Oscar Peterson: el ímpetu del ritmo

El pianista y compositor canadiense Oscar Peterson (1925-2007) forma parte del grupo de músicos que contribuyeron a mantener un interés por el piano de jazz en el gran mercado discográfico que emergió durante la década de los cincuenta.

Oscar Peterson, 1977. Foto: Tom Marcello. Via Wikipedia

Su obra se puede ubicar a continuación del legado de grandes ejecutantes del piano como Thelonious Monk, Bud Powell o Lennie Tristano, quienes así como pusieron muy en alto el nivel de creación y ejecución del instrumento, en cierto modo también se alejaron del gusto de las grandes audiencias que comenzaba a perfilarse en aquellos años.

Aunque se ha insistido en ver a Peterson bajo el influjo de un grande como Art Tatum, y ciertamente hay algo de eso en las conexiones que ambos mantuvieron en distintos momentos con la música académica, sus estilos se muestran muy diferentes.

En su caso sobresale el gusto por crear una atmósfera más definida por el swing, una especie de ímpetu rítmico que acompaña la mayoría de sus ejecuciones y que se aprecia casi siempre en el tamborileo involuntario y relajado de los dedos de quien escucha.

Pero esto no disminuye la complejidad de su música, porque entre los pianistas de su generación tal vez sea Peterson el más reconocido entre quienes, sin sacrificar los niveles de exigencia técnica, supieron integrar el virtuosismo asociado a la sala de conciertos a una escena cada vez más amplia del jazz. 

De ello dan cuenta grabaciones que se propusieron ese crossover entre el jazz y el gusto dominante de la época, como en la adaptación que hizo de los éxitos de Frank Sinatra (1959), West Side Story (1962) de Bernstein, o algunas canciones de The Beatles (1969). 

A lo largo de una dilatada carrera, el músico canadiense dejó una amplia discografía de la que resultan esenciales varios trabajos, entre ellos Night Train (1962), My Favourite Instrument (1968) y The Trio (1974). Esos hitos también testimonian la capacidad de Peterson para resistir, a través de una estimulante combinación entre swing y bop, los vaivenes de la moda y los cambios profundos que alteraron el panorama del jazz contemporáneo.


También te puede interesar (enlaces patrocinados):

Oscar Peterson Trio. A Jazz Portrait of Frank Sinatra (1959).

Oscar Peterson Trio. West Side Story (1962). 

Oscar Peterson Trio. Night Train (1962).

Oscar Peterson. Exclusively for My Friends (1968).

Oscar Peterson. Motions & Emotions (1969).

Oscar Peterson, Joe Pass, Niels Pedersen. The Trio (1974).


Gene Lees (2002). The Will to Swing. Cooper Square Press, 352 páginas.

Ted Gioia (2018). Historia del jazz. Turner, 606 páginas.

Comentarios

lo más visto

María Gomar Vidal. Objectes desapareguts

3 ideas acerca de la exposición “Imaginarios mecánicos y técnicos en la colección del IVAM”

Rafael Pérez Contel: la pasión por la enseñanza del arte

Joan Pellicer. La sabiduría de nuestras plantas

Julio Romero de Torres: social, modernista y sofisticado

Rachid Hachami. L’Europe en couleurs

El arte comprometido de Isabel Oliver