Ir al contenido principal

Xisco Mensua. No Return



La idea de que los procesos naturales, como la muerte, son irreversibles ya ha sido suficientemente establecida por la física. Sin embargo, la incertidumbre en torno al devenir del tiempo y la volatilidad de la vida nunca se aplaca. Por ello, para tratar de abordar esa "máxima entropía" puede que a veces resulte más provechoso prestar un poco de atención al arte antes que a la termodinámica.

El inevitable destino es un tema que no se acaba nunca de comprender y a ello han dedicado sus mejores horas filósofos y poetas. Sin embargo, otros formatos del conocimiento, como el que se vislumbra desde una exposición de arte, podrían ayudar a conducir una especulación que acoja las experiencias vitales del autor y aquellas que las obras puedan estimular en el público. Desde aquí sería dado explorar un camino hacia un esclarecimiento que será inviable como certeza pero fecundo como ejercicio de lo sensible.


En el Centre Cultural La Nau, el artista Xisco Mensua (Barcelona, 1960) está presentando una exposición que versa sobre estos temas y en la que con especial énfasis se vale de pinturas al óleo y dibujos en tinta china para elaborar una reflexión emotiva sobre el tiempo y la condición inevitable de la muerte. Emplazada en la Sala Martínez Guerricabeitia de la vieja sede de la Universitat de València, la muestra se articula en torno al políptico No Return, de donde proviene el  título de este proyecto.


La distribución de la sala está organizada en tres momentos, cada uno de ellos con sendas obras que les sirven de guía. El primer espacio lo domina la pieza de carácter autobiográfico Noviembre, un políptico basado en el tema de una casa. En torno a ella, el artista ha dispuesto las representaciones de diversos objetos que desde la cotidianidad doméstica simbolizan una idea de la ausencia.

El segundo espacio tiene como eje el políptico No Return, el cual está conformado por citas visuales hechas a partir de representaciones de una cinematografía ya lejana en la memoria. Lo acompañan otras alusiones gráficas a Glenn Gould, Ezra Pound, Ad Reinhardt, Vladimir Jankélévitch y Wolfgang Mozart, que son necesarias para remarcar la fatalidad del tiempo y su devenir.


El políptico Collioure-Portbou señala la última sección de la muestra mediante una configuración simétrica entre las muertes de Antonio Machado y Walter Benjamin. En este capítulo, que según el artista bien podría considerarse de Geografía e Historia, se suman una reproducción de la lápida de Benjamin en Portbou, un extracto del poema Mnemosyne de Friedrich Hölderlin y la inquietante presencia de la palabra “exilio”, junto con otros materiales utilizados para la preparación de las obras.


Más allá de las elaboraciones teóricas que se pueden hacer para abordar la obra de Mensua y sus proposiciones para fundir lenguaje e imagen en una unidad de concepto y afecto, posiblemente, con palabras del artista, lo mejor que se pudiera decir “pertenecería a las emociones e intensidades que son propias del arte, y que las fabrica cada uno según su bagaje, su visión y su espíritu crítico al entrar en contacto con los artefactos que los artistas ponen en circulación”.

"Xisco Mensua. No Return". Centre Cultural La Nau. Universitat de València. Sala Martínez Guerricabeitia. Universitat, 2. Valencia. Del 29 de mayo al 17 de septiembre de 2017. 


También te puede interesar:
Ilya Prigogine (2005). El nacimiento del tiempo. Tusquets.

Vladimir Jankélévitch (2009). La muerte. Pre-Textos.

Walter Benjamin (2005). Libro de los pasajes. Akal.

Aby Warburg (2010). Atlas Mnemosyne. Akal. 

Friedrich Hölderlin (2012). Poemas. Lumen.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Prietas las filas

La exposición “Prietas las filas” estudia el régimen político y la ideología de la dictadura de Francisco Franco (1939-1975) a partir de los mecanismos de adoctrinamiento y propaganda que dieron lugar a una cotidianidad y una historia nacional inéditas en España. Para conseguirlo, la muestra hace una indagación transversal en la cultural material asociada a este período de censura y represión.

Dispuestos según un tratamiento didáctico, los objetos reunidos en sala ofrecen una visión muy completa de los símbolos inducidos por el régimen para redefinir la vida pública y privada, la función de la escuela, los roles de género y la cultura en general. La exposición se presenta en el Museu Valencià d'Etnologia desde el 19 de septiembre y su clausura, prevista para el 6 de enero, ha sido prorrogada hasta el 27 de este mes.


Uno de los logros más significativos de este proyecto es que sirve para que las generaciones que han nacido en democracia tengan una información más directa y vital a…

Joel Meyerowitz. Hacia la luz

Joel Meyerowitz es considerado un fotógrafo de la calle, una definición que lo ubica en la vertiente histórica de Henri Cartier-Bresson o Robert Frank.

Actualmente, este artista nacido en Nueva York (1938) presenta una exposición que lleva por título “Hacia la luz”. En ella se pueden apreciar dos de los rasgos fundamentales de su trabajo. Por una parte, el uso desprejuiciado del color, incluso en tiempos donde era casi imposible separar la fotografía de autor del clásico blanco y negro. Por la otra, un complejo encuadre fotográfico que incorpora el carácter fragmentario y los contrastes cotidianos de la vida urbana. Estos aspectos se anunciaron desde temprano en la obra de Meyerowitz y resultan relevantes en la exposición que ofrece Bombas Gens. Centre d’Art hasta el 10 de febrero.

Los organizadores de la muestra han seleccionado casi cien fotografíaspertenecientes a la Colección Per Amor a l‘Art, tomadas la mayoría en Málaga entre 1966 y 1967. De ese conjunto hay una selección de imá…

Soledad Sevilla. El patriarca

Soledad Sevilla (Valencia, 1944) ha ideado un proyecto específico para la fachada del IVAM. La obra consiste en una reproducción a gran escala de algunos azulejos que conforman el zócalo de uno de los muros del claustro de la iglesia del Patriarca, en Valencia.

El marcado diseño geométrico de aquellas piezas constituye la base de un recuerdo adolescente de la artista. Tras la aparente intrascendencia de la imagen seleccionada, el proyecto busca destacar las resonancias poéticas que pueden surgir de la asociación del ornamento cerámico, el vetusto inmueble y la ciudad natal de la artista. La hipótesis planteada es que en la fluencia libre y constante del recuerdo reside el alimento y el sustento de la mirada.

El proyecto forma parte del programa “El IVAM produce” y estará en exhibición desde el 17 de enero hasta el 16 de junio de 2019.

“Soledad Sevilla. El patriarca”. Institut Valencià d'Art Modern. Del 17 de enero hasta el 16 de junio de 2019. Más información en: ivam.es.

También t…