Ir al contenido principal

Escoles i Mestres. Dos segles d'història i memòria a València

Grupo de escolares con la maestra Mercedes Bertolín, hacia 1916
Colección Alejandro Mayordomo

La etapa escolar forma parte de la historia vital de la mayoría de los individuos, un tiempo de saberes pero también de emociones que habrán de marcar la personalidad del adulto.  Así mismo, la historia de la educación es la historia de una sociedad, de sus maneras de valorar el pasado, encarar el presente y proponer un futuro, una tríada cuya configuración suele cambiar según el clima político del momento. Entre ese tiempo personal de la primera escuela y el tiempo público de la enseñanza se elaboran contenidos, discursos y prácticas que influyen en nuestros modos de ser en la intimidad familiar, en la vida social y en los idearios nacionales. Sobre este tema, el Centre Cultural La Nau ofrece una muestra que en un arco de doscientos años y en el contexto valenciano cubre una historia de la enseñanza, desde aquellos maestros dedicados y severos de principios del XIX hasta los más recientes avances de la pedagogía moderna.

A través de un voluminoso y variado cuerpo de elementos, provenientes del acervo de la Universitat de València, el Museo del Prado, el Museo de Bellas Artes de Valencia y otros importantes archivos documentales, la exposición ofrece un relato del devenir del pensamiento pedagógico en España, y en particular en Valencia, siguiendo una línea que parte de la tradición, pasa por la innovación modernizadora y alcanza el interés por un mayor compromiso social.

La exhibición, que lleva por título “Escoles i mestres: dos segles d'història i memòria a València”, está organizada en seis etapas claramente identificadas que atienden a Los orígenes (1814-1867); Las exigencias de dignificación profesional (1898-1923); El impulso democratizador y modernizador de la Segunda República (1931-1938); Los efectos y realidades de la postguerra (1938-1950); La nueva racionalidad del desarrollismo y la tecnocracia (1956-1973); y El tiempo de la democracia (1976-2011).

La distribución de los libros, cuadernos, pinturas, fotografías, trabajos escolares, videos, objetos y demás recursos de enseñanza que integran este proyecto sigue una doble clave que se mueve entre lo personal y lo social, apelando así a una implicación emotiva y racional del espectador. De este modo, la exposición logra su mejor cometido que es conectar con las vivencias, recuerdos o el marco de expectativas del visitante, en un cruce de referencias que mezcla la historia de la educación con una memoria íntima y colectiva de la infancia, una idea que se expresa en el magnífico texto firmado por Manuel Vicent que sirve de epílogo a la muestra.

“Escoles i Mestres. Dos segles d'història i memòria a València”. Del 28 de noviembre de 2017 al 18 de marzo de 2018. Centre Cultural La Nau, Sala Acadèmia. Comisariado: Óscar Barberà Marco. Más información y horarios en www.uv.es.


También te puede interesar (enlaces patrocinados):
Olegario Negrín Fajardo (2016). Historia de la educación española. Universidad Nacional de Educación a Distancia.

César Bona (2016). Las escuelas que cambian el mundo. Plaza & Janes.

Sir Ken Robinson (2015). Escuelas creativas: La revolución que está transformando la educación. Debolsillo.



Comentarios

lo más visto

Tiempos convulsos. Historias y microhistorias en la colección del IVAM

El Institut Valencià d’Art Modern (IVAM) está ofreciendo un nuevo acercamiento a su colección. Esta vez lo hace a partir de artistas que miraron el mundo desde la realidad de la calle, las contradicciones sociales y la crisis de esperanza. Muchas de las obras que participan en esta exposición coinciden en el uso de imágenes y recursos técnicos propios de la sociedad industrial y la cultura de masas, lo que explica la relevancia en la selección de la vertiente británica del pop art y el realismo más crítico del ámbito español.

Como el título de la muestra indica, "Tiempos convulsos" sigue una doble lectura de la historia. Por una parte, se centra en conflictos como las dos Guerras Mundiales, la Guerra Civil española, y los mecanismos para construir y subvertir el imaginario del héroe y de los gobiernos represivos. La otra lectura atiende a una política de menor escala, donde se incluyen asuntos que solían considerarse del ámbito de la vida privada de las personas, pero que d…

Nicolás Ortigosa. Todo es cuestión de confianza

Nicolás Ortigosa (Logroño, 1983) trae a Bombas Gens Centre d’Art un conjunto de obras fechado entre 2002 y 2018. El grueso de la selección proviene de una interpretación de La Divina Comedia de Dante Alighieri, que el riojano realizó entre 2005 y 2014. En este período, el artista llevó al papel, de una manera rauda e impulsiva, sus impresiones de la lectura del célebre poema.

Por ello, a diferencia de las clásicas ilustraciones de Botticelli, Doré o Dalí, el trabajo de Ortigosa sigue una impronta más libre y subjetiva. Como consecuencia, el resultado, si bien parte de un referente concreto, tiene consecuencias formales que remiten claramente a la abstracción. La serie, perteneciente a la Colección Per Amor a l'Art, se compone de 89 dibujos y grabados, y al igual que la obra del poeta italiano está dividida en Infierno, Purgatorio y Paraíso.

Los dieciséis años de carrera artística de Ortigosa que cubre la exposición se completan con otras creaciones de fecha más reciente. Estos di…

Julian Opie

El mundo contemporáneo se halla ante un exceso de imágenes producto de la masificación de la cámara fotográfica y el auge de las redes sociales. Esta situación revela nuestra incapacidad para lidiar con el enorme tamaño que ha adquirido la iconosfera moderna. Tales premisas podrían ser útiles para abordar el esfuerzo de Julian Opie (Londres, 1958) en generar una imagen simplificada de la figura humana que estabilice en la memoria su infinita variedad sin menoscabar la singularidad del motivo representado. Simultáneamente, este interés ha estado acompañado de un empeño en desmontar las tensiones entre nociones de alta cultura y cultura popular, originalidad y autoría, lo cotidiano y lo ideal.

Julian Opie ha alcanzado el reconocimiento internacional por un planteamiento desprejuiciado e irreverente de la figura humana. Este enfoque le ha permitido crear una suerte de síntesis extrema de la realidad, caracterizada por un estilo lineal y colorido que combina lo lúdico y lo relajado. Tale…