Ir al contenido principal

La leyenda de Cal


Por su contenido, la revista Cal es tal vez el medio dedicado a las artes más importante de los años sesenta en Venezuela. Y por su propuesta de diseño, sin duda marcó un hito en América Latina. Sin embargo, su principal aporte no fue consecuencia de una integración "equilibrada" entre diseño y contenido. No se trata de un diseño pensado para estar al servicio del contenido y el lector. Se trata, más bien, de un diseño que busca penetrar en el contenido e interpretarlo gráficamente, al punto de terminar desafiando la convencionalidad de la lectura.

La convencionalidad de la lectura era el centro de interés de muchos creadores en aquellos años sesenta, influidos por ensayos como Obra abierta (1962) de Umberto Eco, que destacan la participación activa del lector en la construcción del sentido, donde ya no solo opera el dominio del contenido, sino de otras estructuras que a su vez pueden aportar múltiples significados. Esas otras estructuras, en el caso de Cal, podrían ser la que provienen de la manipulación de la imagen (ilustración, tipo, composición) hasta que esta pierde su valor referencial inmediato y se convierte en un símbolo de mayor potencia comunicacional. También son los años de Rayuela (1963), la contranovela  de Julio Cortázar que hace frente a la "linealidad" de la lectura y apela al lector como parte activa de la obra.  Así como en Rayuela, en Cal el contenido sería el escenario donde cobran vida los elementos del diseño que terminan por promover la complicidad del lector.

Cuando forma y contenido destabilizan el rol habitual del emisor y receptor, entramos en el terreno del arte. En este caso, la tipografía, las ilustraciones y la diagramacion ya no valen solo por si mismas y se convierten en protagonistas. Este es el terreno de las libertades, del ejercicio creador, y como destaca varias veces el texto curatorial de Lourdes Blanco: es el espacio de la invención. Se trata de uno de los mejores ejemplos de "arte aplicado" que tenemos en el país. Aquí la dimensión artística se hace presente en el proceso de fabricación de la revista, con lo cual, el resultado es una nueva "forma" de comunicación, no otra revista ilustrada más. Esa nueva forma  se adapta sin problemas a la definición que hace su director Guillermo Meneses en el primer número de la revista: un "elemento limpio, capaz de convertirse en imagen perfecta, sin adorno, fiel a sí misma en su cabal hermosura".

Que todo esto haya ocurrido durante cinco años y a través de una revista que se vendía en los quioscos, no deja de ser algo de gran significación y digno de tomar en cuenta en la actualidad cultural venezolana. La exposición "La leyenda de Cal", que se presenta en la Sala TAC del Trasnocho Cultural de Caracas, es una buena ocasión para conocer o reencontrarse con esta obra, lo cual es aún más apreciable cuando reparamos en que hasta el momento no existe una edición facsimilar que salve del olvido final esta singular experiencia editorial.

Comentarios

lo más visto

Tiempos convulsos. Historias y microhistorias en la colección del IVAM

El Institut Valencià d’Art Modern (IVAM) está ofreciendo un nuevo acercamiento a su colección. Esta vez lo hace a partir de artistas que miraron el mundo desde la realidad de la calle, las contradicciones sociales y la crisis de esperanza. Muchas de las obras que participan en esta exposición coinciden en el uso de imágenes y recursos técnicos propios de la sociedad industrial y la cultura de masas, lo que explica la relevancia en la selección de la vertiente británica del pop art y el realismo más crítico del ámbito español.

Como el título de la muestra indica, "Tiempos convulsos" sigue una doble lectura de la historia. Por una parte, se centra en conflictos como las dos Guerras Mundiales, la Guerra Civil española, y los mecanismos para construir y subvertir el imaginario del héroe y de los gobiernos represivos. La otra lectura atiende a una política de menor escala, donde se incluyen asuntos que solían considerarse del ámbito de la vida privada de las personas, pero que d…

Nicolás Ortigosa. Todo es cuestión de confianza

Nicolás Ortigosa (Logroño, 1983) trae a Bombas Gens Centre d’Art un conjunto de obras fechado entre 2002 y 2018. El grueso de la selección proviene de una interpretación de La Divina Comedia de Dante Alighieri, que el riojano realizó entre 2005 y 2014. En este período, el artista llevó al papel, de una manera rauda e impulsiva, sus impresiones de la lectura del célebre poema.

Por ello, a diferencia de las clásicas ilustraciones de Botticelli, Doré o Dalí, el trabajo de Ortigosa sigue una impronta más libre y subjetiva. Como consecuencia, el resultado, si bien parte de un referente concreto, tiene consecuencias formales que remiten claramente a la abstracción. La serie, perteneciente a la Colección Per Amor a l'Art, se compone de 89 dibujos y grabados, y al igual que la obra del poeta italiano está dividida en Infierno, Purgatorio y Paraíso.

Los dieciséis años de carrera artística de Ortigosa que cubre la exposición se completan con otras creaciones de fecha más reciente. Estos di…

Julian Opie

El mundo contemporáneo se halla ante un exceso de imágenes producto de la masificación de la cámara fotográfica y el auge de las redes sociales. Esta situación revela nuestra incapacidad para lidiar con el enorme tamaño que ha adquirido la iconosfera moderna. Tales premisas podrían ser útiles para abordar el esfuerzo de Julian Opie (Londres, 1958) en generar una imagen simplificada de la figura humana que estabilice en la memoria su infinita variedad sin menoscabar la singularidad del motivo representado. Simultáneamente, este interés ha estado acompañado de un empeño en desmontar las tensiones entre nociones de alta cultura y cultura popular, originalidad y autoría, lo cotidiano y lo ideal.

Julian Opie ha alcanzado el reconocimiento internacional por un planteamiento desprejuiciado e irreverente de la figura humana. Este enfoque le ha permitido crear una suerte de síntesis extrema de la realidad, caracterizada por un estilo lineal y colorido que combina lo lúdico y lo relajado. Tale…