Ir al contenido principal

Las constelaciones de Julio González


“Las constelaciones de Julio González. Entre la representación y la abstracción” es el título de la exposición con la que el IVAM propone una perspectiva contemporánea para valorar la producción de este importante artista catalán. Configurada a partir del trabajo de once escultores de renombre internacional, la muestra destaca la contribución de González al desarrollo de la escultura moderna y su influencia decisiva en la renovación de la forma tridimensional y el manejo del espacio.

En total se han reunido cuarenta y dos obras pertenecientes a diferentes estilos y corrientes firmadas por Andreu AlfaroMartín ChirinosGeorg HeroldJacques LipchitzMiquel NavarroReiner RuthenbeckJoel ShapiroTony Smith y David Smith.

Andreu Alfaro

Julio González Pellicer (Barcelona, España, 1876 - Arcueil, 1942) fue uno de los principales impulsores de la escultura moderna, debido especialmente al uso pionero y versátil del hierro. Gracias a su formación como orfebre y a las habilidades en la técnica de la soldadura autógena hizo del hierro la materia por excelencia de su expresión artística.

A partir de la década del treinta, el interés y la destreza con este material le permitió a González una manera diferente de pensar el volumen escultórico y su apertura hacia el espacio. Su obra se caracteriza por una especie de antiforma creada a partir de la combinación de planos mínimos y líneas de fuerzas que, gracias a la destreza en la soldadura, concluyen en una compleja coincidencia de escala ascendente y levedad. El carácter etéreo y frágil de su escultura, junto con la ruptura con el pesado volumen tradicional, actúan como un medio que conduce a la fecunda proyección de la obra en el espacio.

De Julio González, el IVAM posee la colección más importante y numerosa de obras, las cuales fueron donadas por sus herederas. Este acervo conforma lo que se conoce como el Centro Julio González, dedicado al estudio y difusión del legado de este escultor catalán. El claro perfil contemporáneo del IVAM, que convive con los orígenes modernos de su colección, actúa como el escenario más propicio para la obra de Julio González, la cual se ubica también en una especie de tensión entre modernidad vanguardia.


La noción de constelación, empleada en la exposición como una red que articula a los artistas vinculados formal o conceptualmente con González, es el instrumento teórico que ayuda a desmontar cualquier posible fricción temporal entre los participantes. Este riesgo aumenta si se considera que como artista “del siglo pasado” los aportes de Julio González pudieran parecer como desconectados del arte contemporáneo.

En este sentido, la exposición se propone actualizar su papel en el desarrollo de los lenguajes escultóricos recientes a través de la relevancia estética del espacio como un elemento con el cual las esculturas intentan dialogar. La propuesta se organiza en cinco grupos temáticos: la transformación de la mirada y la percepción; los valores racionales e intuitivos; las formulaciones arquitectónicas y espaciales; los procesos y conciencia de la forma; y la estructura del objeto y su defensa de la ficción.

A lo largo del recorrido por la exhibición, y como ocurre con las constelaciones en general, las conexiones entre las obras configuran evidencias que son algunas muy palpables y otras que se insinúan apenas como matices. De este modo, la propuesta del IVAM, que no sigue un esquema retrospectivo, se concentra en llamar la atención sobre los aspectos que confirman a González como uno de los escultores más importantes del siglo XX.

"Las constelaciones de Julio González. Entre la representación y la abstracción". Institut Valencià d’Art Modern, IVAM. Guillem de Castro, Valencia, España. Del 23 de marzo de 2017 al 14 de enero de 2018. Comisario: Josep Salvador.


También te puede interesar:

Comentarios

lo más visto

VII Premio Mardel Artes Visuales 2019

Mardel es una organización sin fines de lucro, con sede en Alicante, que se propone la difusión y promoción de las expresiones más emergentes de las artes visuales. Para lograrlo realizan cada año una exposición cuya participación es decidida por un jurado que también se ocupa de escoger entre los convocados el merecedor del Premio Mardel. El evento se caracteriza por la amplitud de temáticas y técnicas y por no tener límites de edad. Sólo tienen como condición que el participante sea nacido o residente en el Estado español.


Este año el Premio Mardel llega a su séptima edición con una exposición que se presenta en el Centre del Carme Cultura Contemporània. La ganadora ha sido Ana Císcar (Picanya, Valencia, 1993) con la obra Armas para salvar hombres, imágenes para someterlos que aborda la contradicción entre el ideal de progreso del ser humano y su capacidad destructiva. Del mismo modo se han entregado los accésits a los artistas valencianos Fermín Jiménez, Agustín Serisuelo y al dúo…

Morton Feldman

Morton Feldman (Nueva York, 1926-1987) fue un compositor estadounidense de obras que destacan por sus delicadas y envolventes notas de extensa duración. Figura destacada de la música académica del siglo XX, es considerado un pionero de la llamada música indeterminada.

La influencia de John Cage y el círculo creativo de Nueva York Durante su infancia tomó clases de piano con Vera Maurina-Press. Luego estudió composición con Wallingford Riegger, uno de los primeros seguidores estadounidenses de Arnold Schoenberg, y con Stefan Wolpe, quien se había formado con los también músicos experimentales Franz Schreker y Anton Webern. En 1950, durante a una audición de una obra de Webern a cargo de la Filarmónica de Nueva York, conoció a John Cage, quien se convertiría en una de las influencias más importantes de su carrera. Gracias a Cage, pudo entrar en contacto con figuras de gran notoriedad en el mundo artístico de Nueva York, como Jackson Pollock, Robert Rauschenberg, Richard Lippold, Frank …

Manuel Quintana Castillo. Pintura topológica

A comienzos de los años noventa, Manuel Quintana Castillo elaboró una reflexión sobre el espacio pictórico a partir de una rama de la geometría conocida como topología, una disciplina cuyas aplicaciones buscan establecer modelos o estructuras para espacios inestables. La interpretación artística de este planteamiento por parte del artista venezolano, corresponde a la etapa en su trayectoria conocida como la pintura topológica. El resultado es una propuesta en la cual los signos, las caligrafías y las líneas atienden a una noción del espacio entendido como continuidad, en el que puedan convivir el azar y la racionalidad de las estructuras geométricas.

El propósito es reivindicar la superficie bidimensional y el espacio plano del cuadro, el cual ya no pretende ser ilusorio, sino real y concreto. De esta manera, la pintura deja de ser el reflejo o el instrumento comunicativo de otras realidades para convertirse en una realidad sustantiva y a la vez integrante de la totalidad del mundo, …