Ir al contenido principal

Gabriel Moreno. La frágil belleza


En la Antigüedad clásica la belleza se asentaba en la representación del objeto a partir de la justa proporción y medida. Este sentido cobró un nuevo vigor en los tiempos del romanticismo, cuando la presencia afectiva de quien mira se convirtió también en un componente sustancial de lo que era considerado como bello. Será esta comparecencia de los sentimientos y pasiones del artista, aun con sus temores y desesperanza, la que incidirá en el desarrollo del gusto y la complicidad del espectador.

Esta acepción romántica se manifiesta intermitente en la propuesta que Gabriel Moreno (Baena, 1973) presenta en la Galería Pepita Lumier bajo el título “La frágil belleza”. Allí, en un conjunto de dibujos, de mediano y gran formato, ejecutados con grafito, carboncillo y tinta sobre papel, el artista se consagra al estudio del retrato femenino. Las obras, que han sido realizadas recientemente, denotan una mirada que se ve doblegada ante el encanto de lo que el autor define como el objeto sus obsesiones.


Moreno es un ilustrador con una destacada trayectoria en el manejo de las emociones y conceptos que comunica a través de sus reconocidas gráficas publicitarias. Esto le permitió ser incluido en la prestigiosa selección 100 Illustrators, así como firmar la portada del número 4 de la serie Illustration Now!, ambas publicaciones editadas por Taschen. Como artista se ha centrado en el tema de la belleza y la sensualidad femenina a través de una vertiente clásica del dibujo que se expresa en una técnica notable pero también en la búsqueda emotiva a través de la mancha de color.


Las obras de la exposición en Pepita Lumier están resueltas con trazos simples de lápiz o bolígrafo que se extienden en formas más complejas hasta completar una figura femenina casi hiperrealista. Tal logro es contrastado mediante la aplicación de texturas o tatuajes en la piel de la retratada -suerte de body art referenciado- o por otras intervenciones en la superficie del papel. Así la obra alcanza una tensión muy contemporánea entre la sinuosidad que denota la línea y la fuerza que proviene del gesto pictórico.


El prototipo de mujer que surge de esta indagación se ubica dentro de un contexto muy urbano, cuya vigencia no es ajena al ideal de belleza que han promovido tradicionalmente los medios de comunicación social. En este caso, la representación que hace Gabriel Moreno se sensibiliza a partir de “la rudeza de los tatuajes y lo vulnerable de esa figura femenina”, en un doble juego que resulta de la seducción que ejerce el sujeto retratado y la persistencia de quien mira y siente lo que mira.

“Gabriel Moreno. La frágil belleza”. Galería Pepita Lumier. Segorbe, 7. Valencia, España. Del 15 de septiembre al 21 de octubre de 2017.


También te puede interesar (enlaces patrocinados):




Comentarios

Lo más visitado

Nanda Botella. Grietas, franjas y color

La pintura es, por convención, una superficie plana donde se aplican pigmentos para crear formas que son producto de las emociones, vivencias e ideas de un autor, capaces a su vez de estimular emociones e ideas en un espectador que podrá con ellas, eventualmente, explorar o elaborar una interpretación del mundo.

También por convención la pintura ha sido un espacio ilusorio, una clase de territorio del arte cuya independencia con respecto a la realidad cotidiana del espectador era establecida por el marco de la obra, una ventana desde la que se podía proyectar además una enseñanza religiosa, histórica o moral.

Prácticamente la historia del arte contemporáneo comienza con el cuestionamiento de la cualidad ilusoria de la pintura y de la distancia que la alejaba de una descripción más abarcante de la realidad, entendida esta como algo más complejo que lo solo visible.

En un principio, los artistas se dieron a la tarea de introducir temas que desafiaron la tradición moralista del arte, p…

Una eclosión de líneas y colores para conocer y disfrutar del arte abstracto

La búsqueda en Google de “arte abstracto después de la Segunda Guerra Mundial” arrojó como primera opción un sitio que reproduce un trabajo escolar cargado de numerosos errores e imprecisiones. Además de la falta de acierto del famoso buscador para brindar en este caso información relevante y confiable, el resultado de la pesquisa contribuyó a revelar los motivos que siguen haciendo necesario hablar hoy en día de arte abstracto. Se pueden mencionar dos grandes vías de acceso a esta importante manifestación artística: una histórica que permite conocer el contexto social que afectó a los artistas y la influencia que ellos ejercieron de vuelta con su trabajo, pero que lamentablemente se reduce con frecuencia a un anecdotario de fechas y momentos de variable impacto. La otra vía tiene que ver con las estrategias discursivas de sus creadores y con la manera en que a través de las obras se logra influir en la percepción de quien mira y en su relación con el entorno. Esta aproximación requi…

La antigua fábrica de Bombas Gens se convierte en un centro cultural y social

Bombas Gens, factoría dedicada a la producción de bombas hidráulicas que fuera propiedad de Carlos Gens Minguet, se instaló en 1930 en lo que entonces era un entorno de transición entre el campo y la ciudad de Valencia. El proyecto para la sede fue encargado al arquitecto Cayetano Borso di Carminati (Valencia, 1900-1972), quien propuso un discurso moderno y funcional para la distribución de las cinco naves, así como una impronta art decó para el ornamento exterior del conjunto. El edificio, que pasó por diversas etapas luego del cierre de la empresa, sirvió como albergue para personas sin techo y alcanzó un grave estado de abandono hasta su adquisición por la Fundació Per Amor a l’Art.

Los nuevos administradores lo han acondicionado para convertirlo en sede de su proyecto cultural, social y de investigación de enfermedades raras. En un gesto de respeto al pasado del inmueble y del manifiesto interés en fomentar el vínculo con el barrio donde está emplazado, el nuevo espacio conserva e…