Ir al contenido principal

Fina Gómez. El barco encallado




Fina Gómez (Maracay, Venezuela, 1920-Valle de Arán, España, 1997) fue una mecenas venezolana que en los años sesenta tuvo un papel de importancia promoviendo la carrera de varios artistas a través del premio que ella misma creo en el Salón Oficial. En aquellos años organizó varias exposiciones en España y Francia donde destacaba la riqueza del arte venezolano, desde lo aborigen hasta las manifestaciones más contemporáneas.  Su incursión en la fotografía se produce desde muy joven con trabajos que realiza en Nueva York entre las décadas del treinta y cuarenta. A mediados de los cincuenta comienza a acompañarse de la palabra poética de Lise Deharme (Fotografías, 1954), de Pierre Seghers (Piedras, 1958 y Dialogo, 1965) e Ida Gramcko (0 grados, norte franco, 1964).

La exposición “El barco encallado”, que presenta en Caracas la galería Cubo7 Espacio fotográfico, está compuesta por poco más de diez fotografías en blanco y negro realizadas en una playa de la región de Bretaña, en Francia, en 1964. El tema son objetos encontrados en la península de Quiberon: troncos de árboles y restos de embarcaciones. Junto con la quietud de esos objetos extraviados de la naturaleza, destaca también el tiempo lento del mar esculpiendo la madera. El resultado es una visión poética del objeto que apela a una mayor presencia sensible del espectador.

La consideración contemplativa del objeto fue muy apreciada a mediados de los años sesenta en Venezuela. Una vertiente del objeto artificial dispuesto como obra de arte la encontramos, por ejemplo, en Mario Abreu, Alejandro Otero o Jesús Rafael Soto. Que estos dos últimos artistas, provenientes del rigor formal de la geometría, hayan sucumbido a la elocuencia oculta del objeto, deja ver hasta qué punto la realidad se vio sensiblemente amplificada en estos años.  En el caso específico del desgaste de la madera por la acción del mar se puede mencionar también el trabajo de Elsa Gramcko, quien incorporó en su obra estos objetos encontrados para ahondar en este desafío al canon abstracto geométrico.


Fina Gómez. De la serie El barco encallado, 1964

En El barco encallado puedo destacar la selección del objeto fotografiado, los puntos de vista sorprendentes, la mirada de la artista que revela la cualidad más sensual de la madera desgastada por el oleaje marino. Hay como una exaltación del material en atributos casi escultóricos, como si Gómez nos descubriera insólitos volúmenes tallados por la parsimonia del tiempo reiterativo y eterno, y el olvido de los hombres. La expresividad autónoma de aquellos troncos y viejos barcos, detenidos en el vaivén de una playa, debe mucho también al acertado manejo lumínico, a esa luz plata de Bretaña que parece haber alimentado la riqueza de grises de estas magníficas fotografías. Finalmente, llama la atención el nivel de evasión en que la artista quiere colocar estos objetos, ese esfuerzo en reducir al máximo la cualidad de representación de la fotografía. Seguramente a ese interés se deba también la estrategia de vincular su obra con la sensibilidad poética de la palabra.

Comentarios

lo más visto

Carmen Calvo. Los cielos están cosidos

Los comienzos de Carmen Calvo (Valencia, 1950) están influidos por el pop art, debido en parte a su cercanía con el también valenciano Equipo Crónica. No obstante, la artista orientó luego su trabajo hacia una visión del objeto definida por el carácter único que pueden otorgarle la memoria y la nostalgia. Este tratamiento la ha llevado al manejo de pequeñas piezas, algunas a modo de vestigio, que ella distribuye en el espacio o en la superficie de la obra. Con esa idea del objeto, Calvo se ha convertido en uno de los referentes actuales en la conceptualización del fragmento y ha extendido su búsqueda a una amplia gama de materiales.

La artista está exponiendo actualmente en Valencia la obra “Los cielos están cosidos”, una intervención a gran escala para la fachada del Institut Valencià d’Art Modern (IVAM). Se trata de una fotografía de ochenta metros cuadrados, tratada a modo de collage, donde predomina un rostro femenino. Sobre la cara, un hilo o cuerda aparece dispuesto de un modo …

Lettera 22

En esa especie de autobiografía intelectual que es Menos que uno, Joseph Brodsky refiere lo que le motivó a escribir en inglés. Era el verano de 1977 y ya habían pasado cinco años desde el inicio de su exilio estadounidense.

Además de dedicarse a hacer ensayos, traducciones y algún poema en su nueva lengua, el propósito principal del poeta ruso era aproximarse a quien consideraba la mente más privilegiada del siglo XX: Wystan Hugh Auden.

Sin embargo, y este es el detalle que ahora nos interesa, para confirmar su determinación Brodsky se fue hasta una tienda en la sexta avenida de Nueva York y una vez allí se compró una Lettera 22.


La Lettera 22 era una máquina de escribir portátil fabricada por la empresa italiana Olivetti. Fue diseñada por Marcello Nizzoli en 1949, un laureado diseñador y arquitecto, quien también creó otros objetos célebres como la máquina de coser Mirella para Necchi.

La principal promesa de la Lettera 22 era su portabilidad y en aquella época tal cualidad se expr…

Anzo. Aislamientos

En los años sesenta, el contexto de agitación antifranquista que irrumpió en Valencia dio lugar a la creación de grupos como Estampa Popular de Valencia, del que José Iranzo Almonacid -Anzo- (Utiel, 1931-Valencia, 2006) fue miembro fundador. Esta filiación ejerció una gran influencia en el devenir plástico y conceptual de su trabajo, el cual contó con el favor de la crítica durante esta década y la siguiente.

En esta época, España asumía un proceso de modernización cuyo motor económico se centró en el fomento del turismo. Esto implicó una cierta apertura por parte de la dictadura que fue aprovechada por Estampa Popular para filtrar su arte de crítica social. Tal cuestionamiento se orientó también al papel que las mejoras económicas tuvieron en la aparición de un sector industrial, empresarial y de servicios hasta entonces inédito.


Estos últimos aspectos, en especial su deriva tecnológica, fueron de gran interés para Anzo, quien mediante un hábil manejo de los recursos del pop art pud…