Ir al contenido principal

Nuevo realismo

Yves Klein. Anthropometry: Princess Helena, 1960
Museum of Modern Art, Nueva York

El nuevo realismo es una de las muchas tendencias de vanguardia surgidas durante los años sesenta del siglo XX. Creado por el crítico Pierre Restany y el pintor Yves Klein, el nuevo realismo se formó como grupo durante una exposición colectiva celebrada en la galería Apollinaire en Roma, en 1960, si bien su primera muestra organizada como nuevos realistas se presentó en noviembre de aquel año, en el Festival de Vanguardia de París.

El primer manifiesto del grupo fue firmado por Yves Klein, Arman, Francois Dufrêne, Raymond Hains, Martial Raysse, Pierre Restany, Daniel Spoerri, Jean Tinguely y Jacques de la Villeglé. A ellos, se unieron posteriormente César, Mimmo Rotella, Niki de Saint Phalle, Gérard Deschamps y Christo.

El término, presentado por Restany, no contó con la aprobación inicial de Klein, quien se mostraba disconforme con el adjetivo de "nuevo" y se inclinaba más por identificar al movimiento como "realismo de hoy".

En ocasiones se ha establecido un paralelismo entre el nuevo realismo y el pop art estadounidense, si bien el grupo europeo osciló también alrededor de las actitudes propias del dadaísmo. De una difícil cohesión entre sus miembros, llegaron a declarar que los unía una "singularidad colectiva", con lo cual resaltaban las diferencias entre las posibles afinidades. Entre estas, es posible destacar el interés vanguardista por unir arte y vida, especialmente por medio de una apropiación directa de la realidad, en lo que Pierre Restany llamó un "reciclado poético de la realidad urbana, industrial y publicitaria".

Con esta idea procuraban alejarse del lirismo acomodaticio que señalaban en el arte abstracto y de las imposturas que acusaban en la figuración. Esto los llevó a incurrir en el uso de elementos extraídos directamente de la realidad, aunque en un sentido opuesto al collage, rasgando carteles según una técnica que llamaron décollage. Con esta actitud también pretendían reducir el carácter noble de los materiales, inclinándose por otros en apariencia más ordinarios o industriales, y por ende más cotidianos y cercanos al espectador.

Las dificultades para mantener la unión del grupo, que solo llegó a presentar tres exposiciones, se acrecentaron luego de la muerte de Yves Klein, en 1962. Su disolución se produjo en 1970.

También te puede interesar (enlaces patrocinados):
El nuevo realismo / New Realism.  Vv.Aa. Turner, 2016. 64 páginas.

Yves Klein.  Klaus Ottmann. Ediciones Polígrafa, 2009. 160 páginas.

Comentarios

lo más visto

VII Premio Mardel Artes Visuales 2019

Mardel es una organización sin fines de lucro, con sede en Alicante, que se propone la difusión y promoción de las expresiones más emergentes de las artes visuales. Para lograrlo realizan cada año una exposición cuya participación es decidida por un jurado que también se ocupa de escoger entre los convocados el merecedor del Premio Mardel. El evento se caracteriza por la amplitud de temáticas y técnicas y por no tener límites de edad. Sólo tienen como condición que el participante sea nacido o residente en el Estado español.


Este año el Premio Mardel llega a su séptima edición con una exposición que se presenta en el Centre del Carme Cultura Contemporània. La ganadora ha sido Ana Císcar (Picanya, Valencia, 1993) con la obra Armas para salvar hombres, imágenes para someterlos que aborda la contradicción entre el ideal de progreso del ser humano y su capacidad destructiva. Del mismo modo se han entregado los accésits a los artistas valencianos Fermín Jiménez, Agustín Serisuelo y al dúo…

Carmen Calvo. Los cielos están cosidos

Los comienzos de Carmen Calvo (Valencia, 1950) están influidos por el pop art, debido en parte a su cercanía con el también valenciano Equipo Crónica. No obstante, la artista orientó luego su trabajo hacia una visión del objeto definida por el carácter único que pueden otorgarle la memoria y la nostalgia. Este tratamiento la ha llevado al manejo de pequeñas piezas, algunas a modo de vestigio, que ella distribuye en el espacio o en la superficie de la obra. Con esa idea del objeto, Calvo se ha convertido en uno de los referentes actuales en la conceptualización del fragmento y ha extendido su búsqueda a una amplia gama de materiales.

La artista está exponiendo actualmente en Valencia la obra “Los cielos están cosidos”, una intervención a gran escala para la fachada del Institut Valencià d’Art Modern (IVAM). Se trata de una fotografía de ochenta metros cuadrados, tratada a modo de collage, donde predomina un rostro femenino. Sobre la cara, un hilo o cuerda aparece dispuesto de un modo …

El arte comprometido de Isabel Oliver

Isabel Oliver (Valencia, 1946) inicia su carrera artística en la década del setenta, en la vertiente figurativa española que aunaba el pop art y la crítica social. Ese contacto con la realidad se vio marcado por una preocupación feminista que reveló en su pintura situaciones incómodas acerca del lugar de la mujer en la sociedad. Son ideas que se aprecian en su serie titulada precisamente “La mujer”, con que evidencia además el vacío que sus colegas de generación hicieron con frecuencia en torno a este tema.


El juego para entender el funcionamiento de la sociedad El empeño crítico continúa en series como “El juego”, mediante la que plantea revisar los códigos del comportamiento ciudadano. Por esta vía, la artista atiende a las circunstancias políticas de la sociedad española de mediados de los setenta. Visto en un contexto más amplio, la serie permite seguir revisando las condiciones generales del juego como un mecanismo que incide en la vida en comunidad.


Un paisaje pop El empleo del…