Ir al contenido principal

Carmela García. Imágenes de(l) poder - Cartografía de lo invisible


La exposición en el IVAM de la artista Carmela García (Lanzarote, 1964) ha sido pensada expresamente para Valencia y desde una perspectiva de género. Se trata de una muestra que combina fotografías y vídeo para dar cuenta de una especie de “obra en progreso” que la artista lleva a cabo en su exploración alternativa por lugares, épocas y situaciones de la ciudad.

El proyecto se plantea un doble objetivo: por una parte elaborar una suerte de mapa de las luchas y acciones de mujeres que han sido olvidadas o desplazadas de los discursos dominantes. Y por la otra, revisar el mecanismo social que vincula imágenes y poder, en este caso desde el desmontaje del canon que suele confrontar lo femenino y lo masculino.

En la primera parte se despliega un conjunto de fotografías de mujeres y colectivos que desarrollan en el presente y en el espacio público una labor comprometida en favor de la igualdad de género y las reivindicaciones de la mujer, y que prolongan el trabajo pionero de poetas, artistas y militantes feministas que con el paso del tiempo se ha ido diluyendo.

Aquí destaca la figura de Lucía Sánchez Saornil (Madrid, 1895 - Valencia, 1970), cuyo radicalismo como artista, anarco-sindicalista, activista y feminista le resulta muy contemporáneo a Carmela García. Actuando como un personaje central e inspirador, a su alrededor pivota la exploración de García desde la década del treinta del siglo pasado hasta el presente.


La segunda parte se resuelve con una impactante vídeo instalación que ocupa la planta superior de la sala y que lleva por título Imágenes de(l) poder. Se trata de un vídeo realizado en la sala de juntas del Ateneo de Valencia cuyas protagonistas son Las Heidis, el equipo de fútbol femenino del colectivo Lambda que reúne a lesbianas, gays, trans y bisexuales.

En este caso se trata de enfrentar espacios típicos del poder hegemónico representado a través del fútbol -un territorio eminentemente masculino- y una sala de juntas que denota un fuerte carácter patriarcal del que las mujeres parecen expulsadas. Esta confrontación, marcada por el tenso silencio del vídeo, produce un extraño efecto de dislocación.

El principal interés de la obra de Carmela García es la necesidad de “repensar y cambiar el mundo” a través de una perspectiva de género. Desde allí se proyecta un futuro alternativo que parte de la premisa de reivindicar una consideración no convencional de lo femenino a través del estudio de los sistemas de representación del imaginario contemporáneo.

El sentido de su trabajo se aleja de un carácter prescriptivo y busca revelar las dificultades que entraña un cambio en los esquemas sociales y políticos que definen el imaginario actual. Su propósito se muestra en la insistencia en “reevaluar la construcción de la historia” y los relatos que articulan la cotidianidad en su doble vertiente funcional y simbólica.

“Carmela García. Imágenes de(l) poder - Cartografía de lo invisible”. Institut Valencià d’Art Modern, IVAM. Guillem de Castro, Valencia, España. Del 18 de mayo al 17 de septiembre de 2017.


También te puede interesar (enlaces patrocinados):
Alberto Martín, Carmela García, Agathe Morel D'Arleux et al (2008). Constelación, Carmela García. Turner Publicaciones.

Antonia Fontanillas Borràs (2015). Lucía Sánchez Saornil. LaMalatesta.

Alicia Cámara Muñoz (2015). Imágenes del poder en la Edad Moderna. Editorial Universitaria Ramón Areces.

Comentarios

lo más visto

Tiempos convulsos. Historias y microhistorias en la colección del IVAM

El Institut Valencià d’Art Modern (IVAM) está ofreciendo un nuevo acercamiento a su colección. Esta vez lo hace a partir de artistas que miraron el mundo desde la realidad de la calle, las contradicciones sociales y la crisis de esperanza. Muchas de las obras que participan en esta exposición coinciden en el uso de imágenes y recursos técnicos propios de la sociedad industrial y la cultura de masas, lo que explica la relevancia en la selección de la vertiente británica del pop art y el realismo más crítico del ámbito español.

Como el título de la muestra indica, "Tiempos convulsos" sigue una doble lectura de la historia. Por una parte, se centra en conflictos como las dos Guerras Mundiales, la Guerra Civil española, y los mecanismos para construir y subvertir el imaginario del héroe y de los gobiernos represivos. La otra lectura atiende a una política de menor escala, donde se incluyen asuntos que solían considerarse del ámbito de la vida privada de las personas, pero que d…

Nicolás Ortigosa. Todo es cuestión de confianza

Nicolás Ortigosa (Logroño, 1983) trae a Bombas Gens Centre d’Art un conjunto de obras fechado entre 2002 y 2018. El grueso de la selección proviene de una interpretación de La Divina Comedia de Dante Alighieri, que el riojano realizó entre 2005 y 2014. En este período, el artista llevó al papel, de una manera rauda e impulsiva, sus impresiones de la lectura del célebre poema.

Por ello, a diferencia de las clásicas ilustraciones de Botticelli, Doré o Dalí, el trabajo de Ortigosa sigue una impronta más libre y subjetiva. Como consecuencia, el resultado, si bien parte de un referente concreto, tiene consecuencias formales que remiten claramente a la abstracción. La serie, perteneciente a la Colección Per Amor a l'Art, se compone de 89 dibujos y grabados, y al igual que la obra del poeta italiano está dividida en Infierno, Purgatorio y Paraíso.

Los dieciséis años de carrera artística de Ortigosa que cubre la exposición se completan con otras creaciones de fecha más reciente. Estos di…

Julian Opie

El mundo contemporáneo se halla ante un exceso de imágenes producto de la masificación de la cámara fotográfica y el auge de las redes sociales. Esta situación revela nuestra incapacidad para lidiar con el enorme tamaño que ha adquirido la iconosfera moderna. Tales premisas podrían ser útiles para abordar el esfuerzo de Julian Opie (Londres, 1958) en generar una imagen simplificada de la figura humana que estabilice en la memoria su infinita variedad sin menoscabar la singularidad del motivo representado. Simultáneamente, este interés ha estado acompañado de un empeño en desmontar las tensiones entre nociones de alta cultura y cultura popular, originalidad y autoría, lo cotidiano y lo ideal.

Julian Opie ha alcanzado el reconocimiento internacional por un planteamiento desprejuiciado e irreverente de la figura humana. Este enfoque le ha permitido crear una suerte de síntesis extrema de la realidad, caracterizada por un estilo lineal y colorido que combina lo lúdico y lo relajado. Tale…