Ir al contenido principal

Perdidos en la ciudad

Foto: IVAM

La ciudad es el espacio que define a la sociedad moderna, donde confluyen las personas en busca de una mejor calidad de vida social, económica y cultural. La ciudad es también, casi siempre, la sede más notable de la vida intelectual y política. Por esta razón una gran parte de la población mundial se concentra en estos espacios urbanos, que son muchas veces el escenario donde las experiencias y comportamientos más innovadores tienen gran visibilidad e impacto.

La expansión del arte moderno está muy enraizada al desarrollo de las ciudades, ya que como tema y contexto tal vez no haya algo más actual que una ciudad. Por esta razón muchos artistas se valen de la vida en la ciudad como un elemento central en su obra; en algunos casos, desde la representación de sus atributos icónicos: casas, edificios, mapas; en otros, desde su manejo como un concepto subjetivo o político que fluye a través de la experiencia creadora. Por otra parte, la consideración de la ciudad en el arte contemporáneo se ha tornado más compleja desde que los formatos y soportes para hablar de ella, para construir su narrativa, se enriquecen gracias a la confluencia de las expresiones artísticas tradicionales, junto con la que aporta la literatura, el cine, la música y otros medios.

La exposición “Perdidos en la ciudad” que presenta el IVAM se mueve alrededor de estas y otras ideas. En ella, un vasto número de obras provenientes de la colección del  museo valenciano alude a las múltiples visiones que pueden conformar el imaginario de la ciudad en los últimos cien años. Allí se congregan la proyección del arquitecto y el urbanista junto con la visión de una ciudad menos homogénea que se abre a una realidad compleja, variable e innegable. Estos atributos se presentan a medida que se recorren los diez capítulos en que ha sido organizada la muestra: Fascinación por la metrópolis; Deambulaciones urbanas; Espacios banales; Deconstruyendo la ciudad; Paisajes globales; Multitudes diversas; Ciudades imaginadas; Urbes desnudas; Mundos extraños; y Arquitectos del miedo. Se trata de una estructura flexible que invita a un recorrido libre y a una narración abierta que se nutre del significado de la ciudad como puede entenderla cada quien según su propia experiencia urbana.


El catálogo de la muestra contiene seis ensayos ilustrados con fotografías del montaje de la exposición. El estudio de Manuel Delgado titulado “Nuevos senderos rituales para la protesta en Barcelona” se centra en la resignificación política del espacio público de la capital catalana a partir de los modos más recientes de protestas callejeras. David Estal Herrero reflexiona en “Mapa de tu ciudad” sobre la cartografía como el resultado de una imagen urbana y vital construida en común. En “El presente de los recuerdos”, Alicia Guerrero Yuste reivindica la potencialidad urbana que se puede extraer de la cotidianidad y modestia de los espacios abandonados de la ciudad, para desde allí encauzar un concepto de arquitectura social. Por su parte, Carmen Navarrete, en su texto “La ciudad; un lugar a conquistar para la diversidad”, destaca el urbanismo hegemónico como el principal obstáculo de muchos habitantes para acceder a las actividades y oportunidades que ofrece la ciudad. En un testimonio vivencial titulado “Contar en lo que todas las ciudades se parecen y es oscuro”, Marta Sanz reflexiona sobre la experiencia fascinante y hostil que significa la ciudad a partir de los efectos de la globalización. Finalmente, siguiendo una perspectiva queer, Manuel Segade aborda en “La ciudad de los subcomunes: una coreografía social”, la idea de una ciudad entendida como un espacio que propone una acepción del tiempo desde la “disidencia erótica” y capacidad semiótica del cuerpo.

“Perdidos en la ciudad. La vida urbana en las colecciones del IVAM”. Instituto Valencia de Arte Moderno. Guillem de Castro, 118. Valencia, España. Del 18 de mayo de 2016 al 4 de junio de 2017. Curador: José Miguel G. Cortés.


También puedes consultar:
Italo Calvino (2017). Las ciudades invisibles. Madrid: Siruela.

Paul Auster (2012). La trilogía de Nueva York. Barcelona: Seix Barral.

Don DeLillo (2003). Cosmópolis. Barcelona: Seix Barral.

Rafael Chirbes (2008). Mediterráneos. Barcelona: Anagrama.

Comentarios

Lo más visitado

La antigua fábrica de Bombas Gens se convierte en un centro cultural y social

Bombas Gens, factoría dedicada a la producción de bombas hidráulicas que fuera propiedad de Carlos Gens Minguet, se instaló en 1930 en lo que entonces era un entorno de transición entre el campo y la ciudad de Valencia. El proyecto para la sede fue encargado al arquitecto Cayetano Borso di Carminati (Valencia, 1900-1972), quien propuso un discurso moderno y funcional para la distribución de las cinco naves, así como una impronta art decó para el ornamento exterior del conjunto. El edificio, que pasó por diversas etapas luego del cierre de la empresa, sirvió como albergue para personas sin techo y alcanzó un grave estado de abandono hasta su adquisición por la Fundació Per Amor a l’Art.

Los nuevos administradores lo han acondicionado para convertirlo en sede de su proyecto cultural, social y de investigación de enfermedades raras. En un gesto de respeto al pasado del inmueble y del manifiesto interés en fomentar el vínculo con el barrio donde está emplazado, el nuevo espacio conserva e…

Marina Núñez. Un cuerpo extraño

En la actualidad asistimos a una expansión vertiginosa de las fronteras gracias a la tecnología. Los avances en realidad virtual se han convertido en una especie de difuminador de los límites que atañen no solo al lugar físico donde estamos sino también a los del propio cuerpo que somos.

Esta apertura conceptual del mundo contemporáneo ha contribuido a trastornar lo que se entiende por humano, ya sea para relativizar la primacía del hombre renacentista o para superar sus barreras físicas o intelectuales a través de la biotecnología.

El nuevo escenario que se vislumbra en un entorno posthumano coincide con el ajuste social que ha permitido crear conciencia acerca de las desigualdades motivadas por diferencias de género, raza o religión. Y aunque ha habido avances significativos aún hay campos como el del sistema del arte contemporáneo, donde la mujer se halla lejos de satisfacer las exigencias de visibilización e igualdad.

Estas dos vertientes que configuran el futuro en buena parte d…

Una eclosión de líneas y colores para conocer y disfrutar del arte abstracto

La búsqueda en Google de “arte abstracto después de la Segunda Guerra Mundial” arrojó como primera opción un sitio que reproduce un trabajo escolar cargado de numerosos errores e imprecisiones. Además de la falta de acierto del famoso buscador para brindar en este caso información relevante y confiable, el resultado de la pesquisa contribuyó a revelar los motivos que siguen haciendo necesario hablar hoy en día de arte abstracto. Se pueden mencionar dos grandes vías de acceso a esta importante manifestación artística: una histórica que permite conocer el contexto social que afectó a los artistas y la influencia que ellos ejercieron de vuelta con su trabajo, pero que lamentablemente se reduce con frecuencia a un anecdotario de fechas y momentos de variable impacto. La otra vía tiene que ver con las estrategias discursivas de sus creadores y con la manera en que a través de las obras se logra influir en la percepción de quien mira y en su relación con el entorno. Esta aproximación requi…