Ir al contenido principal

Robert Frank. Caso de estudio


Si el mundo del arte se divide entre aquellos creadores que se orientan por la búsqueda de la belleza y quienes van en pos de la verdad, el trabajo de Robert Frank (Zúrich, Suiza, 1924) puede ubicarse sin duda entre estos últimos. Esta opción por la verdad no significa necesariamente una relación panfletaria o escandalosa con la realidad. Se trata más bien de una estrategia basada en la práctica de “imperfecciones” a través de la técnica fotográfica que se resuelve en recursos como los desencuadres, desenfoques y fragmentaciones.

Tales recursos actúan como vehículos para un desplazamiento del sentido que va en contra de la narración lineal y unívoca que solía esperarse de una fotografía, especialmente durante el optimismo moderno de los años cincuenta.

Look, London, 1950

Esta desestabilización involucra en cierto modo al espectador en la construcción del significado de la imagen, lo cual le plantea muchas veces despojarse de la supuesta estabilidad de la mirada y de los relatos que inmovilizaban el piso social y político de las convicciones. Porque más allá de la dicotomía entre lo bello y lo verdadero, Frank se empeña en decirnos que la esencia de lo real tal vez sea su constante mutabilidad.

St Rita’s Hospital, Nova Scotia, 1991

Las obras que el IVAM ha reunido para la exposición “Robert Frank. Caso de estudio” dejan ver claramente esta cualidad esencial de su trabajo. Las fotografías, libros y películas pertenecientes a la colección del museo valenciano elaboran convincentemente su perfil como creador y el sentido de la realidad que define su obra.

Es particularmente notorio observar cómo ese carácter inestable de la realidad pasa de una mirada externa como en el caso de The Americans hacia una dimensión interna que tiene que ver con su vida personal y la vejez.

Ese tránsito vital se expresa también en el paso de la fotografía al cine que experimenta y que se explica en la presencia dominante de la imagen como una entidad difícil de asir.

San Francisco, 1956

Tal dificultad ya se anunciaba en el rechazo de la belleza previsible que define The Americans, en especial cuando afirmaba: “trato de no ser visto”, convencido de la alerta y la impostura que una cámara desencadena cuando es detectada en el espacio público.

Aquella obra, publicada en 1959, contribuyó enormemente a cimentar la fama de Robert Frank como figura fundamental dentro de la fotografía y el cine.

Igualmente, ese ir en contra de lo bello como fin primordial de la imagen lo conecta con la crudeza que la fotografía alcanzó durante la postguerra, especialmente con la estética del neorrealismo italiano como una de sus principales influencias.

Este antecedente se manifiesta en la obra de Frank en la preferencia por aspectos descarnados de la realidad, donde la improvisación y el efecto no acabado del instante pueden ser plenamente reveladores de la condición humana.

“Robert Frank. Caso de estudio”. Institut Valencià d’Art Modern, IVAM. Guillem de Castro, 118. Valencia, España. Del hasta el 15 de octubre de 2017. Comisaria: Sandra Moros. 


También te puede interesar (enlaces patrocinados):
Robert Frank y Jack Kerouac (2008). Robert Frank: The Americans. Steidl.

Robert Frank (2015). Robert Frank. Los americanos. La Fábrica.

Jack Kerouac y Robert Frank (2004). Pull My Daisy. Steidl.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

La antigua fábrica de Bombas Gens se convierte en un centro cultural y social

Bombas Gens, factoría dedicada a la producción de bombas hidráulicas que fuera propiedad de Carlos Gens Minguet, se instaló en 1930 en lo que entonces era un entorno de transición entre el campo y la ciudad de Valencia. El proyecto para la sede fue encargado al arquitecto Cayetano Borso di Carminati (Valencia, 1900-1972), quien propuso un discurso moderno y funcional para la distribución de las cinco naves, así como una impronta art decó para el ornamento exterior del conjunto. El edificio, que pasó por diversas etapas luego del cierre de la empresa, sirvió como albergue para personas sin techo y alcanzó un grave estado de abandono hasta su adquisición por la Fundació Per Amor a l’Art.

Los nuevos administradores lo han acondicionado para convertirlo en sede de su proyecto cultural, social y de investigación de enfermedades raras. En un gesto de respeto al pasado del inmueble y del manifiesto interés en fomentar el vínculo con el barrio donde está emplazado, el nuevo espacio conserva e…

Una eclosión de líneas y colores para conocer y disfrutar del arte abstracto

La búsqueda en Google de “arte abstracto después de la Segunda Guerra Mundial” arrojó como primera opción un sitio que reproduce un trabajo escolar cargado de numerosos errores e imprecisiones. Además de la falta de acierto del famoso buscador para brindar en este caso información relevante y confiable, el resultado de la pesquisa contribuyó a revelar los motivos que siguen haciendo necesario hablar hoy en día de arte abstracto. Se pueden mencionar dos grandes vías de acceso a esta importante manifestación artística: una histórica que permite conocer el contexto social que afectó a los artistas y la influencia que ellos ejercieron de vuelta con su trabajo, pero que lamentablemente se reduce con frecuencia a un anecdotario de fechas y momentos de variable impacto. La otra vía tiene que ver con las estrategias discursivas de sus creadores y con la manera en que a través de las obras se logra influir en la percepción de quien mira y en su relación con el entorno. Esta aproximación requi…

Claudio Perna. Arte social

Claudio Perna (Milán, Italia, 1938 - Holguín, Cuba, 1997) es un artista con una propuesta de difícil clasificación, quien desde el lenguaje y la comunicación se mostró atento a los nexos entre el ser humano y el entorno urbano y natural. Se le puede hallar como parte de los más renombrados fotógrafos venezolanos de los sesenta y los ochenta. Destaca también por una importante trayectoria como docente. Pero probablemente donde mejor se ubica es como un avanzado comunicador experimental dentro del arte conceptual enraizado en América Latina. Considerado en Venezuela como una decisiva influencia e inspiración en la generación de artistas emergentes de la segunda mitad del siglo XX, la obra de Perna se encuentra en colecciones como el Museo Reina Sofía, el MACBA o el MoMA.

Del prolijo legado de Perna, la galería Espaivisor presenta una breve pero elocuente retrospectiva de obras que abarcan más de treinta años de investigación, agrupadas bajo el conmemorativo título: “Claudio Perna. Arte…