Ir al contenido principal

Internacional Situacionista. Un curioso movimiento de vanguardia

Asger Jorn. The Disquieting Duckling, 1959. Museum Jorn

Las "situaciones" como medio para transformar la realidad

La Internacional Situacionista fue un movimiento europeo de vanguardia altamente politizado que tenía como objetivo la crítica de la sociedad contemporánea y la transformación radical de la realidad a través de la construcción de “situaciones”. Estas situaciones buscaban generar ambientes y acontecimientos a fin de alterar el orden establecido de las cosas y allanar así las fronteras que separaban el arte y la vida. Aunque se expresó también a través de la pintura y el cine no podría hablarse de un estilo situacionista sino de un manejo situacionista de tales medios.

Una breve historia de la Internacional Situacionista

Conocido también como Situacionismo, se trata de un movimiento artístico, político y cultural inspirado por la Internacional Situacionista. Esta organización fue creada por un grupo de artistas e intelectuales revolucionarios reunidos en Cosio d’Arroscia, Italia, en 1957, quienes provenían de otros colectivos de vanguardia como la Internacional Letrista, el Movimiento Internacional por una Bauhaus Imaginista, CoBrA y la London Psychogeographical Association. Entre sus miembros figuran Guy Debord, Michèle Bernstein y Asger Jorn. Con un importante papel de inspiración ideológica en las jornadas del Mayo Francés de 1968, la Internacional Situacionista se disolvió en 1972.

Pinot Gallizio. Industrial Painting, 1958. Tate

La vida cotidiana frente a la sociedad de clases

El ideario de este movimiento está recogido en el libro La sociedad del espectáculo (1967), de Guy Debord. Allí confluyen algunas de las posturas marxistas de Anton Pannekoek, Rosa Luxemburgo o Georg Lukács, junto con el rescate de la faceta más crítica del surrealismo. Con este entramado teórico, el Movimiento Situacionista se propuso atacar la sociedad de clases desde la valoración plural de la vida cotidiana como vía para enfrentar el dominio capitalista y la conversión del mundo en mercancía.

Este cometido significaba cuestionar el sistema del arte a través de estrategias que tenían una marcada implicación política. Entre ellas están el détournement y la deriva. El primero distorsiona el significado y uso de algún objeto característico de la sociedad de masas para producir con ello un efecto crítico. El segundo, una versión ampliada de la psicogeografía, plantea una revisión de las formas de experimentar la vida urbana a partir de las emociones. Por esta vía se esquiva la rutina y las costumbres paralizantes, reducto este donde se fundaría la lógica hegemónica del capitalismo.

Constant. Symbolic Map New Babylon, 1969. Gemeentemuseum La Haya

Algunos "artistas situacionistas"

El “estratega” Guy Debord (1931-1994), los artistas Constant Nieuwenhuys (1920-2005), Ralph Rumney (1934-2002), Asger Jorn (1914-1973) y Pinot Gallizio (1902-1964); los escritores Alexander Trocchi (1925-1984), Raoul Vaneigem (1934) y Michèle Bernstein (1932); y el arquitecto Attila Kotányi (1924-2003).

También te puede interesar (enlaces patrocinados):
Guy Debord (1967/2015). La sociedad del espectáculo. Pre-Textos. Traducción: José Luis Pardo Torio.

Comentarios

lo más visto

El arte comprometido de Isabel Oliver

Isabel Oliver (Valencia, 1946) inicia su carrera artística en la década del setenta, en la vertiente figurativa española que aunaba el pop art y la crítica social. Ese contacto con la realidad se vio marcado por una preocupación feminista que reveló en su pintura situaciones incómodas acerca del lugar de la mujer en la sociedad. Son ideas que se aprecian en su serie titulada precisamente “La mujer”, con que evidencia además el vacío que sus colegas de generación hicieron con frecuencia en torno a este tema.


El juego para entender el funcionamiento de la sociedad El empeño crítico continúa en series como “El juego”, mediante la que plantea revisar los códigos del comportamiento ciudadano. Por esta vía, la artista atiende a las circunstancias políticas de la sociedad española de mediados de los setenta. Visto en un contexto más amplio, la serie permite seguir revisando las condiciones generales del juego como un mecanismo que incide en la vida en comunidad.


Un paisaje pop El empleo del…

Fotografía japonesa en torno a Provoke

Provoke fue una revista de fotografía editada en Japón entre 1968 y 1970, período en que sus organizadores sólo llegaron a publicar tres números. Fue fundada por Takuma Nakahira y Koji Taki, junto con Takahiko Okada, Yutaka Takanashi.  A partir del segundo número contó con la participación de Daido Moriyama.

La aparición de la revista significó una sacudida en el campo de la fotografía, en especial porque asumieron su práctica como la búsqueda y ejercicio de un lenguaje alternativo.

Provoke y la búsqueda de un lenguaje alternativo Provoke es la consecuencia de un proceso de transformación del lenguaje fotográfico que se inicia en Japón a finales de los cincuenta y alcanza hasta principios de los setenta del siglo XX. Esta transformación estuvo motivada por los cambios económicos, sociales y culturales que ocurrieron en Japón luego de la rendición y posterior ocupación estadounidense.

Una primera manifestación de estos cambios en la fotografía nipona se produjo en 1957 con la exposici…

Xu Bing: el poder de las palabras

Xu Bing(Chongqing, China, 1955) es un artista con una destacada trayectoria en la instalación, la caligrafía y la impresión. A través de estos medios se ha concentrado en estudiar principalmente la dimensión política de las palabras y los textos. Su condición de artista contemporáneo de una nación no occidental como China lo ha llevado a explorar las limitaciones y aperturas del lenguaje desde el punto de vista de la interrelación social y el entendimiento que tenemos del mundo.