Ir al contenido principal

Valencia. Capital de la República



Hace 80 años Valencia fue capital de la Segunda República española. El 7 de noviembre de 1936 la ciudad amanecía convertida en nueva sede del gobierno legítimo, condición  que mantuvo hasta el final de octubre del año siguiente. Para conocer la repercusión de este hito en la historia valenciana, la Nau Centre Cultural de la Universitat de València ofrece la exposición "Tot està per fer. Valencia, capital de la República". Se trata de un ambicioso cuerpo de documentos, fotografías, objetos, carteles y vídeos que brinda un interesante relato de aquellos once meses que transformaron por completo la vida en la ciudad.



A principios de noviembre de 1936, la presencia del ejército franquista a las puertas de Madrid obligó al gobierno liderado por Francisco Largo Caballero a reubicar todo su aparato administrativo en Valencia. La transformación de edificios emblemáticos como el Ayuntamiento o la Lonja, así como un gran número de “palacios, casas e inmuebles” en sede de “ministerios y demás conjuntos de dependencias de la administración central" "confirió a Valencia un protagonismo notable y la hizo convertirse en foco permanente de la atención nacional e internacional".

Esta transformación es apreciable en la muestra de La Nau. De corte fundamentalmente documental y con una gran cantidad de fotografías, cartas, comunicados oficiales, periódicos, revistas y carteles, así como varios vídeos, ofrece un recorrido cronológico del tiempo en que Valencia fue capital de la república española. Está organizada en siete grupos temáticos que describen el protagonismo de la política, el papel de las mujeres en la guerra, la vida cotidiana, los desafíos planteados por la salud y la sanidad, el arte y la cultura visual, la actividad cultural, y la educación para el pueblo.

A través de un montaje que no pretende neutralizar la potencia significativa del material exhibido, la exposición consigue situar al espectador contemporáneo en aquella realidad convulsa marcada por ilusiones, esperanzas y temores. Es notoria la sensación de transitar la ciudad mientras se suceden los acontecimientos como en una secuencia que tiende a intensificar la emoción del recorrido en sala. Con este proyecto, sus organizadores desean contribuir a la integración en la historia valenciana de este capítulo tan convulso y trascendental de aquella época en que toda una ciudad vivió de manera tan dramática el asalto a su cotidianidad.

Tot está per fer. València, capital de la República (1936-1937). Centro Cultural La Nau. Universitat, 2, Valencia. Del 7 de noviembre de 2016 al 26 de marzo de 2017. Comisarios: Mireia Ferrer, Toni Morant y Javier Navarro.

Comentarios

lo más visto

Un cómic para acercar el arte a los estudiantes

El problema del aburrimiento en el arte, por lo menos desde el punto de vista de la enseñanza de la historia, parece que tiene que ver con la manera de transmitir el conocimiento y no tanto con los contenidos.

Para muchos estudiantes las clases resultan monótonas, y esto puede deberse a la falta de imaginación del maestro o a una falsa severidad con la que se cree se deben tratar estos temas. Esta dificultad en la enseñanza acarrea, tarde o temprano, el peligro de un desconocimiento del pasado simbólico y una pérdida de valor del patrimonio cultural que inciden seriamente en el desarraigo social.

Una solución a esta problemática pasaría por emplear otras herramientas de enseñanza, capaces de generar entusiasmo y que por el hecho de ser divertidas no subestimen la importancia de los contenidos impartidos.

Enseñar con imaginación En torno a estas ideas se ubica el libro Historia del arte en cómic. El mundo clásico (enlace patrocinado), que ha escrito e ilustrado el profesor Pedro Cifue…

Nicolás Ortigosa. Todo es cuestión de confianza

Nicolás Ortigosa (Logroño, 1983) trae a Bombas Gens Centre d’Art un conjunto de obras fechado entre 2002 y 2018. El grueso de la selección proviene de una interpretación de La Divina Comedia de Dante Alighieri, que el riojano realizó entre 2005 y 2014. En este período, el artista llevó al papel, de una manera rauda e impulsiva, sus impresiones de la lectura del célebre poema. Por ello, a diferencia de las clásicas ilustraciones de Botticelli, Doré o Dalí, el trabajo de Ortigosa sigue una impronta más libre y subjetiva. Como consecuencia, el resultado, si bien parte de un referente concreto, tiene consecuencias formales que remiten claramente a la abstracción. La serie, perteneciente a la Colección Per Amor a l'Art, se compone de 89 dibujos y grabados, y al igual que la obra del poeta italiano está dividida en Infierno, Purgatorio y Paraíso.

Los dieciséis años de carrera artística de Ortigosa que cubre la exposición se completan con otras creaciones de fecha más reciente. Estos di…

Europa como un puzzle, según la mirada de Jean-Christophe Béchet

A pesar de que las obras están claramente alineadas, la sensación después de recorrer la exposición de Jean Christophe-Béchet en el Centre del Carme de Valencia, es realmente la de un puzzle. Béchet ha reunido un grupo de fotografías sobre sitios y personas de Europa tomadas a lo largo de casi tres décadas. El resultado es de una variedad y complejidad que dista mucho de la clásica imagen turística. La incertidumbre, presente a medida que se observan las fotografías, proviene de lo relativo que resulta hoy en día la definición de frontera. Así lo entiende este fotógrafo francés, para quien las historias personales y los ambientes cotidianos son más importantes que la visión hegemónica de los relatos nacionales. En atención a esas microhistorias que actúan como elementos de cohesión, Béchet se interesa por los mitos que perviven gracias a las artes visuales, la música o la poesía.

Una visión de Europa entre el espíritu documental y la inspiración poética Jean-Christophe Béchet (Marse…