Ir al contenido principal

Morton Feldman

Morton Feldman. Amsterdam, 1976. Foto: Rob Bogaerts

Morton Feldman (Nueva York, 1926-1987) fue un compositor estadounidense de obras que destacan por sus delicadas y envolventes notas de extensa duración. Figura destacada de la música académica del siglo XX, es considerado un pionero de la llamada música indeterminada.

La influencia de John Cage y el círculo creativo de Nueva York

Durante su infancia tomó clases de piano con Vera Maurina-Press. Luego estudió composición con Wallingford Riegger, uno de los primeros seguidores estadounidenses de Arnold Schoenberg, y con Stefan Wolpe, quien se había formado con los también músicos experimentales Franz Schreker y Anton Webern. En 1950, durante a una audición de una obra de Webern a cargo de la Filarmónica de Nueva York, conoció a John Cage, quien se convertiría en una de las influencias más importantes de su carrera. Gracias a Cage, pudo entrar en contacto con figuras de gran notoriedad en el mundo artístico de Nueva York, como Jackson Pollock, Robert Rauschenberg, Richard Lippold, Frank O’Hara o Samuel Beckett.

Hacer música como quien pinta un cuadro abstracto

Bajo el influjo de este grupo creativo, y especialmente de las pinturas vinculadas al expresionismo abstracto, Feldman comenzó a desarrollar un estilo personal y a la vez distinto a los compositores de su entorno. En su caso, la partitura se convertía en un lienzo, en un espacio sensible cuyos resultados aspiraban a una sonoridad directa, inmediata y física. Su parangón en esta época era la pintura de Mark Rothko, en especial por sus cualidades de equilibrio y tensión entre calma y vibración.

La apertura sensible de la música indeterminada

La influencia de John Cage se hizo notar en la música de Feldman a través de obras que se alejaban de las formas clásicas y aun modernas de entonces, como la música serial. En esta búsqueda se dio a la tarea de investigar otros sistemas de notación musical que luego dieron lugar a la llamada música indeterminada, donde solo se especifican algunos elementos como el timbre y el registro pero se deja a la voluntad del intérprete otros aspectos como el ritmo y las notas. Esa apertura a lo aleatorio y el azar lo llevó incluso a intentar hacer uso de la teoría de la probabilidad y del I-Ching. Posteriormente, por necesidades de reducir la improvisación en la interpretación se vio forzado a emplear de nuevo la notación tradicional.

Al final de su carrera, Feldman entró en su etapa más densa y casi mística. Aquí sus composiciones se caracterizan por su larga duración, como las cinco horas del String Quartet II, de 1983. Son obras cuya presencia se experimenta casi como esas grandes pinturas de Jackson Pollock o de Rothko. Una música sin límites, sin altibajos, sin momentos culminantes y que logra esa dimensión contemplativa como la mejor pintura abstracta de aquellos años.

También te puede interesar (enlaces patrocinados):
Pensamientos verticales. Morton Feldman. Caja Negra, 2012. 256 páginas.

Give My Regards to Eighth Street: Collected Writings of Morton Feldman. Morton Feldman. Exact Change, 2004. 222 páginas.

Feldman Edition, vol. 13 : For Bunita Marcus. Aki Takahashi, piano. Mode, 2019. 74:18.

The Rothko Chapel; For Stefan Wolpe; Christian Wolff in Cambridge. Rupert Huber, dirección. Hanssler Classic, 2013. 62:00.

Comentarios

lo más visto

VII Premio Mardel Artes Visuales 2019

Mardel es una organización sin fines de lucro, con sede en Alicante, que se propone la difusión y promoción de las expresiones más emergentes de las artes visuales. Para lograrlo realizan cada año una exposición cuya participación es decidida por un jurado que también se ocupa de escoger entre los convocados el merecedor del Premio Mardel. El evento se caracteriza por la amplitud de temáticas y técnicas y por no tener límites de edad. Sólo tienen como condición que el participante sea nacido o residente en el Estado español.


Este año el Premio Mardel llega a su séptima edición con una exposición que se presenta en el Centre del Carme Cultura Contemporània. La ganadora ha sido Ana Císcar (Picanya, Valencia, 1993) con la obra Armas para salvar hombres, imágenes para someterlos que aborda la contradicción entre el ideal de progreso del ser humano y su capacidad destructiva. Del mismo modo se han entregado los accésits a los artistas valencianos Fermín Jiménez, Agustín Serisuelo y al dúo…

Carmen Calvo. Los cielos están cosidos

Los comienzos de Carmen Calvo (Valencia, 1950) están influidos por el pop art, debido en parte a su cercanía con el también valenciano Equipo Crónica. No obstante, la artista orientó luego su trabajo hacia una visión del objeto definida por el carácter único que pueden otorgarle la memoria y la nostalgia. Este tratamiento la ha llevado al manejo de pequeñas piezas, algunas a modo de vestigio, que ella distribuye en el espacio o en la superficie de la obra. Con esa idea del objeto, Calvo se ha convertido en uno de los referentes actuales en la conceptualización del fragmento y ha extendido su búsqueda a una amplia gama de materiales.

La artista está exponiendo actualmente en Valencia la obra “Los cielos están cosidos”, una intervención a gran escala para la fachada del Institut Valencià d’Art Modern (IVAM). Se trata de una fotografía de ochenta metros cuadrados, tratada a modo de collage, donde predomina un rostro femenino. Sobre la cara, un hilo o cuerda aparece dispuesto de un modo …

El Saler per al poble, ara!

La Dehesa del Saler es una franja de arena ubicada a diez kilómetros al sur de Valencia, que separa la Albufera del Mar Mediterráneo. Su vegetación, conformada por un bosque de pinos y por plantas crasas, aloja a las aves que anidan en el canal que la atraviesa y en el marjal de su parte norte. En 1962, las autoridades locales, animadas por el fervor turístico, promovieron un plan para urbanizar este territorio. El comienzo de las obras reveló su efecto pernicioso y dio lugar a fuertes críticas entre biólogos y ambientalistas. En la década del setenta, en plena dictadura, la protesta del movimiento ciudadano se hizo más activa y al amparo del lema “El Saler per al poble” logró más tarde la paralización de las obras.


Para ilustrar esta historia, la Universitat de València está presentando “El Saler per al poble, ara!”, una exposición compuesta por documentos oficiales, manuscritos, posters, fotografías, planos y vídeos, entre otros objetos. El proyecto rememora la lucha ciudadana en con…