Ir al contenido principal

Ana Teresa Ortega. La memoria y su construcción

Todas las imágenes cortesía del Centre del Carme

Con las foto-esculturas, Ana Teresa Ortega (Alicante, 1952) expandió aspectos sustanciales de la fotografía como son el vínculo con los medios de comunicación de masas, las industrias culturales y la marcada presencia de lo social. Tales elementos son empleados en su obra para conducir un discurso sobre la relación entre el individuo y la sociedad bajo el peso que imprimen la historia y sus condicionantes hegemónicos. En este proceso el soporte tradicional del papel es desplazado por telas, películas y metacrilatos que contribuyen a un juego espacial que realza el protagonismo de los personajes, paisajes y documentos de sus obras.


El Centre del Carme ha organizado la exposición “Pasado y presente. La memoria y su construcción” donde se puede apreciar el trabajo de esta artista alicantina realizado entre los noventa y el presente. El recorrido de la muestra no se atiene a un orden cronológico sino que aprovecha los compartimientos de la sala Goerlich-Ferreres para alojar cada uno de los proyectos. Esta disposición permite comprender mejor los cambios en los soportes y materiales empleados y su relación con los temas abordados en cada momento. Todos ellos orbitan alrededor de una preocupación por un poder tensado entre la historia y la memoria.


Sobre estas ideas tratan propuestas como Cartografías silenciadas, De trabajos forzados, Lugares del saber y exilio científico, Presencias sombrías y su investigación más reciente sobre la memoria histórica. Para esta última, la artista acudió a archivos relacionados con el golpe de estado de 1936 y la guerra civil.


La exposición ofrece las diferentes estrategias seguidas por la artista para abordar un tema de gran actualidad en España como es la recuperación de la memoria histórica. Un mérito a destacar de su trabajo es la manera de hacer visible la transmisión de los acontecimientos que constituyen esa memoria. En especial, resulta valiosa su indagación para llevar los soportes y técnicas más allá de sus propias limitaciones materiales y convencionales. Todo esto contribuye a revestir al archivo de una vitalidad que busca superar la pasividad del documento y lleva al espectador a cuestionarse sobre el esquematismo al que se reduce muchas veces la historia.

Ana Teresa Ortega. Pasado y presente. La memoria y su construcción. Centre del Carme. Salas Goerlich-Ferreres. Del 19 de septiembre al 1 de diciembre de 2019. Comisariado: Pep Benlloch. Más información en: consorcimuseus.gva.es

También te puede interesar (enlaces patrocinados):
Masa y poder. Elías Canetti. Debolsillo, 2018. 744 páginas.

Comentarios

lo más visto

Tiempos convulsos. Historias y microhistorias en la colección del IVAM

El Institut Valencià d’Art Modern (IVAM) está ofreciendo un nuevo acercamiento a su colección. Esta vez lo hace a partir de artistas que miraron el mundo desde la realidad de la calle, las contradicciones sociales y la crisis de esperanza. Muchas de las obras que participan en esta exposición coinciden en el uso de imágenes y recursos técnicos propios de la sociedad industrial y la cultura de masas, lo que explica la relevancia en la selección de la vertiente británica del pop art y el realismo más crítico del ámbito español.

Como el título de la muestra indica, "Tiempos convulsos" sigue una doble lectura de la historia. Por una parte, se centra en conflictos como las dos Guerras Mundiales, la Guerra Civil española, y los mecanismos para construir y subvertir el imaginario del héroe y de los gobiernos represivos. La otra lectura atiende a una política de menor escala, donde se incluyen asuntos que solían considerarse del ámbito de la vida privada de las personas, pero que d…

Nicolás Ortigosa. Todo es cuestión de confianza

Nicolás Ortigosa (Logroño, 1983) trae a Bombas Gens Centre d’Art un conjunto de obras fechado entre 2002 y 2018. El grueso de la selección proviene de una interpretación de La Divina Comedia de Dante Alighieri, que el riojano realizó entre 2005 y 2014. En este período, el artista llevó al papel, de una manera rauda e impulsiva, sus impresiones de la lectura del célebre poema.

Por ello, a diferencia de las clásicas ilustraciones de Botticelli, Doré o Dalí, el trabajo de Ortigosa sigue una impronta más libre y subjetiva. Como consecuencia, el resultado, si bien parte de un referente concreto, tiene consecuencias formales que remiten claramente a la abstracción. La serie, perteneciente a la Colección Per Amor a l'Art, se compone de 89 dibujos y grabados, y al igual que la obra del poeta italiano está dividida en Infierno, Purgatorio y Paraíso.

Los dieciséis años de carrera artística de Ortigosa que cubre la exposición se completan con otras creaciones de fecha más reciente. Estos di…

Julian Opie

El mundo contemporáneo se halla ante un exceso de imágenes producto de la masificación de la cámara fotográfica y el auge de las redes sociales. Esta situación revela nuestra incapacidad para lidiar con el enorme tamaño que ha adquirido la iconosfera moderna. Tales premisas podrían ser útiles para abordar el esfuerzo de Julian Opie (Londres, 1958) en generar una imagen simplificada de la figura humana que estabilice en la memoria su infinita variedad sin menoscabar la singularidad del motivo representado. Simultáneamente, este interés ha estado acompañado de un empeño en desmontar las tensiones entre nociones de alta cultura y cultura popular, originalidad y autoría, lo cotidiano y lo ideal.

Julian Opie ha alcanzado el reconocimiento internacional por un planteamiento desprejuiciado e irreverente de la figura humana. Este enfoque le ha permitido crear una suerte de síntesis extrema de la realidad, caracterizada por un estilo lineal y colorido que combina lo lúdico y lo relajado. Tale…