Ir al contenido principal

Little Black Dress: de la moda y la diversidad del cuerpo


El little black dress es un concepto referido a una prenda de vestir que la industria de la moda promueve como imprescindible en el fondo de armario de toda mujer, una idea que visualmente se ha convertido en un prototipo publicitario que hoy en día define la imagen aspiracional del cuerpo femenino.

La artista visual y activista Yolanda Domínguez (Madrid, 1977) ha tomado ese término para titular la propuesta que en el marco del Photon Festival 2019 está presentando en el Centre Cultural La Nau. Con ella busca elaborar una crítica a la representación de la mujer que se promueve insistentemente desde el sistema de la moda.


La estrategia de Domínguez consistió en escoger un LBD (sigla fashionista para el little black dress) de la talla 38 europea, entregárselo a mujeres de diferentes orígenes étnicos, dimensiones físicas y edades para que lo usaran y hacerles una fotografía. El resultado ha revelado la falta de correspondencia entre el cuerpo ideal de mujer que suele aparecer en los medios de comunicación y la diversidad de cuerpos que existen en la vida real.


La propuesta es de gran impacto visual no tanto por el tamaño monumental de las fotografías dispuestas en el patio de la Universitat de València, o por el contraste entre el vestido y las mujeres que lo llevan, sino por la actitud de las retratadas que parecen desafiar los límites físicos y sociales que la prenda pretende establecer.


Yolanda Domínguez ve en el arte una vía para transformar el mundo. Con este objetivo su práctica se ubica más allá de la denuncia del conflicto y se desenvuelve en acciones que fomentan un vínculo entre las personas. El trabajo resultante supera la condición de objeto artístico y actúa como el testimonio de un proceso que aspira a favorecer el empoderamiento colectivo.

“Yolanda Domínguez. Little Black Dress”. Centre Cultural La Nau. Del 7 de mayo al 9 de junio 2019. Comisariado: Más información en: www.uv.es

Comentarios

lo más visto

Carmen Calvo. Los cielos están cosidos

Los comienzos de Carmen Calvo (Valencia, 1950) están influidos por el pop art, debido en parte a su cercanía con el también valenciano Equipo Crónica. No obstante, la artista orientó luego su trabajo hacia una visión del objeto definida por el carácter único que pueden otorgarle la memoria y la nostalgia. Este tratamiento la ha llevado al manejo de pequeñas piezas, algunas a modo de vestigio, que ella distribuye en el espacio o en la superficie de la obra. Con esa idea del objeto, Calvo se ha convertido en uno de los referentes actuales en la conceptualización del fragmento y ha extendido su búsqueda a una amplia gama de materiales.

La artista está exponiendo actualmente en Valencia la obra “Los cielos están cosidos”, una intervención a gran escala para la fachada del Institut Valencià d’Art Modern (IVAM). Se trata de una fotografía de ochenta metros cuadrados, tratada a modo de collage, donde predomina un rostro femenino. Sobre la cara, un hilo o cuerda aparece dispuesto de un modo …

Ana Teresa Ortega. La memoria y su construcción

Con las foto-esculturas, Ana Teresa Ortega (Alicante, 1952) expandió aspectos sustanciales de la fotografía como son el vínculo con los medios de comunicación de masas, las industrias culturales y la marcada presencia de lo social. Tales elementos son empleados en su obra para conducir un discurso sobre la relación entre el individuo y la sociedad bajo el peso que imprimen la historia y sus condicionantes hegemónicos. En este proceso el soporte tradicional del papel es desplazado por telas, películas y metacrilatos que contribuyen a un juego espacial que realza el protagonismo de los personajes, paisajes y documentos de sus obras.


El Centre del Carme ha organizado la exposición “Pasado y presente. La memoria y su construcción” donde se puede apreciar el trabajo de esta artista alicantina realizado entre los noventa y el presente. El recorrido de la muestra no se atiene a un orden cronológico sino que aprovecha los compartimientos de la sala Goerlich-Ferreres para alojar cada uno de l…

Fotografía japonesa en torno a Provoke

Provoke fue una revista de fotografía editada en Japón entre 1968 y 1970, período en que sus organizadores sólo llegaron a publicar tres números. Fue fundada por Takuma Nakahira y Koji Taki, junto con Takahiko Okada, Yutaka Takanashi.  A partir del segundo número contó con la participación de Daido Moriyama.

La aparición de la revista significó una sacudida en el campo de la fotografía, en especial porque asumieron su práctica como la búsqueda y ejercicio de un lenguaje alternativo.

Provoke y la búsqueda de un lenguaje alternativo Provoke es la consecuencia de un proceso de transformación del lenguaje fotográfico que se inicia en Japón a finales de los cincuenta y alcanza hasta principios de los setenta del siglo XX. Esta transformación estuvo motivada por los cambios económicos, sociales y culturales que ocurrieron en Japón luego de la rendición y posterior ocupación estadounidense.

Una primera manifestación de estos cambios en la fotografía nipona se produjo en 1957 con la exposici…