Ir al contenido principal

Carmela García. Imágenes de(l) poder - Cartografía de lo invisible


La exposición en el IVAM de la artista Carmela García (Lanzarote, 1964) ha sido pensada expresamente para Valencia y desde una perspectiva de género. Se trata de una muestra que combina fotografías y vídeo para dar cuenta de una especie de “obra en progreso” que la artista lleva a cabo en su exploración alternativa por lugares, épocas y situaciones de la ciudad.

El proyecto se plantea un doble objetivo: por una parte elaborar una suerte de mapa de las luchas y acciones de mujeres que han sido olvidadas o desplazadas de los discursos dominantes. Y por la otra, revisar el mecanismo social que vincula imágenes y poder, en este caso desde el desmontaje del canon que suele confrontar lo femenino y lo masculino.

En la primera parte se despliega un conjunto de fotografías de mujeres y colectivos que desarrollan en el presente y en el espacio público una labor comprometida en favor de la igualdad de género y las reivindicaciones de la mujer, y que prolongan el trabajo pionero de poetas, artistas y militantes feministas que con el paso del tiempo se ha ido diluyendo.

Aquí destaca la figura de Lucía Sánchez Saornil (Madrid, 1895 - Valencia, 1970), cuyo radicalismo como artista, anarco-sindicalista, activista y feminista le resulta muy contemporáneo a Carmela García. Actuando como un personaje central e inspirador, a su alrededor pivota la exploración de García desde la década del treinta del siglo pasado hasta el presente.


La segunda parte se resuelve con una impactante vídeo instalación que ocupa la planta superior de la sala y que lleva por título Imágenes de(l) poder. Se trata de un vídeo realizado en la sala de juntas del Ateneo de Valencia cuyas protagonistas son Las Heidis, el equipo de fútbol femenino del colectivo Lambda que reúne a lesbianas, gays, trans y bisexuales.

En este caso se trata de enfrentar espacios típicos del poder hegemónico representado a través del fútbol -un territorio eminentemente masculino- y una sala de juntas que denota un fuerte carácter patriarcal del que las mujeres parecen expulsadas. Esta confrontación, marcada por el tenso silencio del vídeo, produce un extraño efecto de dislocación.

El principal interés de la obra de Carmela García es la necesidad de “repensar y cambiar el mundo” a través de una perspectiva de género. Desde allí se proyecta un futuro alternativo que parte de la premisa de reivindicar una consideración no convencional de lo femenino a través del estudio de los sistemas de representación del imaginario contemporáneo.

El sentido de su trabajo se aleja de un carácter prescriptivo y busca revelar las dificultades que entraña un cambio en los esquemas sociales y políticos que definen el imaginario actual. Su propósito se muestra en la insistencia en “reevaluar la construcción de la historia” y los relatos que articulan la cotidianidad en su doble vertiente funcional y simbólica.

“Carmela García. Imágenes de(l) poder - Cartografía de lo invisible”. Institut Valencià d’Art Modern, IVAM. Guillem de Castro, Valencia, España. Del 18 de mayo al 17 de septiembre de 2017.


También te puede interesar (enlaces patrocinados):
Alberto Martín, Carmela García, Agathe Morel D'Arleux et al (2008). Constelación, Carmela García. Turner Publicaciones.

Antonia Fontanillas Borràs (2015). Lucía Sánchez Saornil. LaMalatesta.

Alicia Cámara Muñoz (2015). Imágenes del poder en la Edad Moderna. Editorial Universitaria Ramón Areces.

Comentarios

Lo más visitado

Nanda Botella. Grietas, franjas y color

La pintura es, por convención, una superficie plana donde se aplican pigmentos para crear formas que son producto de las emociones, vivencias e ideas de un autor, capaces a su vez de estimular emociones e ideas en un espectador que podrá con ellas, eventualmente, explorar o elaborar una interpretación del mundo.

También por convención la pintura ha sido un espacio ilusorio, una clase de territorio del arte cuya independencia con respecto a la realidad cotidiana del espectador era establecida por el marco de la obra, una ventana desde la que se podía proyectar además una enseñanza religiosa, histórica o moral.

Prácticamente la historia del arte contemporáneo comienza con el cuestionamiento de la cualidad ilusoria de la pintura y de la distancia que la alejaba de una descripción más abarcante de la realidad, entendida esta como algo más complejo que lo solo visible.

En un principio, los artistas se dieron a la tarea de introducir temas que desafiaron la tradición moralista del arte, p…

Una eclosión de líneas y colores para conocer y disfrutar del arte abstracto

La búsqueda en Google de “arte abstracto después de la Segunda Guerra Mundial” arrojó como primera opción un sitio que reproduce un trabajo escolar cargado de numerosos errores e imprecisiones. Además de la falta de acierto del famoso buscador para brindar en este caso información relevante y confiable, el resultado de la pesquisa contribuyó a revelar los motivos que siguen haciendo necesario hablar hoy en día de arte abstracto. Se pueden mencionar dos grandes vías de acceso a esta importante manifestación artística: una histórica que permite conocer el contexto social que afectó a los artistas y la influencia que ellos ejercieron de vuelta con su trabajo, pero que lamentablemente se reduce con frecuencia a un anecdotario de fechas y momentos de variable impacto. La otra vía tiene que ver con las estrategias discursivas de sus creadores y con la manera en que a través de las obras se logra influir en la percepción de quien mira y en su relación con el entorno. Esta aproximación requi…

La antigua fábrica de Bombas Gens se convierte en un centro cultural y social

Bombas Gens, factoría dedicada a la producción de bombas hidráulicas que fuera propiedad de Carlos Gens Minguet, se instaló en 1930 en lo que entonces era un entorno de transición entre el campo y la ciudad de Valencia. El proyecto para la sede fue encargado al arquitecto Cayetano Borso di Carminati (Valencia, 1900-1972), quien propuso un discurso moderno y funcional para la distribución de las cinco naves, así como una impronta art decó para el ornamento exterior del conjunto. El edificio, que pasó por diversas etapas luego del cierre de la empresa, sirvió como albergue para personas sin techo y alcanzó un grave estado de abandono hasta su adquisición por la Fundació Per Amor a l’Art.

Los nuevos administradores lo han acondicionado para convertirlo en sede de su proyecto cultural, social y de investigación de enfermedades raras. En un gesto de respeto al pasado del inmueble y del manifiesto interés en fomentar el vínculo con el barrio donde está emplazado, el nuevo espacio conserva e…