Ir al contenido principal

Cartel cubano 1959-1989. Crónica gráfica de la historia reciente de Cuba


El Museu Valencià de la Il·lustració i de la Modernitat (MuVIM) está presentando la muestra “Cartel cubano 1959-1989. Crónica gráfica de la historia reciente de Cuba”, un recorrido por 57 importantes creaciones de destacados artistas gráficos realizadas desde la instauración de la Revolución hasta la caída del Muro de Berlín.

La propuesta en el MuVIM ofrece la oportunidad de conocer la relevancia de la trayectoria cubana dentro del diseño gráfico, especialmente el despliegue creativo en el área del cartel, de la mano de sus más importantes figuras.

En los años que siguieron al triunfo de la Revolución, el cartel propagandístico se convirtió rápidamente en el medio más efectivo para dar a conocer la compleja realidad que debía enfrentar la sociedad cubana.

Para ello, los diseñadores del momento tuvieron que aprovechar su experiencia en el campo de la rica cultura cubana y procesar soportes y códigos para adaptarlos a los nuevos fines políticos.

Las cualidades de estos trabajos se pueden resumir en la capacidad para explotar la potencia propagandística de la imagen basada en la maleabilidad artística del motivo, como medio para lograr la mejor expresión y comunicación de las ideas.

Entre los diseñadores más importantes que se dan cita en la muestra destacan Antonio Pérez “Ñiko” (La Habana, 1941), Eladio Rivadulla (La Habana, 1923-2011), René Azcuy (La Habana, 1939), Umberto Peña (La Habana, 1937) y Eduardo Muñoz Bachs (Valencia, España, 1937-La Habana, 2001).

El proyecto está comisariado por Moraima Clavijo, quien es vicepresidenta del ICOM Cuba y fue directora del Museo Nacional de Bellas Artes de Cuba.

Su propuesta curatorial busca resaltar las tres principales características que posee el cartel realizado en la isla en el período estudiado: la ausencia de un objetivo comercial en virtud  del contexto de propaganda institucional donde se ubica, los notables atributos artísticos que posee y la búsqueda de innovación en la manera de resolver las ideas.


Todo esto conlleva a la definición de un estilo peculiar que se resume en una estética y un lenguaje que es sello de distinción.

El recorrido se organiza en cuatro secciones: el cartel político, el cartel cultural, el cartel de cine y el cartel institucional.

Cada una de estas categorías permite apreciar mejor las semejanzas y diferencias según la finalidad, el contexto y la institución que publicaba cada pieza.

La exhibición congrega carteles icónicos como “Soy tímido pero me defiendo” o “Hasta la victoria siempre” firmados por Antonio Pérez (Ñiko); el trabajo de Eladio Rivadulla que conmemora el “26 de Julio” de 1959; y el de Muñoz Bachs para el documental “Por primera vez” de Octavio Cortázar. entre muchos otros.


Las obras provienen de las colecciones Museo Nacional de Bellas Artes de La Habana, la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí y el MuVIM.

Al final de la sala se ofrece un complemento con fotografías de algunas de las famosas vallas propagandísticas dispersas por la vialidad cubana, que permite ver la exploración de estas ideas en el espacio público.

El proyecto expositivo “Cartel cubano 1959-1989. Crónica gráfica de la historia reciente de Cuba” tendrá una versión itinerante y se enmarca dentro del ciclo Poder y propaganda, que cuenta además con la ambiciosa muestra “Las imágenes del poder” que se presenta también en los espacios del MuVIM.

“Cartel cubano 1959-1989. Crónica gráfica de la historia reciente de Cuba”. Del 14 de junio al 15 de octubre de 2017. Museu Valencià de la Il·lustració i de la Modernitat - MuVIM. Quevedo, 10. Valencia, España. Comisaria: Moraima Clavijo.


También te puede interesar (enlaces patrocinados):

Comentarios

lo más visto

Fotografía japonesa en torno a Provoke

Provoke fue una revista de fotografía editada en Japón entre 1968 y 1970, período en que sus organizadores sólo llegaron a publicar tres números. Fue fundada por Takuma Nakahira y Koji Taki, junto con Takahiko Okada, Yutaka Takanashi.  A partir del segundo número contó con la participación de Daido Moriyama.

La aparición de la revista significó una sacudida en el campo de la fotografía, en especial porque asumieron su práctica como la búsqueda y ejercicio de un lenguaje alternativo.

Provoke y la búsqueda de un lenguaje alternativo Provoke es la consecuencia de un proceso de transformación del lenguaje fotográfico que se inicia en Japón a finales de los cincuenta y alcanza hasta principios de los setenta del siglo XX. Esta transformación estuvo motivada por los cambios económicos, sociales y culturales que ocurrieron en Japón luego de la rendición y posterior ocupación estadounidense.

Una primera manifestación de estos cambios en la fotografía nipona se produjo en 1957 con la exposici…

Equipaje de vuelta. La biblioteca del exilio

Hace ochenta años, por causa de la Guerra Civil, miles de personas se vieron obligadas a abandonar España en lo que para muchas sería un viaje sin retorno. Con su marcha, aquellos emigrantes dejaron atrás sus pertenencias, memorias y sobre todo su cultura. La llegada de la democracia animó la reconstrucción histórica del peregrinar de aquellos españoles por los países donde residieron. Fruto de este esfuerzo es la llamada “Biblioteca del exilio”, una sección de los fondos de la Biblioteca Valenciana que reúne un amplio acervo donado por los exiliados o sus familiares.

Ochenta años del exilio republicano español Para conmemorar el aniversario del exilio republicano español, la Biblioteca Valenciana está presentando la exposición “Equipaje de vuelta. La biblioteca del exilio”. La muestra brinda una oportunidad excepcional de acceder a esos fondos y conocer las historias de estas personas que tuvieron que desplazarse por motivos políticos o ideológicos A lo largo del recorrido, el visit…

El arte comprometido de Isabel Oliver

Isabel Oliver (Valencia, 1946) inicia su carrera artística en la década del setenta, en la vertiente figurativa española que aunaba el pop art y la crítica social. Ese contacto con la realidad se vio marcado por una preocupación feminista que reveló en su pintura situaciones incómodas acerca del lugar de la mujer en la sociedad. Son ideas que se aprecian en su serie titulada precisamente “La mujer”, con que evidencia además el vacío que sus colegas de generación hicieron con frecuencia en torno a este tema.


El juego para entender el funcionamiento de la sociedad El empeño crítico continúa en series como “El juego”, mediante la que plantea revisar los códigos del comportamiento ciudadano. Por esta vía, la artista atiende a las circunstancias políticas de la sociedad española de mediados de los setenta. Visto en un contexto más amplio, la serie permite seguir revisando las condiciones generales del juego como un mecanismo que incide en la vida en comunidad.


Un paisaje pop El empleo del…