Ir al contenido principal

Un cómic para acercar el arte a los estudiantes


Imagen en cómic de un profesor y estudiantes en la acrópolis de Atenas,
Portada del libro Historia del arte en cómic, de Pedro Cifuentes

El problema del aburrimiento en el arte, por lo menos desde el punto de vista de la enseñanza de la historia, parece que tiene que ver con la manera de transmitir el conocimiento y no tanto con los contenidos.

Para muchos estudiantes las clases resultan monótonas, y esto puede deberse a la falta de imaginación del maestro o a una falsa severidad con la que se cree se deben tratar estos temas. Esta dificultad en la enseñanza acarrea, tarde o temprano, el peligro de un desconocimiento del pasado simbólico y una pérdida de valor del patrimonio cultural que inciden seriamente en el desarraigo social.

Una solución a esta problemática pasaría por emplear otras herramientas de enseñanza, capaces de generar entusiasmo y que por el hecho de ser divertidas no subestimen la importancia de los contenidos impartidos.

Enseñar con imaginación

En torno a estas ideas se ubica el libro Historia del arte en cómic. El mundo clásico (enlace patrocinado), que ha escrito e ilustrado el profesor Pedro Cifuentes (Burriana, 1975). La obra, editada por Desperta Ferro Ediciones gracias a una exitosa gestión de micro mecenazgo, se desarrolla a lo largo de poco más de noventa páginas. En ellas transcurren las lecciones de El Profe, sus cinco estudiantes y la mascota Lómper. Sin pretender ser un manual, el libro, dirigido principalmente a un público juvenil, toca de un modo ameno varios aspectos del arte clásico en Grecia y Roma, así como algunas definiciones de arte y otros conceptos básicos.

Hay también una sección dedicada a los héroes, reyes y dioses; otra a lugares dignos de verse; y un capítulo para la Hispania Romana, entre otros. Cuenta además con varios extras, un glosario y un adelanto de lo que será el segundo volumen de esta colección, que estará dedicado a la Edad Media.

Cómic de Pedro Cifuentes que ilustra un recorrido por Palmira guiado por Hipatia
Página interior del libro Historia del arte en cómic, de Pedro Cifuentes

Docere et delectare

El libro se presenta como una clase que, gracias a la imaginación, se convierte en un viaje donde los personajes interactúan con Leonardo Da Vinci, Safo, Atenea y Homero, entre otros. Siguiendo el viejo consejo, docere et delectare, la historia del arte se asume entonces como un tema que se puede disfrutar si se sabe combinar pasión, curiosidad y diversión. De este modo, la enseñanza supera los límites del tiempo en el aula y se convierte en parte de un proceso más duradero.

Una de las principales cualidades de esta obra de Pedro Cifuentes es su habilidad para resumir en viñetas ideas que en palabras tomaría un tiempo mayor explicar. Esto se debe a las posibilidades didácticas que el autor encuentra en los cómics y en su consideración como herramienta educativa de gran valor. Esta convicción le mereció ser reconocido con el Premio Nacional de Educación para el Desarrollo Vicente Ferrer (2010) y el Premio Materiales Didácticos Comunitat Valenciana (2011).

A pesar de que la obra puede resultar en ocasiones densa y plantear dificultades para seguir la secuencia narrativa, no deja de ser un producto asequible y recomendable para un público no sólo estudiantil sino también uno más general, interesado en acercarse al arte de una manera lúdica.
Tal como apunta el profesor Toni Solano en el prólogo: “este libro reúne la maestría artística de un excelente dibujante de viñetas con la vocación didáctica de un docente inquieto y siempre en busca de la mejora educativa en su aula”.

Historia del arte en cómic. El mundo clásico. Pedro Cifuentes. Desperta Ferro Ediciones, 2019. 91 páginas. 18,95 euros.

Comentarios

lo más visto

Nicolás Ortigosa. Todo es cuestión de confianza

Nicolás Ortigosa (Logroño, 1983) trae a Bombas Gens Centre d’Art un conjunto de obras fechado entre 2002 y 2018. El grueso de la selección proviene de una interpretación de La Divina Comedia de Dante Alighieri, que el riojano realizó entre 2005 y 2014. En este período, el artista llevó al papel, de una manera rauda e impulsiva, sus impresiones de la lectura del célebre poema. Por ello, a diferencia de las clásicas ilustraciones de Botticelli, Doré o Dalí, el trabajo de Ortigosa sigue una impronta más libre y subjetiva. Como consecuencia, el resultado, si bien parte de un referente concreto, tiene consecuencias formales que remiten claramente a la abstracción. La serie, perteneciente a la Colección Per Amor a l'Art, se compone de 89 dibujos y grabados, y al igual que la obra del poeta italiano está dividida en Infierno, Purgatorio y Paraíso.

Los dieciséis años de carrera artística de Ortigosa que cubre la exposición se completan con otras creaciones de fecha más reciente. Estos di…

Europa como un puzzle, según la mirada de Jean-Christophe Béchet

A pesar de que las obras están claramente alineadas, la sensación después de recorrer la exposición de Jean Christophe-Béchet en el Centre del Carme de Valencia, es realmente la de un puzzle. Béchet ha reunido un grupo de fotografías sobre sitios y personas de Europa tomadas a lo largo de casi tres décadas. El resultado es de una variedad y complejidad que dista mucho de la clásica imagen turística. La incertidumbre, presente a medida que se observan las fotografías, proviene de lo relativo que resulta hoy en día la definición de frontera. Así lo entiende este fotógrafo francés, para quien las historias personales y los ambientes cotidianos son más importantes que la visión hegemónica de los relatos nacionales. En atención a esas microhistorias que actúan como elementos de cohesión, Béchet se interesa por los mitos que perviven gracias a las artes visuales, la música o la poesía.

Una visión de Europa entre el espíritu documental y la inspiración poética Jean-Christophe Béchet (Marse…