Ir al contenido principal

María Gómez y la involución contemporánea de lo humano

Esculturas de la exposición "Involución" de la artista valenciana María Gómez
María Gómez. Involución. Museu Valencià de la Il·lustració i de la Modernitat. Foto: MuVIM

La propuesta de María Gómez se centra en esculturas figurativas de un estilo expresionista que conectan con preocupaciones sobre el destino del ser humano contemporáneo. Son personajes que han evolucionado en su naturaleza antropomórfica para conducir narrativas de la sociedad actual. Así, actúan como una especie de repositorio de referencias y asociaciones de gran repercusión psicológica y social. La cualidad inacabada de los extraños seres que crea María Gómez parece remitir a esa identidad informe con que los mass media definen la anonimia del individuo contemporáneo. Al respecto, la investigadora Ana Mafé García, en un texto para la exposición, habla de “un vacío interior que inunda la sociedad entera y es de vital importancia reconocerlo como propio para poder empezar a evolucionar como seres humanos”. Ese vacío sería también responsable de la falta de empatía social y de la pérdida de la capacidad de reconocernos en nuestros semejantes.

Estas ideas se recogen en el más reciente proyecto de María Gómez que se presenta en el Museu Valencià de la Il·lustració i de la Modernitat (MuVIM). En el espacio conocido como El Cubo, de gran atractivo por la manera como se integra en la vía pública, se han dispuesto las enigmáticas figuras de “Involución”. Tal es el nombre de esta instalación de varias esculturas realizadas en una combinación de técnicas que remiten al pasado y de materiales diversos que conectan con el presente. Las figuras no son producto de moldes sino que provienen directamente del modelado de la artista y sobre todo de su conocimiento de la anatomía humana. Esa maestría surge de sus vastos conocimientos en técnica artística e investigación del patrimonio, asignaturas que imparte en la Universitat de València.

María Gómez es graduada en bellas artes por la Universitat Politècnica de València y doctora por la de València. Según se lee en la exposición, Gómez destaca por su “pasión por la investigación, una capacidad titánica de trabajo y un poder creativo sobrecogedor”. Estas cualidades parecen necesarias para la triple faceta en que se desenvuelve esta creadora: la producción artística, la docencia y la restauración. En estas últimas destacan su investigación sobre las pinturas quemadas de la Catedral de Valencia en 1936 o el estudio sobre la anamorfosis.

“María Gómez Rodrigo. Involución”. Museu Valencià de la Il·lustració i de la Modernitat (MuVIM). El Cubo. Del 11 de julio al 29 de septiembre. Más información en: muvim.es.

También te puede interesar (enlaces patrocinados):
Anamorfosis: El ángulo mágico. María Gómez Rodrigo. Publicacions de la Universitat de València, 2008, 152 páginas.

Comentarios

lo más visto

VII Premio Mardel Artes Visuales 2019

Mardel es una organización sin fines de lucro, con sede en Alicante, que se propone la difusión y promoción de las expresiones más emergentes de las artes visuales. Para lograrlo realizan cada año una exposición cuya participación es decidida por un jurado que también se ocupa de escoger entre los convocados el merecedor del Premio Mardel. El evento se caracteriza por la amplitud de temáticas y técnicas y por no tener límites de edad. Sólo tienen como condición que el participante sea nacido o residente en el Estado español.


Este año el Premio Mardel llega a su séptima edición con una exposición que se presenta en el Centre del Carme Cultura Contemporània. La ganadora ha sido Ana Císcar (Picanya, Valencia, 1993) con la obra Armas para salvar hombres, imágenes para someterlos que aborda la contradicción entre el ideal de progreso del ser humano y su capacidad destructiva. Del mismo modo se han entregado los accésits a los artistas valencianos Fermín Jiménez, Agustín Serisuelo y al dúo…

Carmen Calvo. Los cielos están cosidos

Los comienzos de Carmen Calvo (Valencia, 1950) están influidos por el pop art, debido en parte a su cercanía con el también valenciano Equipo Crónica. No obstante, la artista orientó luego su trabajo hacia una visión del objeto definida por el carácter único que pueden otorgarle la memoria y la nostalgia. Este tratamiento la ha llevado al manejo de pequeñas piezas, algunas a modo de vestigio, que ella distribuye en el espacio o en la superficie de la obra. Con esa idea del objeto, Calvo se ha convertido en uno de los referentes actuales en la conceptualización del fragmento y ha extendido su búsqueda a una amplia gama de materiales.

La artista está exponiendo actualmente en Valencia la obra “Los cielos están cosidos”, una intervención a gran escala para la fachada del Institut Valencià d’Art Modern (IVAM). Se trata de una fotografía de ochenta metros cuadrados, tratada a modo de collage, donde predomina un rostro femenino. Sobre la cara, un hilo o cuerda aparece dispuesto de un modo …

El Saler per al poble, ara!

La Dehesa del Saler es una franja de arena ubicada a diez kilómetros al sur de Valencia, que separa la Albufera del Mar Mediterráneo. Su vegetación, conformada por un bosque de pinos y por plantas crasas, aloja a las aves que anidan en el canal que la atraviesa y en el marjal de su parte norte. En 1962, las autoridades locales, animadas por el fervor turístico, promovieron un plan para urbanizar este territorio. El comienzo de las obras reveló su efecto pernicioso y dio lugar a fuertes críticas entre biólogos y ambientalistas. En la década del setenta, en plena dictadura, la protesta del movimiento ciudadano se hizo más activa y al amparo del lema “El Saler per al poble” logró más tarde la paralización de las obras.


Para ilustrar esta historia, la Universitat de València está presentando “El Saler per al poble, ara!”, una exposición compuesta por documentos oficiales, manuscritos, posters, fotografías, planos y vídeos, entre otros objetos. El proyecto rememora la lucha ciudadana en con…