Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2021

La memoria que documenta Colita

Imagen
Isabel Steva, conocida por el seudónimo de Colita (Barcelona, 1940), inició su carrera como fotógrafa en su ciudad natal. Eran los últimos años de los cincuenta cuando se relaciona con Francesc Català Roca, Oriol Maspons, Xavier Miserach y Julio Ubiña, de quienes aprendió el oficio. En 1962, gracias a su participación en la producción de la película  Los Tarantos , conoció a la bailaora Carmen Amaya, y fruto de una pasión por el flamenco se instaló en Madrid durante dos años.  Colita. Obrera. Trabajo o faena , 1976 De aquella experiencia y de un viaje a Andalucía surgió en 1973 el libro Luces y sombras del flamenco (Tusquets), con textos de José Caballero Bonald . Se trata de las primeras de una fructífera serie de publicaciones donde combina sus fotografías con escritos de firmas de renombre. Luego de su regreso a Barcelona, su producción incluyó trabajos en la prensa progresista, fotografía del cine de vanguardia que se hacía entonces en Cataluña y la colaboración en la promoción de

El color se expande en el universo de Cruz-Diez

Imagen
Una de las figuras más destacadas del op art y el cinetismo, el artista franco venezolano Carlos Cruz-Diez nació en Caracas el 17 de agosto de 1923. Su obra ha participado en importantes exposiciones en el Museum of Modern Art (MoMA) de Nueva York, la Tate Gallery, o el Museo Reina Sofía. Varias ciudades han sido sede de sus impactantes instalaciones, entre ellas París, Los Ángeles y Madrid. Carlos Cruz-Diez egresó de la Escuela de Artes Plásticas y Artes Aplicadas de Caracas en 1940. Sus inicios profesionales tienen lugar en el mundo editorial y publicitario como ilustrador y diseñador gráfico. Trabajó para las revistas El Farol, La Esfera , Élite , así como el diario El Nacional y otras publicaciones periódicas. En lo que respecta a la publicidad llegó a ocupar el cargo de director creativo de McCann Erickson y en Nueva York tuvo la oportunidad de realizar cursos de formación en este campo.  En 1955, luego de una búsqueda un tanto incierta de su perfil como artista, se instaló dura

Oscar Peterson: el ímpetu del ritmo

Imagen
El pianista y compositor canadiense Oscar Peterson (1925-2007) forma parte del grupo de músicos que contribuyeron a mantener un interés por el piano de jazz en el gran mercado discográfico que emergió durante la década de los cincuenta. Oscar Peterson , 1977. Foto: Tom Marcello. Via Wikipedia Su obra se puede ubicar a continuación del legado de grandes ejecutantes del piano como Thelonious Monk, Bud Powell o Lennie Tristano, quienes así como pusieron muy en alto el nivel de creación y ejecución del instrumento, en cierto modo también se alejaron del gusto de las grandes audiencias que comenzaba a perfilarse en aquellos años. Aunque se ha insistido en ver a Peterson bajo el influjo de un grande como Art Tatum, y ciertamente hay algo de eso en las conexiones que ambos mantuvieron en distintos momentos con la música académica, sus estilos se muestran muy diferentes. En su caso sobresale el gusto por crear una atmósfera más definida por el swing , una especie de ímpetu rítmico que acompaña

Tony Allen

Imagen
  Tony Allen, sin fecha. Foto: Bernard Benant   Tony Oladipos Allen fue un baterista y compositor nacido en Lagos, Nigeria en 1940. Es considerado, junto con Fela Kuti, uno de los creadores del afrobeat, la combinación de música yoruba, jazz y funk, que se hizo popular en África en los años setenta. Allen fue un músico autodidacta preocupado por encontrar un sonido propio. En sus influencias se unen leyendas del jazz como Max Roach y Art Blakey, además de otras referencias como el baterista ghanés, Guy Warren, conocido por su trabajo precursor en el afro-jazz. Entre 1968 y 1979, Tony Allen fue baterista y director musical de África 70, la banda fundada por Fela Kuti Residió y trabajó en París desde 1985 hasta su fallecimiento en abril de 2020.