Ir al contenido principal

Núria Enguita, nueva directora del IVAM

Nuria Enguita, nueva directora del IVAM, junto al conseller Vicent Marzà y la secretaria autonómica de cultura y deporte Raquel Tamarit. Foto: cortesía IVAM

Tras la abrupta salida de José Miguel G. Cortés de la dirección del Institut Valencià d’Art Modern (IVAM), el museo valenciano inicia ahora una etapa bajo la conducción de Núria Enguita.

Enguita (Madrid, 1967) es licenciada en Historia y Teoría del Arte por la Universidad Autónoma de Madrid y viene de ocupar el cargo de directora artística en Bombas Gens, que queda ahora en manos de Sandra Guimarães. Anteriormente, fue directora de la Fundació Tàpies (1998-2008) y en los noventa actuó como conservadora de la colección del museo que ahora dirige. En su amplia trayectoria fue una de las comisarias de la 31ª Bienal de São Paulo (2014) y de Manifesta 4 de Frankfurt (2002).

En 2014 optó por primera vez a la dirección del IVAM. En aquel momento, el concurso internacional que dio como ganador a Cortés y en el que Enguita ocupó la segunda posición, buscaba, tras la accidentada gestión de la anterior directora, restaurar el deteriorado perfil del museo como uno de los más importantes de España.


Un plan a cinco años para el IVAM

El plan que ha presentado para los próximos cinco años del IVAM ofrece algunos puntos que parecen coincidentes con los objetivos y la acción más reciente del museo, así como otros que se entienden como aportes novedosos para la nueva gestión.

Entre los primeros se pueden mencionar la integración del museo en la vida de la ciudad y su articulación en torno a un programa de exposiciones a partir de su colección, además de la mediación y la investigación artística.


Cartel la exposición "Helena Almeida. Corpus" (2017) en un autobús de la red de transporte público de Valencia. Foto: arte de cercanías


Se mantiene también el interés en consolidar la internacionalización para conseguir la incorporación del IVAM en el circuito internacional de museos contemporáneos, así como la vertebración territorial de la institución y el fomento de la colaboración público-privada.


Nuevos rumbos para el museo valenciano

Entre los aspectos que aparecen como novedosos o como variantes significativas con respecto a la gestión anterior estarían el desarrollo de un programa expositivo orientado a dar relevancia a los contextos y trasfondos históricos. Este programa estará articulado a su vez en cuatro campos de acción (Contextos-Mundo, Historicidad, Cultura popular y Feminismos) y según cuatro maneras de hacer (Gestos, Materiales, Pantallas y Ediciones).


Sede del IVAM en Alcoi. Foto: Turismo Alcoi

Un objetivo que se apunta como pertinente tiene que ver con alcanzar una mayor conexión entre las sedes del IVAM (Valencia, Alcoi y la futura subsede) y el resto de instituciones culturales de su entorno a fin de fortalecer un ecosistema cultural más sostenible.

Otro aspecto está referido a la política de adquisiciones de obras de arte y documentos, que retomará los lineamientos establecidos durante la primera década del museo.

Finalmente, se anuncia el desarrollo de un centro de documentación que a modo de centro neurálgico de la institución haga de puente entre la colección y la biblioteca, y tenga una presencia online de amplio alcance.


Una oportunidad para ampliar el enfoque del museo

Un punto de gran interés que se desprende de este plan es la posibilidad que surge de ampliar el campo de estudio del museo más allá de la ribera del Mediterráneo. Este fue un eje de identidad con gran peso durante la anterior gestión y podría ahora replantearse, sin negarlo, en ese contexto de internacionalización que se promueve para el IVAM. De este modo se podrían retomar otras temáticas acordes a las expectativas de otras audiencias, como las de origen latinoamericano, que tienen también una presencia muy activa en la región valenciana.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Joan Pellicer. La sabiduría de nuestras plantas

Vistas de la exposición "Joan Pellicer. La sabiduría de nuestras plantas" en el Museu Valencià d'Etnologia. Todas las fotos: arte de cercanías. Joan Pellicer i Bataller nació en Bellreguard (Valencia) el 10 de julio de 1947. En los años ochenta inició un amplio proyecto de investigación sobre la vegetación que lo llevó a documentar los usos tradicionales de las plantas de la región valenciana. Formado como médico, orientó su trabajo hacia el estudio de la botánica y la etnología en las Comarcas Centrales de la Comunidad Valenciana, también conocidas como Diània. Allí, durante más de treinta y cinco años, Pellicer combinó la labor de ciencia con trabajos de campo a los que incorporaba entrevistas que hacía a las personas de las zonas que investigaba. Estos estudios perfilaron una dimensión particular de la medicina popular, a la que se sumaron elementos de la literatura y los mitos locales. Con esta información pudo documentar un amplio y rico contexto cultur

El arte comprometido de Isabel Oliver

Isabel Oliver. De la serie El juego , 1973 Isabel Oliver (Valencia, 1946) inicia su carrera artística en la década del setenta, en la vertiente figurativa española que aunaba el pop art y la crítica social. Ese contacto con la realidad se vio marcado por una preocupación feminista que reveló en su pintura situaciones incómodas acerca del lugar de la mujer en la sociedad. Son ideas que se aprecian en su serie titulada precisamente “La mujer”, con que evidencia además el vacío que sus colegas de generación hicieron con frecuencia en torno a este tema. Isabel Oliver.  Cosmética  y La familia . De la serie La mujer , 1973. Foto del autor El juego para entender el funcionamiento de la sociedad El empeño crítico continúa en series como “El juego”, mediante la que plantea revisar los códigos del comportamiento ciudadano. Por esta vía, la artista atiende a las circunstancias políticas de la sociedad española de mediados de los setenta. Visto en un contexto más amplio, la

Carmen Calvo. Los cielos están cosidos

Carmen Calvo. Los cielos están cosidos , 2019 Los comienzos de Carmen Calvo (Valencia, 1950) están influidos por el pop art , debido en parte a su cercanía con el también valenciano Equipo Crónica . No obstante, la artista orientó luego su trabajo hacia una visión del objeto definida por el carácter único que pueden otorgarle la memoria y la nostalgia. Este tratamiento la ha llevado al manejo de pequeñas piezas, algunas a modo de vestigio, que ella distribuye en el espacio o en la superficie de la obra. Con esa idea del objeto, Calvo se ha convertido en uno de los referentes actuales en la conceptualización del fragmento y ha extendido su búsqueda a una amplia gama de materiales. La artista está exponiendo actualmente en Valencia la obra “Los cielos están cosidos”, una intervención a gran escala para la fachada del Institut Valencià d’Art Modern (IVAM). Se trata de una fotografía de ochenta metros cuadrados, tratada a modo de collage, donde predomina un rostro femenino. Sobr