Ir al contenido principal

Alfaro. Laboratorio de formas escultóricas

Vista de la exposición "Alfaro. Laboratorio de formas escultóricas" en Centro Cultural Bancaja. Foto: Fundación Bancaja

Andreu Alfaro (Valencia, 1929 - Rocafort, 2012) es un referente en el arte español e internacional de la segunda mitad del siglo XX. Su trascendencia, más allá del atractivo encantador de sus esculturas, se debe tal vez a que logró conjuntar sin mayores fricciones el carácter racional de su obra, la naturaleza subjetiva implícita en la transformación del material y el compromiso con el contexto político, social y cultural de su tiempo.

De este importante artista se está presentando la exposición “Alfaro. Laboratorio de formas escultóricas”. Organizada por la Fundación Bancaja, la selección de casi noventa piezas sigue un criterio retrospectivo, en un arco histórico que se inicia con las primeras esculturas del artista de finales de los cincuenta hasta sus últimos trabajos fechados a principios del siglo XXI.

A fin de poder comprender este vasta producción, la exposición se organiza cronológicamente en varias vertientes temáticas que cubren los inicios del artista inspirados por el constructivismo, la búsqueda de un compromiso social y político para dar otro sentido a la abstracción, la serie de las generatrices y su acercamiento a Goethe, la historia del arte y el jazz, entre otras.

Por las condicionantes del espacio expositivo, las obras se restringen al pequeño y mediano formato, aunque se incluye en la plaza de Tetuán, en el exterior del edificio, la escultura Homenaje a Platón (1970), junto con una proyección mural en sala del vídeo “Visión urbana de Alfaro”, dirigido por Vicente Tamarit, que registra la impactante obra pública del artista valenciano.

En sala, el tamaño de las obras, en especial las maquetas y bocetos, propicia una intimidad con el trabajo creador del artista que contribuye a reforzar la idea de un taller o de ese laboratorio al que alude el título de la muestra.

La selección cuenta con obras provenientes de los fondos de la Fundación Bancaja y de otros tan importantes como la Colección Andreu Alfaro, el IVAM, el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, la Colección BBVA, la Fundación La Caixa, el Museu Joan Fuster y la colección de Joan Gaspar i Farreras.

El catálogo que acompaña la exposición cuenta con un ensayo a cargo del comisario Tomás Llorens y otro firmado por Vicente Jarque, profesor de estética por la Universidad de Castilla-La Mancha. Además de las reproducciones de las obras presentes en sala, el libro incluye una cronología preparada por Boye Llorens.

“Alfaro. Laboratorio de formas”. Hasta el 3 de febrero. Comisariado: Tomàs Llorens Serra y Boye Llorens Peters. Más información en: www.fundacionbancaja.es.

También te puede interesar (enlaces patrocinados):
José Martín Martínez (2015). Andreu Alfaro. En torno a la escultura. Escritos y entrevistas. Publicacions de la Universitat de València.

Vicente Jarque (1992). Andreu Alfaro. Edicions 3 i 4.

Tomás Llorens (1973). Alfaro. Temps.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Joan Pellicer. La sabiduría de nuestras plantas

Vistas de la exposición "Joan Pellicer. La sabiduría de nuestras plantas" en el Museu Valencià d'Etnologia. Todas las fotos: arte de cercanías. Joan Pellicer i Bataller nació en Bellreguard (Valencia) el 10 de julio de 1947. En los años ochenta inició un amplio proyecto de investigación sobre la vegetación que lo llevó a documentar los usos tradicionales de las plantas de la región valenciana. Formado como médico, orientó su trabajo hacia el estudio de la botánica y la etnología en las Comarcas Centrales de la Comunidad Valenciana, también conocidas como Diània. Allí, durante más de treinta y cinco años, Pellicer combinó la labor de ciencia con trabajos de campo a los que incorporaba entrevistas que hacía a las personas de las zonas que investigaba. Estos estudios perfilaron una dimensión particular de la medicina popular, a la que se sumaron elementos de la literatura y los mitos locales. Con esta información pudo documentar un amplio y rico contexto cultur

El arte comprometido de Isabel Oliver

Isabel Oliver. De la serie El juego , 1973 Isabel Oliver (Valencia, 1946) inicia su carrera artística en la década del setenta, en la vertiente figurativa española que aunaba el pop art y la crítica social. Ese contacto con la realidad se vio marcado por una preocupación feminista que reveló en su pintura situaciones incómodas acerca del lugar de la mujer en la sociedad. Son ideas que se aprecian en su serie titulada precisamente “La mujer”, con que evidencia además el vacío que sus colegas de generación hicieron con frecuencia en torno a este tema. Isabel Oliver.  Cosmética  y La familia . De la serie La mujer , 1973. Foto del autor El juego para entender el funcionamiento de la sociedad El empeño crítico continúa en series como “El juego”, mediante la que plantea revisar los códigos del comportamiento ciudadano. Por esta vía, la artista atiende a las circunstancias políticas de la sociedad española de mediados de los setenta. Visto en un contexto más amplio, la

Carmen Calvo. Los cielos están cosidos

Carmen Calvo. Los cielos están cosidos , 2019 Los comienzos de Carmen Calvo (Valencia, 1950) están influidos por el pop art , debido en parte a su cercanía con el también valenciano Equipo Crónica . No obstante, la artista orientó luego su trabajo hacia una visión del objeto definida por el carácter único que pueden otorgarle la memoria y la nostalgia. Este tratamiento la ha llevado al manejo de pequeñas piezas, algunas a modo de vestigio, que ella distribuye en el espacio o en la superficie de la obra. Con esa idea del objeto, Calvo se ha convertido en uno de los referentes actuales en la conceptualización del fragmento y ha extendido su búsqueda a una amplia gama de materiales. La artista está exponiendo actualmente en Valencia la obra “Los cielos están cosidos”, una intervención a gran escala para la fachada del Institut Valencià d’Art Modern (IVAM). Se trata de una fotografía de ochenta metros cuadrados, tratada a modo de collage, donde predomina un rostro femenino. Sobr