Cayetano Borso di Carminati (Valencia, 1900-1972), quien propuso un discurso moderno y funcional para la distribución de las cinco naves, así como una impronta art decó para el ornamento exterior del conjunto. El edificio, que pasó por diversas etapas luego del cierre de la empresa, sirvió como albergue para personas sin techo y alcanzó un grave estado de abandono hasta su adquisición por la Fundació Per Amor a l’Art.

Los nuevos administradores lo han acondicionado para convertirlo en sede de su proyecto cultural, social y de investigación de enfermedades raras. En un gesto de respeto al pasado del inmueble y del manifiesto interés en fomentar el vínculo con el barrio donde está emplazado, el nuevo espacio conserva e…