lunes, 17 de julio de 2017

Las constelaciones de Julio González


“Las constelaciones de Julio González. Entre la representación y la abstracción” es el título de la exposición con la que el IVAM propone una perspectiva contemporánea para valorar la producción de este importante artista catalán. Configurada a partir del trabajo de once escultores de renombre internacional, la muestra destaca la contribución de González al desarrollo de la escultura moderna y su influencia decisiva en la renovación de la forma tridimensional y el manejo del espacio.

En total se han reunido cuarenta y dos obras pertenecientes a diferentes estilos y corrientes firmadas por Andreu AlfaroMartín ChirinosGeorg HeroldJacques LipchitzMiquel NavarroReiner RuthenbeckJoel ShapiroTony Smith y David Smith.

Andreu Alfaro

Julio González Pellicer (Barcelona, España, 1876 - Arcueil, 1942) fue uno de los principales impulsores de la escultura moderna, debido especialmente al uso pionero y versátil del hierro. Gracias a su formación como orfebre y a las habilidades en la técnica de la soldadura autógena hizo del hierro la materia por excelencia de su expresión artística.

A partir de la década del treinta, el interés y la destreza con este material le permitió a González una manera diferente de pensar el volumen escultórico y su apertura hacia el espacio. Su obra se caracteriza por una especie de antiforma creada a partir de la combinación de planos mínimos y líneas de fuerzas que, gracias a la destreza en la soldadura, concluyen en una compleja coincidencia de escala ascendente y levedad. El carácter etéreo y frágil de su escultura, junto con la ruptura con el pesado volumen tradicional, actúan como un medio que conduce a la fecunda proyección de la obra en el espacio.

De Julio González, el IVAM posee la colección más importante y numerosa de obras, las cuales fueron donadas por sus herederas. Este acervo conforma lo que se conoce como el Centro Julio González, dedicado al estudio y difusión del legado de este escultor catalán. El claro perfil contemporáneo del IVAM, que convive con los orígenes modernos de su colección, actúa como el escenario más propicio para la obra de Julio González, la cual se ubica también en una especie de tensión entre modernidad vanguardia.


La noción de constelación, empleada en la exposición como una red que articula a los artistas vinculados formal o conceptualmente con González, es el instrumento teórico que ayuda a desmontar cualquier posible fricción temporal entre los participantes. Este riesgo aumenta si se considera que como artista “del siglo pasado” los aportes de Julio González pudieran parecer como desconectados del arte contemporáneo.

En este sentido, la exposición se propone actualizar su papel en el desarrollo de los lenguajes escultóricos recientes a través de la relevancia estética del espacio como un elemento con el cual las esculturas intentan dialogar. La propuesta se organiza en cinco grupos temáticos: la transformación de la mirada y la percepción; los valores racionales e intuitivos; las formulaciones arquitectónicas y espaciales; los procesos y conciencia de la forma; y la estructura del objeto y su defensa de la ficción.

A lo largo del recorrido por la exhibición, y como ocurre con las constelaciones en general, las conexiones entre las obras configuran evidencias que son algunas muy palpables y otras que se insinúan apenas como matices. De este modo, la propuesta del IVAM, que no sigue un esquema retrospectivo, se concentra en llamar la atención sobre los aspectos que confirman a González como uno de los escultores más importantes del siglo XX.

"Las constelaciones de Julio González. Entre la representación y la abstracción". Institut Valencià d’Art Modern, IVAM. Guillem de Castro, Valencia, España. Del 23 de marzo de 2017 al 14 de enero de 2018. Comisario: Josep Salvador.


También te puede interesar:

No hay comentarios:

Publicar un comentario