Ir al contenido principal

Arte contemporáneo. Colección Fundación Bancaja. 1984 - 2010


La sección de arte contemporáneo de la Colección Fundación Bancaja surgió por la motivación de incorporar piezas y autores representativos de la historia del arte de la segunda mitad del siglo XX. En 2004, bajo el asesoramiento del exdirector del IVAM y el Museo Reina Sofía, Juan Manuel Bonet, se dio inicio a las adquisiciones a través de ferias de referencia mundial como ARCO y Art Basel. Al día de hoy, este segmento de la colección del centro cultural valenciano está constituido por más de un centenar de obras que superan las dos mil si se cuenta el conjunto de gráficas de Pablo Picasso. Lejos del empuje adquisitivo de aquellos años, la Fundación Bancaja atiende ahora a estos fondos como una manera de mostrar una valiosa faceta del arte de los últimos tiempos según la perspectiva de su colección.

La exposición “Art contemporani. Col.lecció Fundació Bancaixa. 1984 - 2010” reúne poco más de cincuenta obras realizadas en las últimas décadas por catorce artistas de renombre internacional, quienes, según su procedencia, se distribuyen entre Alemania, España, Inglaterra, Irlanda y Suiza. Entre los atributos de la exhibición destacan además la preponderancia de la pintura en formatos monumentales, la confluencia de diversas técnicas y medios, con varias fotografías también de gran escala, y el hecho de que una parte de estas obras se muestra de manera pública por primera vez.

La exhibición ostenta un carácter abstracto y geométrico, lo cual sumado a los grandes formatos favorece una clara manifestación emotiva. Así se aprecia en la imponente presencia del color y las texturas provenientes de las pinturas, los sobrios motivos arquitectónicos de las fotografías, y los volúmenes sugerentes de las esculturas. Desde el punto de vista de los temas, estilos y lenguajes, la exposición pone en contacto al espectador con la fotografía racional de Axel Hütte y Günther Förg; la conceptualización del collage, el fragmento y ciertas reminiscencias del pop art de Carmen Calvo; junto con las diferentes acepciones sensibles de la geometría abstracta en las obras de Helmut Federle, Sean Scully y Förg.

El visitante también encontrará varios ejemplos de las derivaciones constructivistas de Imi Knoebel; el registro arquitectónico que define las fotografías de José Manuel Ballester; y la exploración de una vertiente arcaica de las vanguardias del siglo XX que se aprecia en los trabajos de Juan Navarro Baldeweg y Manolo Valdés. La abstracción más personal se hace presente con Juan Uslé; así como la estilización de la urbe moderna a través de la línea y el color de Julian Opie. Finalmente, son siempre apreciables el neo expresionismo de Miquel Barceló; el estudio de nociones como espacio, lugar y ciudad que propone Miquel Navarro; y la memoria de un paisaje velado en las tramas líricas de Soledad Sevilla.

El proyecto que acoge el Centro Cultural Bancaja ofrece la posibilidad de reflexionar sobre las vías de estos artistas para explorar e interpretar una parcela de la realidad desde el arte occidental de las últimas décadas. Aquí sobresalen notables puntos de coincidencia manifiestos en el predominio de la pintura, el formato heroico y la tendencia a la abstracción. Estas cualidades son útiles también para esbozar las aspiraciones de un coleccionismo institucional y financiero propio de otras épocas, y que hoy a la distancia de los años ve reconducidos sus alcances en la ocasión de un disfrute más plural y ciudadano.

“Art contemporani. Col.lecció Fundació Bancaixa”. Centro Cultural Bancaja. Plaza de Tetuán, 23. Valencia. Del 9 de mayo al 29 de septiembre de 2017.


También te puede interesar:
Juan Manuel Bonet (2007). Diccionario de las vanguardias en España, 1907-1936. Alianza Editorial.

Francisco Calvo Serraller (2014). El arte contemporáneo. Taurus.

Comentarios

lo más visto

VII Premio Mardel Artes Visuales 2019

Mardel es una organización sin fines de lucro, con sede en Alicante, que se propone la difusión y promoción de las expresiones más emergentes de las artes visuales. Para lograrlo realizan cada año una exposición cuya participación es decidida por un jurado que también se ocupa de escoger entre los convocados el merecedor del Premio Mardel. El evento se caracteriza por la amplitud de temáticas y técnicas y por no tener límites de edad. Sólo tienen como condición que el participante sea nacido o residente en el Estado español.


Este año el Premio Mardel llega a su séptima edición con una exposición que se presenta en el Centre del Carme Cultura Contemporània. La ganadora ha sido Ana Císcar (Picanya, Valencia, 1993) con la obra Armas para salvar hombres, imágenes para someterlos que aborda la contradicción entre el ideal de progreso del ser humano y su capacidad destructiva. Del mismo modo se han entregado los accésits a los artistas valencianos Fermín Jiménez, Agustín Serisuelo y al dúo…

Carmen Calvo. Los cielos están cosidos

Los comienzos de Carmen Calvo (Valencia, 1950) están influidos por el pop art, debido en parte a su cercanía con el también valenciano Equipo Crónica. No obstante, la artista orientó luego su trabajo hacia una visión del objeto definida por el carácter único que pueden otorgarle la memoria y la nostalgia. Este tratamiento la ha llevado al manejo de pequeñas piezas, algunas a modo de vestigio, que ella distribuye en el espacio o en la superficie de la obra. Con esa idea del objeto, Calvo se ha convertido en uno de los referentes actuales en la conceptualización del fragmento y ha extendido su búsqueda a una amplia gama de materiales.

La artista está exponiendo actualmente en Valencia la obra “Los cielos están cosidos”, una intervención a gran escala para la fachada del Institut Valencià d’Art Modern (IVAM). Se trata de una fotografía de ochenta metros cuadrados, tratada a modo de collage, donde predomina un rostro femenino. Sobre la cara, un hilo o cuerda aparece dispuesto de un modo …

El Saler per al poble, ara!

La Dehesa del Saler es una franja de arena ubicada a diez kilómetros al sur de Valencia, que separa la Albufera del Mar Mediterráneo. Su vegetación, conformada por un bosque de pinos y por plantas crasas, aloja a las aves que anidan en el canal que la atraviesa y en el marjal de su parte norte. En 1962, las autoridades locales, animadas por el fervor turístico, promovieron un plan para urbanizar este territorio. El comienzo de las obras reveló su efecto pernicioso y dio lugar a fuertes críticas entre biólogos y ambientalistas. En la década del setenta, en plena dictadura, la protesta del movimiento ciudadano se hizo más activa y al amparo del lema “El Saler per al poble” logró más tarde la paralización de las obras.


Para ilustrar esta historia, la Universitat de València está presentando “El Saler per al poble, ara!”, una exposición compuesta por documentos oficiales, manuscritos, posters, fotografías, planos y vídeos, entre otros objetos. El proyecto rememora la lucha ciudadana en con…