Ir al contenido principal

Valencia. Capital animal


Una de las causas que cobra más fuerza en la agenda social y cultural del momento tiene que ver con la situación de los animales y nuestra responsabilidad en su explotación y sufrimiento. Sobre esto se esgrime que un verdadero ideal de progreso tendría que pasar por revisar nuestra relación con los animales a fin de reconsiderar las estructuras económicas, políticas y culturales sobre las que nos organizamos como colectivo, y de allí elaborar un nuevo concepto de humanismo.

Tal concepto se plantearía eliminar la diferencia entre humanos y no humanos, en una ampliación ética de la compasión, la empatía y el respeto como valores que guían nuestra conducta.

Foto: Consorci de Museus de la Comunitat Valenciana

Tomando como eje este tema, el Centre del Carme ha reunido en sus salas Ferreres y Goerlich una vasta cantidad de obras de diversos medios, técnicas y formatos bajo el título de “Valencia, capital animal”. Se trata de una muestra que quiere concienciar acerca de la realidad de los animales en la sociedad contemporánea a través del trabajo de 148 artistas y 873 obras. El conjunto se distribuye en dos colectivas, “Animal” y “Vidas ilustradas”, y dos individuales de Paco Catalán y Andrés Rábago “El Roto”. El proyecto está a cargo de la plataforma “Valencia, capital animal”, una iniciativa de activismo cultural que mediante la unión de voces del arte, la cultura y la ciencia se propone erradicar el maltrato animal en España.

Paco Catalán

La exposición toca con acierto cuestiones como la ganadería intensiva, la alimentación, los espectáculos con animales, la caza, la investigación y el abandono. La colectiva “Animal” congrega a artistas, activistas y organizaciones que reivindican los derechos de los animales y una visión antropocéntrica más diversa. En “Vidas ilustradas”, Roger Olmos, Luiso García y Celeste Ciafarone proclaman la necesidad de una vida digna para los animales. Paco Catalán, homenajeado con el premio “Valencia, capital animal”, presenta las viñetas que cuelga diariamente en las redes sociales como reflejo de su compromiso con los animales. Finalmente, Andrés Rábago “El Roto” reúne en “Antitauromaquias” sus dibujos para el libro homónimo publicado con textos de Manuel Vicent.

Andrés Rábago "El Roto"

El proyecto expositivo “Valencia, capital animal”, que cuenta con la colaboración del Consorci de Museus de la Comunitat Valenciana, ha sabido conciliar la causa por los derechos animales con un mensaje que lejos de lo panfletario conmueve y crea conciencia acerca de este tema. En esta línea resulta importante la conjunción de profesionales del arte, la cultura y el pensamiento como vía para alcanzar soluciones creativas en la construcción de una sociedad más justa. Entendida como un aporte al proceso de transformación cultural, la exhibición deja en claro que es desde la cultura donde se puede lograr una verdadera influencia para hacer realidad sus objetivos. Esto, en cualquier caso, destaca la relevancia del arte para generar reflexión y pensamiento crítico, y de las iniciativas culturales para lograr cambios en la sociedad y poder avanzar como seres humanos.

“Valencia. Capital animal”. Centre del Carme. Calle Museus, 1. Valencia, España. Del 27 de septiembre de 2017 al 7 de  enero de 2018. Comisariado: Ángela Molina y Jorge López . Más información en Centre del Carme y Valencia, capital animal.

También te puede interesar (enlaces patrocinados):
Manuel Vicent y El Roto (2017). Anti Tauromaquia. Random House.

Jorge Riechmann Fernández (2017). En defensa de los animales. Los Libros De La Catarata.

Peter Singer (2011). Liberación animal: El clásico definitivo del movimiento animalista. Taurus.

Richard D. Ryder (2000). Animal Revolution: Changing Attitudes Towards Speciesism. Berg 3PL.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Joan Pellicer. La sabiduría de nuestras plantas

Vistas de la exposición "Joan Pellicer. La sabiduría de nuestras plantas" en el Museu Valencià d'Etnologia. Todas las fotos: arte de cercanías. Joan Pellicer i Bataller nació en Bellreguard (Valencia) el 10 de julio de 1947. En los años ochenta inició un amplio proyecto de investigación sobre la vegetación que lo llevó a documentar los usos tradicionales de las plantas de la región valenciana. Formado como médico, orientó su trabajo hacia el estudio de la botánica y la etnología en las Comarcas Centrales de la Comunidad Valenciana, también conocidas como Diània. Allí, durante más de treinta y cinco años, Pellicer combinó la labor de ciencia con trabajos de campo a los que incorporaba entrevistas que hacía a las personas de las zonas que investigaba. Estos estudios perfilaron una dimensión particular de la medicina popular, a la que se sumaron elementos de la literatura y los mitos locales. Con esta información pudo documentar un amplio y rico contexto cultur

El arte comprometido de Isabel Oliver

Isabel Oliver. De la serie El juego , 1973 Isabel Oliver (Valencia, 1946) inicia su carrera artística en la década del setenta, en la vertiente figurativa española que aunaba el pop art y la crítica social. Ese contacto con la realidad se vio marcado por una preocupación feminista que reveló en su pintura situaciones incómodas acerca del lugar de la mujer en la sociedad. Son ideas que se aprecian en su serie titulada precisamente “La mujer”, con que evidencia además el vacío que sus colegas de generación hicieron con frecuencia en torno a este tema. Isabel Oliver.  Cosmética  y La familia . De la serie La mujer , 1973. Foto del autor El juego para entender el funcionamiento de la sociedad El empeño crítico continúa en series como “El juego”, mediante la que plantea revisar los códigos del comportamiento ciudadano. Por esta vía, la artista atiende a las circunstancias políticas de la sociedad española de mediados de los setenta. Visto en un contexto más amplio, la

Carmen Calvo. Los cielos están cosidos

Carmen Calvo. Los cielos están cosidos , 2019 Los comienzos de Carmen Calvo (Valencia, 1950) están influidos por el pop art , debido en parte a su cercanía con el también valenciano Equipo Crónica . No obstante, la artista orientó luego su trabajo hacia una visión del objeto definida por el carácter único que pueden otorgarle la memoria y la nostalgia. Este tratamiento la ha llevado al manejo de pequeñas piezas, algunas a modo de vestigio, que ella distribuye en el espacio o en la superficie de la obra. Con esa idea del objeto, Calvo se ha convertido en uno de los referentes actuales en la conceptualización del fragmento y ha extendido su búsqueda a una amplia gama de materiales. La artista está exponiendo actualmente en Valencia la obra “Los cielos están cosidos”, una intervención a gran escala para la fachada del Institut Valencià d’Art Modern (IVAM). Se trata de una fotografía de ochenta metros cuadrados, tratada a modo de collage, donde predomina un rostro femenino. Sobr