Ir al contenido principal

Panorámica. Premio de adquisición 2018 Colección Cañada Blanch


Un panorama es una vista amplia y general de un lugar; también lo puede ser de un tema. Como herramienta de comprensión, el panorama lleva implícita la idea de una cierta distancia necesaria para poder lograr una visión de conjunto. Por lo tanto tiende más a la síntesis que al análisis. A diferencia de un mapa, cuya neutralidad plantea un recorrido más imparcial entre diferentes coordenadas, en el panorama destaca no solo lo mirado sino también la posición crítica y única de quien mira.

Estas características de la visión resultan muy útiles en una exposición como la que se ha planteado la Fundación Cañada Blanch para evaluar la actuación de las galerías agrupadas en la Asociación de Galerías de Arte Contemporáneo de la Comunidad Valenciana (LaVAC). Bajo el rótulo de “Panorámica. Premio de adquisición 2018 Colección Cañada Blanch”, se ofrecen dieciocho obras que permiten establecer el nivel, los modos de hacer y los puntos de atención del arte contemporáneo en el ámbito valenciano. Los espacios del Centre Cultural La Nau sirven de sede a esta muestra donde predominan trabajos bidimensionales de gran formato junto con dos piezas escultóricas, en técnicas que desafían los límites del dibujo, la pintura, la fotografía y la electrónica.

La propuesta de la Fundación Cañada Blanch reúne lo más destacado de la actividad de las galerías valencianas y a través de un premio estimula la producción artística y el empeño empresarial. Sin embargo, la trascendencia de este objetivo se aprecia mejor en el hecho de que otorga un contexto académico a una labor que si bien posee una clara naturaleza artística no deja de tener una finalidad comercial. Ese cruce entre la iniciativa privada, la filantropía cultural y la universidad crean una interesante mezcla que sin duda contribuye al beneficio de la dimensión pública de las prácticas artísticas más actuales.


Además de la Fundación Cañada Blanch, el proyecto ha sido organizado por la Asociación de Galerías de Arte Contemporáneo de la Comunidad Valenciana (LaVAC) y el Vicerectorat de Cultura i Esport de la Universitat de València, y ha contado con la colaboración de la Universitat Politècnica de València. En esta ocasión se ha introducido la modalidad de un comisario que variará a lo largo de las sucesivas ediciones. Para seleccionar el premio, que tiene un carácter adquisitivo, se conformó un comité de expertos integrado por Elena Vozmediano, Carlos Delgado Mayordomo, Juan Viña, Manel Costa, Vicente Rodríguez Esparza, Norberto Piqueras y Paula Sánchez. Según el criterio de estos especialistas la obra ganadora es Trío de gotas de luz, de José Antonio Orts (Meliana, 1955) presentada por la Galería Punto.


Galerías y artistas participantes: Alba Cabrera (Cristina Alabau), Luis Adelantado (Fuentesal & Arenillas), Rosa Santos (Aggtelek: Xandro Vallés y Gemma Perales), Paz y Comedias (José Luis Cremades), Shiras Galería (Cuqui Guillén & Mavi Escamilla), Punto (José Antonio Orts), Mr. Pink (Carmen Ortiz), Espai Tactel (Luis Úrculo), Galería Thema (Teté Durá), Galería 9 (David Pellicer), Pepita Lumier (David de las Heras), Plastic Murs (Nelio), Set Espai d’Art (Sergio Barrera), Isabel Bilbao (Helga Grollo), Aural (Juan Carlos Nadal), Cànem (Geles Mit), Espai Visor (Inmaculada Salinas), Benlliure (Virginia Kelle).


“Panorámica. Fundación Cañada Blanch”. Centre Cultural La Nau, Sala Estudi General. Del 6 de julio al 9 de septiembre de 2018. Comisariado: Ricardo J. Forriols González. Más información en: www.uv.es

Comentarios

Lo más visitado

Nanda Botella. Grietas, franjas y color

La pintura es, por convención, una superficie plana donde se aplican pigmentos para crear formas que son producto de las emociones, vivencias e ideas de un autor, capaces a su vez de estimular emociones e ideas en un espectador que podrá con ellas, eventualmente, explorar o elaborar una interpretación del mundo.

También por convención la pintura ha sido un espacio ilusorio, una clase de territorio del arte cuya independencia con respecto a la realidad cotidiana del espectador era establecida por el marco de la obra, una ventana desde la que se podía proyectar además una enseñanza religiosa, histórica o moral.

Prácticamente la historia del arte contemporáneo comienza con el cuestionamiento de la cualidad ilusoria de la pintura y de la distancia que la alejaba de una descripción más abarcante de la realidad, entendida esta como algo más complejo que lo solo visible.

En un principio, los artistas se dieron a la tarea de introducir temas que desafiaron la tradición moralista del arte, p…

Una eclosión de líneas y colores para conocer y disfrutar del arte abstracto

La búsqueda en Google de “arte abstracto después de la Segunda Guerra Mundial” arrojó como primera opción un sitio que reproduce un trabajo escolar cargado de numerosos errores e imprecisiones. Además de la falta de acierto del famoso buscador para brindar en este caso información relevante y confiable, el resultado de la pesquisa contribuyó a revelar los motivos que siguen haciendo necesario hablar hoy en día de arte abstracto. Se pueden mencionar dos grandes vías de acceso a esta importante manifestación artística: una histórica que permite conocer el contexto social que afectó a los artistas y la influencia que ellos ejercieron de vuelta con su trabajo, pero que lamentablemente se reduce con frecuencia a un anecdotario de fechas y momentos de variable impacto. La otra vía tiene que ver con las estrategias discursivas de sus creadores y con la manera en que a través de las obras se logra influir en la percepción de quien mira y en su relación con el entorno. Esta aproximación requi…

La antigua fábrica de Bombas Gens se convierte en un centro cultural y social

Bombas Gens, factoría dedicada a la producción de bombas hidráulicas que fuera propiedad de Carlos Gens Minguet, se instaló en 1930 en lo que entonces era un entorno de transición entre el campo y la ciudad de Valencia. El proyecto para la sede fue encargado al arquitecto Cayetano Borso di Carminati (Valencia, 1900-1972), quien propuso un discurso moderno y funcional para la distribución de las cinco naves, así como una impronta art decó para el ornamento exterior del conjunto. El edificio, que pasó por diversas etapas luego del cierre de la empresa, sirvió como albergue para personas sin techo y alcanzó un grave estado de abandono hasta su adquisición por la Fundació Per Amor a l’Art.

Los nuevos administradores lo han acondicionado para convertirlo en sede de su proyecto cultural, social y de investigación de enfermedades raras. En un gesto de respeto al pasado del inmueble y del manifiesto interés en fomentar el vínculo con el barrio donde está emplazado, el nuevo espacio conserva e…