Ir al contenido principal

Marina Núñez. Un cuerpo extraño


En la actualidad asistimos a una expansión vertiginosa de las fronteras gracias a la tecnología. Los avances en realidad virtual se han convertido en una especie de difuminador de los límites que atañen no solo al lugar físico donde estamos sino también a los del propio cuerpo que somos.

Esta apertura conceptual del mundo contemporáneo ha contribuido a trastornar lo que se entiende por humano, ya sea para relativizar la primacía del hombre renacentista o para superar sus barreras físicas o intelectuales a través de la biotecnología.

El nuevo escenario que se vislumbra en un entorno posthumano coincide con el ajuste social que ha permitido crear conciencia acerca de las desigualdades motivadas por diferencias de género, raza o religión. Y aunque ha habido avances significativos aún hay campos como el del sistema del arte contemporáneo, donde la mujer se halla lejos de satisfacer las exigencias de visibilización e igualdad.

Estas dos vertientes que configuran el futuro en buena parte de la sociedad occidental coinciden en la propuesta “Un cuerpo extraño” de la artista Marina Núñez (Palencia, 1966) para el programa “el IVAM produce” que organiza el museo valenciano.


Se trata de una fotografía de 80 metros cuadrados que se extiende sobre la fachada del museo, donde mediante un trampantojo se aprecia una mujer que emerge violentamente a través del muro, y gracias a técnicas de manipulación digital su rostro parece licuarse a medida que atraviesa la pared del edificio.

Toda la escena propicia una apertura de interpretaciones que intentan explicar el porqué de la expulsión violenta de la mujer, o de su motivación a impulsarse fuera del museo, así como de los cambios en el estado de la materia que experimenta su piel.

El proyecto pone de manifiesto el interés en la identidad femenina a través de los discursos de género, junto con la violencia simbólica o real que subyace en los estereotipos dominantes, temas que desde los noventa marcaron los inicios de Marina Núñez.

A partir del 2000 la artista incursionó en las técnicas digitales para producir fotografías y vídeos que hicieron más evidente una idea inestable del cuerpo como ser maleable o metamórfico, que la han conducido en los últimos años a una estética más cercana al cyborg de la ciencia ficción.

“Marina Nuñez. Un cuerpo extraño”. Institut Valencià d’Art Modern - IVAM. Guillem de Castro, 118. Valencia, España.  Del 26 de octubre de 2017 al 25 de marzo de 2018.


También te puede interesar:
 José Jiménez Jiménez, Marina Núñez Jiménez, Bernardo Pinto de Almeida, et al. (2015). Marina Núñez: El fuego de la visión. Comunidad de Madrid. Publicaciones Oficiales.

Marina Núñez, Iñaki Alvarez (2011). Marina Núñez: tapar para ver o "el ojo vago". Sala Exposiciones Rekalde.

Rosi Braidotti (2015). Lo posthumano. Gedisa.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Prietas las filas

La exposición “Prietas las filas” estudia el régimen político y la ideología de la dictadura de Francisco Franco (1939-1975) a partir de los mecanismos de adoctrinamiento y propaganda que dieron lugar a una cotidianidad y una historia nacional inéditas en España. Para conseguirlo, la muestra hace una indagación transversal en la cultural material asociada a este período de censura y represión.

Dispuestos según un tratamiento didáctico, los objetos reunidos en sala ofrecen una visión muy completa de los símbolos inducidos por el régimen para redefinir la vida pública y privada, la función de la escuela, los roles de género y la cultura en general. La exposición se presenta en el Museu Valencià d'Etnologia desde el 19 de septiembre y su clausura, prevista para el 6 de enero, ha sido prorrogada hasta el 27 de este mes.


Uno de los logros más significativos de este proyecto es que sirve para que las generaciones que han nacido en democracia tengan una información más directa y vital a…

Joel Meyerowitz. Hacia la luz

Joel Meyerowitz es considerado un fotógrafo de la calle, una definición que lo ubica en la vertiente histórica de Henri Cartier-Bresson o Robert Frank.

Actualmente, este artista nacido en Nueva York (1938) presenta una exposición que lleva por título “Hacia la luz”. En ella se pueden apreciar dos de los rasgos fundamentales de su trabajo. Por una parte, el uso desprejuiciado del color, incluso en tiempos donde era casi imposible separar la fotografía de autor del clásico blanco y negro. Por la otra, un complejo encuadre fotográfico que incorpora el carácter fragmentario y los contrastes cotidianos de la vida urbana. Estos aspectos se anunciaron desde temprano en la obra de Meyerowitz y resultan relevantes en la exposición que ofrece Bombas Gens. Centre d’Art hasta el 10 de febrero.

Los organizadores de la muestra han seleccionado casi cien fotografíaspertenecientes a la Colección Per Amor a l‘Art, tomadas la mayoría en Málaga entre 1966 y 1967. De ese conjunto hay una selección de imá…

Soledad Sevilla. El patriarca

Soledad Sevilla (Valencia, 1944) ha ideado un proyecto específico para la fachada del IVAM. La obra consiste en una reproducción a gran escala de algunos azulejos que conforman el zócalo de uno de los muros del claustro de la iglesia del Patriarca, en Valencia.

El marcado diseño geométrico de aquellas piezas constituye la base de un recuerdo adolescente de la artista. Tras la aparente intrascendencia de la imagen seleccionada, el proyecto busca destacar las resonancias poéticas que pueden surgir de la asociación del ornamento cerámico, el vetusto inmueble y la ciudad natal de la artista. La hipótesis planteada es que en la fluencia libre y constante del recuerdo reside el alimento y el sustento de la mirada.

El proyecto forma parte del programa “El IVAM produce” y estará en exhibición desde el 17 de enero hasta el 16 de junio de 2019.

“Soledad Sevilla. El patriarca”. Institut Valencià d'Art Modern. Del 17 de enero hasta el 16 de junio de 2019. Más información en: ivam.es.

También t…