Ir al contenido principal

Arte contemporáneo. Colección Fundación Bancaja. 1984 - 2010


La sección de arte contemporáneo de la Colección Fundación Bancaja surgió por la motivación de incorporar piezas y autores representativos de la historia del arte de la segunda mitad del siglo XX. En 2004, bajo el asesoramiento del exdirector del IVAM y el Museo Reina Sofía, Juan Manuel Bonet, se dio inicio a las adquisiciones a través de ferias de referencia mundial como ARCO y Art Basel. Al día de hoy, este segmento de la colección del centro cultural valenciano está constituido por más de un centenar de obras que superan las dos mil si se cuenta el conjunto de gráficas de Pablo Picasso. Lejos del empuje adquisitivo de aquellos años, la Fundación Bancaja atiende ahora a estos fondos como una manera de mostrar una valiosa faceta del arte de los últimos tiempos según la perspectiva de su colección.

La exposición “Art contemporani. Col.lecció Fundació Bancaixa. 1984 - 2010” reúne poco más de cincuenta obras realizadas en las últimas décadas por catorce artistas de renombre internacional, quienes, según su procedencia, se distribuyen entre Alemania, España, Inglaterra, Irlanda y Suiza. Entre los atributos de la exhibición destacan además la preponderancia de la pintura en formatos monumentales, la confluencia de diversas técnicas y medios, con varias fotografías también de gran escala, y el hecho de que una parte de estas obras se muestra de manera pública por primera vez.

La exhibición ostenta un carácter abstracto y geométrico, lo cual sumado a los grandes formatos favorece una clara manifestación emotiva. Así se aprecia en la imponente presencia del color y las texturas provenientes de las pinturas, los sobrios motivos arquitectónicos de las fotografías, y los volúmenes sugerentes de las esculturas. Desde el punto de vista de los temas, estilos y lenguajes, la exposición pone en contacto al espectador con la fotografía racional de Axel Hütte y Günther Förg; la conceptualización del collage, el fragmento y ciertas reminiscencias del pop art de Carmen Calvo; junto con las diferentes acepciones sensibles de la geometría abstracta en las obras de Helmut Federle, Sean Scully y Förg.

El visitante también encontrará varios ejemplos de las derivaciones constructivistas de Imi Knoebel; el registro arquitectónico que define las fotografías de José Manuel Ballester; y la exploración de una vertiente arcaica de las vanguardias del siglo XX que se aprecia en los trabajos de Juan Navarro Baldeweg y Manolo Valdés. La abstracción más personal se hace presente con Juan Uslé; así como la estilización de la urbe moderna a través de la línea y el color de Julian Opie. Finalmente, son siempre apreciables el neo expresionismo de Miquel Barceló; el estudio de nociones como espacio, lugar y ciudad que propone Miquel Navarro; y la memoria de un paisaje velado en las tramas líricas de Soledad Sevilla.

El proyecto que acoge el Centro Cultural Bancaja ofrece la posibilidad de reflexionar sobre las vías de estos artistas para explorar e interpretar una parcela de la realidad desde el arte occidental de las últimas décadas. Aquí sobresalen notables puntos de coincidencia manifiestos en el predominio de la pintura, el formato heroico y la tendencia a la abstracción. Estas cualidades son útiles también para esbozar las aspiraciones de un coleccionismo institucional y financiero propio de otras épocas, y que hoy a la distancia de los años ve reconducidos sus alcances en la ocasión de un disfrute más plural y ciudadano.

“Art contemporani. Col.lecció Fundació Bancaixa”. Centro Cultural Bancaja. Plaza de Tetuán, 23. Valencia. Del 9 de mayo al 29 de septiembre de 2017.


También te puede interesar:
Juan Manuel Bonet (2007). Diccionario de las vanguardias en España, 1907-1936. Alianza Editorial.

Francisco Calvo Serraller (2014). El arte contemporáneo. Taurus.

Comentarios

lo más visto

Fotografía japonesa en torno a Provoke

Provoke fue una revista de fotografía editada en Japón entre 1968 y 1970, período en que sus organizadores sólo llegaron a publicar tres números. Fue fundada por Takuma Nakahira y Koji Taki, junto con Takahiko Okada, Yutaka Takanashi.  A partir del segundo número contó con la participación de Daido Moriyama.

La aparición de la revista significó una sacudida en el campo de la fotografía, en especial porque asumieron su práctica como la búsqueda y ejercicio de un lenguaje alternativo.

Provoke y la búsqueda de un lenguaje alternativo Provoke es la consecuencia de un proceso de transformación del lenguaje fotográfico que se inicia en Japón a finales de los cincuenta y alcanza hasta principios de los setenta del siglo XX. Esta transformación estuvo motivada por los cambios económicos, sociales y culturales que ocurrieron en Japón luego de la rendición y posterior ocupación estadounidense.

Una primera manifestación de estos cambios en la fotografía nipona se produjo en 1957 con la exposici…

Equipaje de vuelta. La biblioteca del exilio

Hace ochenta años, por causa de la Guerra Civil, miles de personas se vieron obligadas a abandonar España en lo que para muchas sería un viaje sin retorno. Con su marcha, aquellos emigrantes dejaron atrás sus pertenencias, memorias y sobre todo su cultura. La llegada de la democracia animó la reconstrucción histórica del peregrinar de aquellos españoles por los países donde residieron. Fruto de este esfuerzo es la llamada “Biblioteca del exilio”, una sección de los fondos de la Biblioteca Valenciana que reúne un amplio acervo donado por los exiliados o sus familiares.

Ochenta años del exilio republicano español Para conmemorar el aniversario del exilio republicano español, la Biblioteca Valenciana está presentando la exposición “Equipaje de vuelta. La biblioteca del exilio”. La muestra brinda una oportunidad excepcional de acceder a esos fondos y conocer las historias de estas personas que tuvieron que desplazarse por motivos políticos o ideológicos A lo largo del recorrido, el visit…

El arte comprometido de Isabel Oliver

Isabel Oliver (Valencia, 1946) inicia su carrera artística en la década del setenta, en la vertiente figurativa española que aunaba el pop art y la crítica social. Ese contacto con la realidad se vio marcado por una preocupación feminista que reveló en su pintura situaciones incómodas acerca del lugar de la mujer en la sociedad. Son ideas que se aprecian en su serie titulada precisamente “La mujer”, con que evidencia además el vacío que sus colegas de generación hicieron con frecuencia en torno a este tema.


El juego para entender el funcionamiento de la sociedad El empeño crítico continúa en series como “El juego”, mediante la que plantea revisar los códigos del comportamiento ciudadano. Por esta vía, la artista atiende a las circunstancias políticas de la sociedad española de mediados de los setenta. Visto en un contexto más amplio, la serie permite seguir revisando las condiciones generales del juego como un mecanismo que incide en la vida en comunidad.


Un paisaje pop El empleo del…