Ir al contenido principal

Esther Alzaibar, el protagonismo de lo circular

Bowl, 1994. Colección Mercantil, Caracas

Esther Alzaibar (Puerto Rico, 1930) es una referencia importante en la cerámica artística venezolana de las últimas décadas. Su carrera ha transitado por las formas cerradas, cuyas texturas promovían asociaciones simbólicas con cortezas vegetales, pasando luego por un período de depuración de las superficies que aumentó el poder encantador de sus esmaltes.

No obstante, el fundamento de su obra incluye además el protagonismo de la forma circular que se extiende en el amplio diámetro que ha hecho célebre muchas de sus vasijas. La regularidad formal ha sido sometida a un proceso de alteración que intensifica el atractivo de su trabajo y confirma su destreza frente al torno.

Sin título, 1994. Colección Mercantil, Caracas

Nacida en Puerto Rico, pero asimilada desde temprano al ámbito venezolano, Esther Alzaibar comenzó desde muy joven su contacto con la cerámica. Su formación estuvo guiada por profesores como Sergio González y Reina Herrera, y una vez graduada en la Escuela de Artes Visuales Cristóbal Rojas de inmediato fue invitada a formar parte del equipo profesoral del Instituto de Diseño Neumann.

Alzaibar desarrolló una importante producción de piezas utilitarias desde el taller Barro y Fuego, que fundara junto con otras ceramistas en 1975 en las inmediaciones de El Hatillo, en Caracas. Desde allí, desplegó una importante labor en el área de formación y de promoción del arte cerámico que sirvió de continuidad a su faceta como docente.

Esther Alzaibar en su taller, 2005

El trabajo que realizó en su taller conjuga no sólo el conocimiento de los elementos que hacen posible la eficacia de cada pieza, sino además la forma callada y constante con que supo preservar la vida de ese importante centro de producción.

Esa experiencia se recrea en cada obra que salió de Barro y Fuego, de allí la calidez que las convierte en testimonio no sólo de las habilidades de Alzaibar para la transformación de la arcilla, sino de su empeño en saber resguardar, a pesar de las dificultades, las condiciones para que el encuentro íntimo y humano con la cerámica se siga llevando a cabo.

Comentarios

lo más visto

VII Premio Mardel Artes Visuales 2019

Mardel es una organización sin fines de lucro, con sede en Alicante, que se propone la difusión y promoción de las expresiones más emergentes de las artes visuales. Para lograrlo realizan cada año una exposición cuya participación es decidida por un jurado que también se ocupa de escoger entre los convocados el merecedor del Premio Mardel. El evento se caracteriza por la amplitud de temáticas y técnicas y por no tener límites de edad. Sólo tienen como condición que el participante sea nacido o residente en el Estado español.


Este año el Premio Mardel llega a su séptima edición con una exposición que se presenta en el Centre del Carme Cultura Contemporània. La ganadora ha sido Ana Císcar (Picanya, Valencia, 1993) con la obra Armas para salvar hombres, imágenes para someterlos que aborda la contradicción entre el ideal de progreso del ser humano y su capacidad destructiva. Del mismo modo se han entregado los accésits a los artistas valencianos Fermín Jiménez, Agustín Serisuelo y al dúo…

Morton Feldman

Morton Feldman (Nueva York, 1926-1987) fue un compositor estadounidense de obras que destacan por sus delicadas y envolventes notas de extensa duración. Figura destacada de la música académica del siglo XX, es considerado un pionero de la llamada música indeterminada.

La influencia de John Cage y el círculo creativo de Nueva York Durante su infancia tomó clases de piano con Vera Maurina-Press. Luego estudió composición con Wallingford Riegger, uno de los primeros seguidores estadounidenses de Arnold Schoenberg, y con Stefan Wolpe, quien se había formado con los también músicos experimentales Franz Schreker y Anton Webern. En 1950, durante a una audición de una obra de Webern a cargo de la Filarmónica de Nueva York, conoció a John Cage, quien se convertiría en una de las influencias más importantes de su carrera. Gracias a Cage, pudo entrar en contacto con figuras de gran notoriedad en el mundo artístico de Nueva York, como Jackson Pollock, Robert Rauschenberg, Richard Lippold, Frank …

Manuel Quintana Castillo. Pintura topológica

A comienzos de los años noventa, Manuel Quintana Castillo elaboró una reflexión sobre el espacio pictórico a partir de una rama de la geometría conocida como topología, una disciplina cuyas aplicaciones buscan establecer modelos o estructuras para espacios inestables. La interpretación artística de este planteamiento por parte del artista venezolano, corresponde a la etapa en su trayectoria conocida como la pintura topológica. El resultado es una propuesta en la cual los signos, las caligrafías y las líneas atienden a una noción del espacio entendido como continuidad, en el que puedan convivir el azar y la racionalidad de las estructuras geométricas.

El propósito es reivindicar la superficie bidimensional y el espacio plano del cuadro, el cual ya no pretende ser ilusorio, sino real y concreto. De esta manera, la pintura deja de ser el reflejo o el instrumento comunicativo de otras realidades para convertirse en una realidad sustantiva y a la vez integrante de la totalidad del mundo, …