Ir al contenido principal

Cómo aprendimos a comer


Una mirada a lo que comemos puede servir para hacernos una idea del tipo de cultura de la que formamos parte. A  través de la comida y de nuestros modos en la mesa se crean costumbres y ritos que a su vez reafirman roles y relaciones entre los miembros de una sociedad. De allí que sea posible obtener un perfil muy claro de un lugar o de una comunidad con solo revisar lo que comen y la manera de hacerlo. En España, con una gastronomía de fama mundial, este tema resulta de gran importancia. Y ya sea desde su valor como atributo turístico o bien por las bondades de la dieta mediterránea, es difícil no encontrar alguien en estas latitudes que no se interese por la calidad de lo que come.

Sin embargo, los españoles no siempre han comido bien, y es sobre este tema que trata la exposición “Com aprenguérem a menjar” (Cómo aprendimos a comer) que se presenta en el Palau de Cerveró. De manera puntual, la muestra se concentra en la acción educativa y social llevada a cabo por el Programa de Educación en Alimentación y Nutrición (EDALNU) que entre 1961 y 1996 se propuso educar a la población española en nuevos y mejores hábitos alimentarios, así como estimular la producción y el consumo local de alimentos protectores.

El programa EDALNU se desarrolló a través de una intensa labor educativa y divulgadora que se materializó en una gran cantidad de recursos educativos y didácticos destinados al ámbito escolar, familiar y comunitario. Muchos de esos objetos, documentos y archivos audiovisuales, que en su momento estuvieron destinados a propagar los valores de una alimentación variada y de calidad, son los que se han reunido para esta exposición.


El claro perfil histórico y documental de la exhibición permite, a decir de los organizadores, acercarnos “a una etapa de nuestra historia en la que la transición alimentaria se unió a muchas otras transiciones”. De allí que además de ser una exposición que insiste en la importancia de una alimentación equilibrada, es útil también para ilustrar otros aspectos como el rol de la mujer, la misión de la escuela y el papel de los ciudadanos en un proyecto de sociedad que en aquellos años comenzaba apenas a vislumbrarse.

"Com aprenguérem a menjar. L'acció educativa i social del Programa EDELNU, 1961-1996". Institut d'Historia de la Medicina i de la Ciència "López Piñero". Palau de Cerveró. Plaza de Cisneros, 4. Valencia, España. Del 27 de abril al 27 de octubre de 2017.


También te puede interesar:
Ensayos
Jean-Louis Flandrin y Massimo Montanari (2016). Historia de la alimentación. Ediciones Trea.

Miguel Ángel Almodóvar Martín (2003). El hambre en España: Una historia de la alimentación. Editorial Oberón.

Cine
Comer, beber, amar. Ang Lee, 1994.

El festín de Babette. Gabriel Axel, 1987.

Un toque de canela. Tassos Boulmetis, 2002.

Una pastelería en Tokio. Naomi Kawase, 2015.

Como agua para chocolate. Alfonso Arau, 1992.



Comentarios

Lo más visitado

La antigua fábrica de Bombas Gens se convierte en un centro cultural y social

Bombas Gens, factoría dedicada a la producción de bombas hidráulicas que fuera propiedad de Carlos Gens Minguet, se instaló en 1930 en lo que entonces era un entorno de transición entre el campo y la ciudad de Valencia. El proyecto para la sede fue encargado al arquitecto Cayetano Borso di Carminati (Valencia, 1900-1972), quien propuso un discurso moderno y funcional para la distribución de las cinco naves, así como una impronta art decó para el ornamento exterior del conjunto. El edificio, que pasó por diversas etapas luego del cierre de la empresa, sirvió como albergue para personas sin techo y alcanzó un grave estado de abandono hasta su adquisición por la Fundació Per Amor a l’Art.

Los nuevos administradores lo han acondicionado para convertirlo en sede de su proyecto cultural, social y de investigación de enfermedades raras. En un gesto de respeto al pasado del inmueble y del manifiesto interés en fomentar el vínculo con el barrio donde está emplazado, el nuevo espacio conserva e…

Marina Núñez. Un cuerpo extraño

En la actualidad asistimos a una expansión vertiginosa de las fronteras gracias a la tecnología. Los avances en realidad virtual se han convertido en una especie de difuminador de los límites que atañen no solo al lugar físico donde estamos sino también a los del propio cuerpo que somos.

Esta apertura conceptual del mundo contemporáneo ha contribuido a trastornar lo que se entiende por humano, ya sea para relativizar la primacía del hombre renacentista o para superar sus barreras físicas o intelectuales a través de la biotecnología.

El nuevo escenario que se vislumbra en un entorno posthumano coincide con el ajuste social que ha permitido crear conciencia acerca de las desigualdades motivadas por diferencias de género, raza o religión. Y aunque ha habido avances significativos aún hay campos como el del sistema del arte contemporáneo, donde la mujer se halla lejos de satisfacer las exigencias de visibilización e igualdad.

Estas dos vertientes que configuran el futuro en buena parte d…

Una eclosión de líneas y colores para conocer y disfrutar del arte abstracto

La búsqueda en Google de “arte abstracto después de la Segunda Guerra Mundial” arrojó como primera opción un sitio que reproduce un trabajo escolar cargado de numerosos errores e imprecisiones. Además de la falta de acierto del famoso buscador para brindar en este caso información relevante y confiable, el resultado de la pesquisa contribuyó a revelar los motivos que siguen haciendo necesario hablar hoy en día de arte abstracto. Se pueden mencionar dos grandes vías de acceso a esta importante manifestación artística: una histórica que permite conocer el contexto social que afectó a los artistas y la influencia que ellos ejercieron de vuelta con su trabajo, pero que lamentablemente se reduce con frecuencia a un anecdotario de fechas y momentos de variable impacto. La otra vía tiene que ver con las estrategias discursivas de sus creadores y con la manera en que a través de las obras se logra influir en la percepción de quien mira y en su relación con el entorno. Esta aproximación requi…