Ir al contenido principal

Carmela García. Imágenes de(l) poder - Cartografía de lo invisible


La exposición en el IVAM de la artista Carmela García (Lanzarote, 1964) ha sido pensada expresamente para Valencia y desde una perspectiva de género. Se trata de una muestra que combina fotografías y vídeo para dar cuenta de una especie de “obra en progreso” que la artista lleva a cabo en su exploración alternativa por lugares, épocas y situaciones de la ciudad.

El proyecto se plantea un doble objetivo: por una parte elaborar una suerte de mapa de las luchas y acciones de mujeres que han sido olvidadas o desplazadas de los discursos dominantes. Y por la otra, revisar el mecanismo social que vincula imágenes y poder, en este caso desde el desmontaje del canon que suele confrontar lo femenino y lo masculino.

En la primera parte se despliega un conjunto de fotografías de mujeres y colectivos que desarrollan en el presente y en el espacio público una labor comprometida en favor de la igualdad de género y las reivindicaciones de la mujer, y que prolongan el trabajo pionero de poetas, artistas y militantes feministas que con el paso del tiempo se ha ido diluyendo.

Aquí destaca la figura de Lucía Sánchez Saornil (Madrid, 1895 - Valencia, 1970), cuyo radicalismo como artista, anarco-sindicalista, activista y feminista le resulta muy contemporáneo a Carmela García. Actuando como un personaje central e inspirador, a su alrededor pivota la exploración de García desde la década del treinta del siglo pasado hasta el presente.


La segunda parte se resuelve con una impactante vídeo instalación que ocupa la planta superior de la sala y que lleva por título Imágenes de(l) poder. Se trata de un vídeo realizado en la sala de juntas del Ateneo de Valencia cuyas protagonistas son Las Heidis, el equipo de fútbol femenino del colectivo Lambda que reúne a lesbianas, gays, trans y bisexuales.

En este caso se trata de enfrentar espacios típicos del poder hegemónico representado a través del fútbol -un territorio eminentemente masculino- y una sala de juntas que denota un fuerte carácter patriarcal del que las mujeres parecen expulsadas. Esta confrontación, marcada por el tenso silencio del vídeo, produce un extraño efecto de dislocación.

El principal interés de la obra de Carmela García es la necesidad de “repensar y cambiar el mundo” a través de una perspectiva de género. Desde allí se proyecta un futuro alternativo que parte de la premisa de reivindicar una consideración no convencional de lo femenino a través del estudio de los sistemas de representación del imaginario contemporáneo.

El sentido de su trabajo se aleja de un carácter prescriptivo y busca revelar las dificultades que entraña un cambio en los esquemas sociales y políticos que definen el imaginario actual. Su propósito se muestra en la insistencia en “reevaluar la construcción de la historia” y los relatos que articulan la cotidianidad en su doble vertiente funcional y simbólica.

“Carmela García. Imágenes de(l) poder - Cartografía de lo invisible”. Institut Valencià d’Art Modern, IVAM. Guillem de Castro, Valencia, España. Del 18 de mayo al 17 de septiembre de 2017.

También te puede interesar (enlaces patrocinados):
Alberto Martín, Carmela García, Agathe Morel D'Arleux et al (2008). Constelación, Carmela García. Turner Publicaciones.

Antonia Fontanillas Borràs (2015). Lucía Sánchez Saornil. LaMalatesta.

Alicia Cámara Muñoz (2015). Imágenes del poder en la Edad Moderna. Editorial Universitaria Ramón Areces.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Joan Pellicer. La sabiduría de nuestras plantas

Vistas de la exposición "Joan Pellicer. La sabiduría de nuestras plantas" en el Museu Valencià d'Etnologia. Todas las fotos: arte de cercanías. Joan Pellicer i Bataller nació en Bellreguard (Valencia) el 10 de julio de 1947. En los años ochenta inició un amplio proyecto de investigación sobre la vegetación que lo llevó a documentar los usos tradicionales de las plantas de la región valenciana. Formado como médico, orientó su trabajo hacia el estudio de la botánica y la etnología en las Comarcas Centrales de la Comunidad Valenciana, también conocidas como Diània. Allí, durante más de treinta y cinco años, Pellicer combinó la labor de ciencia con trabajos de campo a los que incorporaba entrevistas que hacía a las personas de las zonas que investigaba. Estos estudios perfilaron una dimensión particular de la medicina popular, a la que se sumaron elementos de la literatura y los mitos locales. Con esta información pudo documentar un amplio y rico contexto cultur

El arte comprometido de Isabel Oliver

Isabel Oliver. De la serie El juego , 1973 Isabel Oliver (Valencia, 1946) inicia su carrera artística en la década del setenta, en la vertiente figurativa española que aunaba el pop art y la crítica social. Ese contacto con la realidad se vio marcado por una preocupación feminista que reveló en su pintura situaciones incómodas acerca del lugar de la mujer en la sociedad. Son ideas que se aprecian en su serie titulada precisamente “La mujer”, con que evidencia además el vacío que sus colegas de generación hicieron con frecuencia en torno a este tema. Isabel Oliver.  Cosmética  y La familia . De la serie La mujer , 1973. Foto del autor El juego para entender el funcionamiento de la sociedad El empeño crítico continúa en series como “El juego”, mediante la que plantea revisar los códigos del comportamiento ciudadano. Por esta vía, la artista atiende a las circunstancias políticas de la sociedad española de mediados de los setenta. Visto en un contexto más amplio, la

Carmen Calvo. Los cielos están cosidos

Carmen Calvo. Los cielos están cosidos , 2019 Los comienzos de Carmen Calvo (Valencia, 1950) están influidos por el pop art , debido en parte a su cercanía con el también valenciano Equipo Crónica . No obstante, la artista orientó luego su trabajo hacia una visión del objeto definida por el carácter único que pueden otorgarle la memoria y la nostalgia. Este tratamiento la ha llevado al manejo de pequeñas piezas, algunas a modo de vestigio, que ella distribuye en el espacio o en la superficie de la obra. Con esa idea del objeto, Calvo se ha convertido en uno de los referentes actuales en la conceptualización del fragmento y ha extendido su búsqueda a una amplia gama de materiales. La artista está exponiendo actualmente en Valencia la obra “Los cielos están cosidos”, una intervención a gran escala para la fachada del Institut Valencià d’Art Modern (IVAM). Se trata de una fotografía de ochenta metros cuadrados, tratada a modo de collage, donde predomina un rostro femenino. Sobr