lunes, 16 de octubre de 2017

Fragmentos para la eternidad. Poéticas en torno a la ruina

Antonio Fernández Alvira. La dernière lueur, 2016

La ruina se asocia a estructuras arquitectónicas creadas por el ser humano que han sido olvidadas por falta de mantenimiento o una deliberada voluntad de destrucción. Como testimonios de un tiempo pretérito tienen importancia para historiadores, arqueólogos y antropólogos, y algunas son consideradas patrimonio universal. Durante el Renacimiento se convirtieron en vehículo de ideas estéticas y filosóficas, y en el romanticismo del XVIII alcanzaron la condición de lo sublime. Con el paso del tiempo, la representación artística de la ruina adquirió connotaciones morales acerca del devenir de la humanidad.

María José Planells. Vestigios biográficos, 2017

Bajo algunos de estos preceptos, la Fundación Chirivella Soriano presenta “Fragmentos para la eternidad. Poéticas en torno a la ruina”, un proyecto que busca acercarse a las diferentes visiones que puede alcanzar la idea de ruina en el arte contemporáneo. La muestra reúne las propuestas de los artistas Lida Abdul, David Bestué, Bleda y Rosa, Carmen Calvo, Óscar Carrasco, Antonio Fernández Alvira, Patricia Gómez y María Jesús González, María José Planells y Anna Talens. Distribuidas entre varias instalaciones, fotografías, esculturas y un vídeo, las obras han sido realizadas en los últimos años, con excepción de las dos piezas de Carmen Calvo que están fechadas en 1984 y 1996.

Patricia Gómez y María Jesús González. De re muraria, 2014

Ajustada a la idea de poética, entendida como el protagonismo de lo formal o expresivo de la obra de arte puesto en favor de un concepto o idea, las líneas temáticas de la exposición se podrían resumir por su orientación hacia el sentido de una historia política, la nostalgia personal, los requerimientos del exilio, lo efímero de lo que nos rodea, la apropiación museística de la ruina, la reconstrucción del recuerdo a través del despojo, la elocuencia de los materiales y el contexto que significan, el fracaso de la arquitectura, la congelación del pasado representado en un muro, y el sentido fragmentario de la identidad.

Anna Talens. Mural de la ausencia, 2009

En tiempos en que para muchos todavía resuenan frases apocalípticas que anunciaban el fin de la historia, la exposición contribuye a mostrar la relevancia que cobra el pasado cuando se valora desde su decadencia y olvido. De cara a la rapidez con que circula hoy la información y al vertiginoso declive del poder evocador de la imagen, se atiende a una dimensión temporal de lo humano expresada en el vestigio. Aquí reside tal vez la vía para encontrar las huellas que permitan enfrentar un incierto futuro o que nos reconforten con el carácter ruinoso de una eternidad cíclica.

“Fragmentos para la eternidad. Poéticas en torno a la ruina”. Fundación Chirivella Soriano. Calle Valeriola, 13. Valencia, España. Del 6 de octubre de 2017 al 14 de enero de 2018. Comisario: José Luis Giner.

No hay comentarios:

Publicar un comentario