Ir al contenido principal

Entradas

El museo está desnudo

Entradas recientes

Un futuro en construcción. El libro soviético en el IVAM

A principios del siglo XX, las artes visuales pasaron por un importante proceso de transformación que hizo tambalear esquemas tan arraigados en la pintura como el de la perspectiva renacentista. Ese cambio de mentalidad se manifestó en un importante número de movimientos y corrientes que también acompañaron o contribuyeron a cambios de gran calado en lo político y lo social. En el caso de la extinta Unión Soviética, el constructivismo resultó fundamental para el surgimiento de una cultura visual que propició su transición hacia el socialismo. Así, junto con los nuevos mensajes hubo también revolucionarios cambios en la forma de presentar los libros, revistas y carteles que los contenían, a un punto en que sus efectos resultaron decisivos en la evolución del diseño gráfico en Europa.

La colección del Institut Valencià d’Art Modern cuenta con notables obras del diseño soviético. De ella se han seleccionado cincuenta publicaciones editadas en los años veinte y treinta que conforman la m…

El pulso del cuerpo. Usos y representaciones del espacio. Colección Per Amor a l’Art

El territorio ya no se conforma con ser descrito sólo en términos biológicos y materiales. El territorio ha devenido el espacio de posibilidad de nuestra existencia, porque lo ocupamos físicamente, pero también porque lo habitamos en virtud de las significaciones que definen nuestra relación en comunidad. De allí que pueda hablarse de un espacio socialmente construido, es decir un espacio que pasa de ser considerado el contenedor de un grupo social para convertirse en otro más complejo que es el resultado de las decisiones y acciones de ese grupo a lo largo de su historia. Directa o indirectamente, los artistas visuales han contribuido con sus obras a reflexionar sobre esta acepción contemporánea del espacio, a partir de múltiples perspectivas que van desde la dimensión más íntima del individuo hasta la esfera más global de la sociedad.
En este tema se centra la exposición “El pulso del cuerpo. Usos y representaciones del espacio. Colección Per Amor a l’Art”, que propone a través de …

La encantadora geometría de Monika Buch

Hasta finales del siglo XIX la expresión artística más contemporánea se mantenía atada a la individualidad de su autor; es decir, a su personal elección de temas, a su manera de abordarlos y hasta a su particular forma de aplicar el pigmento o modelar un volumen. Con el cambio de siglo, muchos artistas empiezan a manifestar su interés por liberar al arte del enorme peso que tenía lo subjetivo del autor en la obra resultante. Así, entre la segunda y tercera década del siglo XX, se propusieron lograr un arte de verdadero alcance universal para lo cual tuvieron que prescindir de las figuras conocidas del entorno material y concentrarse en el uso de la geometría y el color para significar una nueva realidad que se anunciaba más allá de lo visible.

Ciertamente, los avances de la ciencia y la tecnología dejaban en claro que el mundo había cambiado y que esos cambios se tendrían que reflejar en los comportamientos de las personas y en su manera de organizarse en sociedad. Las artes plástica…

En Distopía, Juan Cuéllar se vale del dibujo para señalar el vacío de la modernidad

Podría decirse que la naturaleza del dibujo es exploratoria, se funda en la observación y se desarrolla en la reflexión. El dibujo puede ser útil para esbozar un registro rápido de lo circundante pero también para un análisis más sustantivo de los objetos a partir de la forma y el contorno. A diferencia de la pintura, que se explaya en la sensibilidad de la mancha, el dibujo parece concentrarse en la esencia (más racional) de la línea. Por ello, el dibujo se hallaría a un paso de la representación fidedigna, contrario a la pintura cuya poética es siempre un estímulo para la abstracción emotiva.
Estos pensamientos acerca del dibujo podrían ser útiles para abordar el más reciente proyecto del artista Juan Cuéllar (Valencia, 1967). Reunidas bajo el título de “Distopía”, las obras que se presentan ahora en el Centre Cultural La Nau se articulan en la línea y el trazo como técnica predominante. Tal influjo se manifiesta también en las pinturas que se suman a esta selección de trabajos rea…

Panorámica. Premio de adquisición 2018 Colección Cañada Blanch

Un panorama es una vista amplia y general de un lugar; también lo puede ser de un tema. Como herramienta de comprensión, el panorama lleva implícita la idea de una cierta distancia necesaria para poder lograr una visión de conjunto. Por lo tanto tiende más a la síntesis que al análisis. A diferencia de un mapa, cuya neutralidad plantea un recorrido más imparcial entre diferentes coordenadas, en el panorama destaca no solo lo mirado sino también la posición crítica y única de quien mira.

Estas características de la visión resultan muy útiles en una exposición como la que se ha planteado la Fundación Cañada Blanch para evaluar la actuación de las galerías agrupadas en la Asociación de Galerías de Arte Contemporáneo de la Comunidad Valenciana (LaVAC). Bajo el rótulo de “Panorámica. Premio de adquisición 2018 Colección Cañada Blanch”, se ofrecen dieciocho obras que permiten establecer el nivel, los modos de hacer y los puntos de atención del artecontemporáneo en el ámbito valenciano. Los…

Inma Femenía. Una dimensión invisible de la forma

Existe una dimensión invisible de la experiencia que va más allá de la realidad material, el espacio urbano y el arquitectónico. Una dimensión que no es solo la de ese eco subjetivo de los elementos naturales y tangibles que nos llega gracias a la sensibilidad de los artistas y poetas. Esa esfera invisible se mueve en un espectro electromagnético, y hasta hace poco solía ser el coto exclusivo de ingenieros, técnicos en telecomunicaciones y órganos reguladores. De raigambre científica, tal campo tiene en lo digital su medio de expresión y por las posibilidades que brinda para intervenir las apariencias y el sentido de las cosas se ha convertido en un territorio abierto a la indagación cultural y la práctica artística.

En ese territorio se encuentra la artista Inma Femenía (Pego, Alicante, 1985), quien penetra en lo digital para explorar una senda creadora a partir de la inestabilidad luminosa del píxel. Esto la ubica en una tradición que se remonta a tiempos remotos de la pintura en q…