Ir al contenido principal

Paul Graham: registrar el mundo tal como fluye a su alrededor

The Present, 2009-2011

Las dificultades de la fotografía documental para garantizar un registro fiel y objetivo de la realidad creó oportunidades artísticas para proponer desde la subjetividad del fotógrafo y las características del medio, un sinnúmero de reflexiones visuales sobre la compleja dimensión social del mundo. Dentro de esas múltiples visiones, la de Paul Graham (Stafford, 1956) sorprende por la alta calidad de sus imágenes y convence por el entramado conceptual que las sostiene. Graham ha desarrollado una trayectoria de más de tres décadas, con varios proyectos producidos, entre los que destaca A Shimmer of Possibility, que obtuvo el Prix du Livre en Paris Photo de 2011.

Foto: Bombas Gens. Centre d'Art

De la producción de este fotógrafo inglés, Bombas Gens Centre d’Art está presentando la exposición “La blancura de la ballena”, una muestra antológica compuesta por tres cuerpos de obras. En la primera, American Night (1998-2002), grandes fotografías oscilan entre el registro nítido de viviendas de una ascendente clase media en California y las imágenes sobreexpuestas de entornos urbanos que difuminan una situación precaria. La segunda parte se concentra en el proyecto A Shimmer of Possibility (2004-2006), compuestas por conjuntos de fotografías que plantean una breve pero elocuente secuencia narrativa de la marginalidad de la vida en algunos poblados de Estados Unidos. El tercer grupo, The Present (2009-2011), está integrado por imágenes monumentales que abordan las calles de Nueva York en un momento preciso del tránsito anónimo e intrascendente de sus viandantes.

Foto: Bombas Gens. Centre d'Art

Las tres series se ubican en el tema de las contradicciones sociales presentes en una potencia mundial como Estados Unidos, que se debaten entre espacios de plena visibilidad y otros de un solapamiento visual inducidos por la propia lógica del capitalismo. Para expresar tales contradicciones, el autor se vale no solo del sujeto fotografiado, sino de los elementos técnicos del medio, como la exposición y el encuadre, que lo alejan de cualquier asomo panfletario sin afectar por ello la comunicabilidad de las imágenes. A esto se suman las condiciones espaciales de la sala de exhibición para facilitar la secuencia rítmica y narrativa que estimula el recorrido y la reflexión. Incluso, aspectos técnicos relacionados con el montaje, como el cristal que protege las fotografías y al mismo tiempo refleja a quien las mira, sirven como posible justificante a una implicación del espectador en las cuestionadoras e inquietantes imágenes, algo que en casos como en The Present se ve favorecido por la escala humana de las obras.

“Paul Graham . La blancura de la ballena”. Bombas Gens. Centre d’Art. Del 1 de diciembre de 2017 al 27 de mayo de 2018.  Comisariado: Christopher McCall. Organizada por Pier 24 Photography. Más información y horarios en www.bombasgens.com 


También te puede interesar (enlaces patrocinados):
Paul Graham (2015). The Whiteness of the Whale. Michael Mack.

Herman Melville (2015). Moby Dick. Penguin.

Comentarios

Lo más visitado

La Generalitat Valenciana muestra los inicios de su acervo de arte contemporáneo

El arte contemporáneo tiene una amplia variedad de temas, algunos de larga data que prolongan su existencia a través de los medios y técnicas más actuales. Entre estos se encuentran el tiempo y la memoria, cuya expresión contemporánea con frecuencia contrapone la trascendencia íntima del recuerdo frente al poder hegemónico de las Historias oficiales. Otros temas han sido propiciados por el devenir tecnológico de los últimos años, en especial desde que la implantación de sus avances ya no se limita a las grandes corporaciones y los usuarios especializados, sino que se expande socialmente a tal punto que afecta la cotidianidad de las personas. Esta presencia sugiere debates políticos también cruciales que tienen que ver con conceptos históricos como individuo y sociedad, que se tambalean al calor de las nuevas tecnologías y con el reforzamiento de las reivindicaciones feministas y de género. Tal transformación, que ha sido también global, deja en evidencia los grandes desafíos cultural…

Nanda Botella. Grietas, franjas y color

La pintura es, por convención, una superficie plana donde se aplican pigmentos para crear formas que son producto de las emociones, vivencias e ideas de un autor, capaces a su vez de estimular emociones e ideas en un espectador que podrá con ellas, eventualmente, explorar o elaborar una interpretación del mundo.

También por convención la pintura ha sido un espacio ilusorio, una clase de territorio del arte cuya independencia con respecto a la realidad cotidiana del espectador era establecida por el marco de la obra, una ventana desde la que se podía proyectar además una enseñanza religiosa, histórica o moral.

Prácticamente la historia del arte contemporáneo comienza con el cuestionamiento de la cualidad ilusoria de la pintura y de la distancia que la alejaba de una descripción más abarcante de la realidad, entendida esta como algo más complejo que lo solo visible.

En un principio, los artistas se dieron a la tarea de introducir temas que desafiaron la tradición moralista del arte, p…

Ser como los gatos

Yo soy el gato que siempre va solo y al que tanto le da estar aquí como allí. Rudyard Kipling. El gato que siempre andaba solo.
Una pregunta puede tener respuestas diferentes y a la vez válidas desde un punto de vista lógico. Pero cuando las respuestas, siendo divergentes, se presentan a un mismo tiempo tiene lugar entonces un desafío a la lógica y el sentido común y surge así la paradoja. Por eso se suele decir que uno de los atractivos principales de las paradojas es prevenirnos del exceso de confianza en la razón y en nuestros sentidos.

La imagen, que tuvo por mucho tiempo a la ilusión como su sustento vital, procuró asegurar su territorio y diferenciar el límite que la separaba de la realidad: el marco de la pintura, por ejemplo. Sin embargo, la imagen también ha jugado ella misma a desafiarse internamente como relato de lo visual; con lo se puede decir que la paradoja visual es una ilusión que pone a prueba su propia condición “ilusionante”.

Este tema atrae mucho a los artistas …