Ir al contenido principal

En Distopía, Juan Cuéllar se vale del dibujo para señalar el vacío de la modernidad


Podría decirse que la naturaleza del dibujo es exploratoria, se funda en la observación y se desarrolla en la reflexión. El dibujo puede ser útil para esbozar un registro rápido de lo circundante pero también para un análisis más sustantivo de los objetos a partir de la forma y el contorno. A diferencia de la pintura, que se explaya en la sensibilidad de la mancha, el dibujo parece concentrarse en la esencia (más racional) de la línea. Por ello, el dibujo se hallaría a un paso de la representación fidedigna, contrario a la pintura cuya poética es siempre un estímulo para la abstracción emotiva.

Estos pensamientos acerca del dibujo podrían ser útiles para abordar el más reciente proyecto del artista Juan Cuéllar (Valencia, 1967). Reunidas bajo el título de “Distopía”, las obras que se presentan ahora en el Centre Cultural La Nau se articulan en la línea y el trazo como técnica predominante. Tal influjo se manifiesta también en las pinturas que se suman a esta selección de trabajos realizados desde 2015. A partir de sus cualidades técnicas y expresivas, el autor se sirve del dibujo para construir una reflexión acerca de los desvaríos utópicos del proyecto moderno.


Un proyecto, en general, es en gran medida un dibujo, ya sea como esbozo o como idea más avanzada. En el caso del proyecto moderno, en especial el de la primera mitad del siglo XX, mucho de su imaginario colectivo está fundado en una propuesta de futuro que primero tuvo que ser dibujada para poder ser comunicada. De allí que no resulte extraño que Juan Cuéllar se valga de este medio para señalar, desde un contexto contemporáneo, las contradicciones de una modernidad que ya lejos de su cualidad de promesa se asume ahora como la imagen de un futuro que nunca ocurrió o que lo hizo de manera fallida.



El signo de esa ausencia parece proponerse en una circunferencia blanca que, suerte de leit motiv, el artista inserta en los ambientes de sus obras. El círculo en blanco actúa como un símbolo que trastoca el virtuosismo representacional del dibujo y al mismo tiempo alude a una sensación de vacío. El círculo, y a veces también una forma rectilínea, con su condición de geometría perfecta, concluyen la operación crítica de la obra de Cuéllar, que no sólo reproduce la imagen idealizada y estéril de una sociedad en sus variantes de familiaespacio público y naturaleza, sino que además la desestabiliza desde el vacío que siempre habría estado latente en el ideal moderno.



“Juan Cuéllar. Distopía. Sala Oberta del Centre Cultural La Nau. Del 5 de junio al 9 de septiembre de 2018. Comisariado: Vicente Pla. Más información en: 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Alfaro. Laboratorio de formas escultóricas

Andreu Alfaro (Valencia, 1929 - Rocafort, 2012) es un referente en el arte español e internacional de la segunda mitad del siglo XX. Su trascendencia, más allá del atractivo encantador de sus esculturas, se debe tal vez a que logró conjuntar sin mayores fricciones el carácter racional de su obra, la naturaleza subjetiva implícita en la transformación del material y el compromiso con el contexto político, social y cultural de su tiempo.

De este importante artista se está presentando la exposición “Alfaro. Laboratorio de formas escultóricas”. Organizada por la Fundación Bancaja, la selección de casi noventa piezas sigue un criterio retrospectivo, en un arco histórico que se inicia con las primeras esculturas del artista de finales de los cincuenta hasta sus últimos trabajos fechados a principios del siglo XXI.

A fin de poder comprender este vasta producción, la exposición se organiza cronológicamente en varias vertientes temáticas que cubren los inicios del artista inspirados por el con…

Prietas las filas

La exposición “Prietas las filas” estudia el régimen político y la ideología de la dictadura de Francisco Franco (1939-1975) a partir de los mecanismos de adoctrinamiento y propaganda que dieron lugar a una cotidianidad y una historia nacional inéditas en España. Para conseguirlo, la muestra hace una indagación transversal en la cultural material asociada a este período de censura y represión. Dispuestos según un tratamiento didáctico, los objetos reunidos en sala ofrecen una visión muy completa de los símbolos inducidos por el régimen para redefinir la vida pública y privada, la función de la escuela, los roles de género y la cultura en general. La exposición se presenta en el Museu Valencià d'Etnologia desde el 19 de septiembre y su clausura, prevista para el 6 de enero, ha sido prorrogada hasta el 27 de este mes.


Uno de los logros más significativos de este proyecto es que sirve para que las generaciones que han nacido en democracia tengan una información más directa y vital a…

Babalunga i Kamolongos

Un panorama de la ilustración editorial más reciente, a través de las obras de casi sesenta creadores gráficos provenientes de diferentes países, nos ofrece la exposición “Babalunga i Kamalongos”. La muestra se está presentando en el Centre del Carme Cultura Contemporània desde el 14 de diciembre y clausurará el próximo 13 de enero.

Los trabajos fueron seleccionados en una convocatoria internacional que contó con un jurado integrado por personalidades de la ilustración como Inmaculada Corcho (directora del Museo ABC del dibujo y la ilustración), Manuela Rodríguez (directora de la editorial Kalandraka), Sandra López y Ángel Domingo (directores de la agencia de ilustración Pencil - Ilustradores), Artur Garlocha (director de arte de la revista Retina de El País) y el equipo Baba Kamo, integrado por Clara Berenguer, Manuel Garrido Barberá y Paula Pérez i de Lanuza.


Entre los artistas participantes se encuentran nombres como Aina Bestard (Naixements Bestials), Cachetejack (Une après-midi …