Ir al contenido principal

Escucha a tu corazón


Luis Jiménez Aranda
Una sala del hospital durante la visita del médico en jefe, 1889
Museo del Prado

El Institut d'Historia de la Medicina i de la Ciència "López Piñero", ubicado en el Palau de Cerveró, en Valencia, está presentando la exposición "Escoltar per auscultar. Els sons de la medicina", que en ocasión del bicentenario de la invención del estetoscopio por parte de René Laennec, valora el significado que ha tenido este objeto tan sencillo y necesario en el conocimiento médico. La muestra, de un claro carácter didáctico y organizada según un recorrido temático, se compone de paneles informativos, ilustraciones de época, reproducciones de pinturas, publicaciones originales, objetos y dispositivos sonoros.

Prácticamente hasta la invención del estetoscopio, el diagnóstico de las enfermedades se hacía a través de la interpretación siempre subjetiva de los humores. Sin embargo, se hizo evidente que existían otras señales que tenían que ver con los sonidos y ritmos del interior del cuerpo humano que resultaron útiles en la elaboración del concepto de lesión como unidad morfológica y estructural de la enfermedad. Un inconveniente de esta nueva valoración interna de lo corporal era que el médico, dependiente de su propio oído, se veía obligado a un contacto físico muy estrecho con el paciente, lo cual podría comprometer la objetividad de su observación. En parte por un problema de pudor y también por el sentido positivista de la ciencia que exigía una prudente distancia entre el médico y el paciente, el estudio de los sonidos y ritmos internos del cuerpo planteó un reto que la invención del estetoscopio ayudó a superar.

Para dar cuenta del camino recorrido por la medicina a partir de la creación de este artilugio, la curaduría de esta exposición a cargo de Joan Lloret Pastor organizó tres grandes grupos temáticos. El primero atiende al estetoscopio como elemento clave de la consulta y símbolo del profesional médico; el segundo se concentra en el papel del hospital en los inicios de la medicina clínica; y el último se encarga de la influencia de la evolución tecnológica en el conocimiento del cuerpo humano. Para tratar y evidenciar estos aspectos se dispusieron unos paneles informativos, así como libros y documentos originales, entre ellos la segunda edición del Traité de l'auscultation médiate et des maladies des poumons et du coeur (1826), autoría de Laennec. A esto se suman estetoscopios antiguos y reproducciones de pinturas, donde destaca La visita del médico (1889) de Jiménez Aranda (Col. Museo del Prado) y otras imágenes que permiten apreciar los usos y prácticas más tempranos del instrumental clínico. La muestra se completa con la recreación de un consultorio de época y dispositivos auriculares que ofrecen al visitante sonidos cardiorrespiratorios de personas sanas y enfermas.

La exposición ofrece pistas muy claras para entender el cambio de paradigma que perfiló la medicina como la conocemos hoy en día, y al que la invención del estetoscopio contribuyó en gran medida. En este contexto, la muestra aprovecha la ocasión para destacar la importancia de la investigación clínica en el mejor estudio del organismo humano, al tiempo que enuncia la influencia que estos avances han tenido en la legitimación social de la medicina y su consideración como un poder institucional.


"Escoltar per auscultar. Els sons de la medicina". Institut d'Historia de la Medicina i de la Ciència "López Piñero". Palau de Cerveró. Plaza de Cisneros, 4. Valencia, España. Del 28 de noviembre de 2016 al 24 de marzo de 2017. Comisario: Joan Lloret Pastor.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

La antigua fábrica de Bombas Gens se convierte en un centro cultural y social

Bombas Gens, factoría dedicada a la producción de bombas hidráulicas que fuera propiedad de Carlos Gens Minguet, se instaló en 1930 en lo que entonces era un entorno de transición entre el campo y la ciudad de Valencia. El proyecto para la sede fue encargado al arquitecto Cayetano Borso di Carminati (Valencia, 1900-1972), quien propuso un discurso moderno y funcional para la distribución de las cinco naves, así como una impronta art decó para el ornamento exterior del conjunto. El edificio, que pasó por diversas etapas luego del cierre de la empresa, sirvió como albergue para personas sin techo y alcanzó un grave estado de abandono hasta su adquisición por la Fundació Per Amor a l’Art.

Los nuevos administradores lo han acondicionado para convertirlo en sede de su proyecto cultural, social y de investigación de enfermedades raras. En un gesto de respeto al pasado del inmueble y del manifiesto interés en fomentar el vínculo con el barrio donde está emplazado, el nuevo espacio conserva e…

Una eclosión de líneas y colores para conocer y disfrutar del arte abstracto

La búsqueda en Google de “arte abstracto después de la Segunda Guerra Mundial” arrojó como primera opción un sitio que reproduce un trabajo escolar cargado de numerosos errores e imprecisiones. Además de la falta de acierto del famoso buscador para brindar en este caso información relevante y confiable, el resultado de la pesquisa contribuyó a revelar los motivos que siguen haciendo necesario hablar hoy en día de arte abstracto. Se pueden mencionar dos grandes vías de acceso a esta importante manifestación artística: una histórica que permite conocer el contexto social que afectó a los artistas y la influencia que ellos ejercieron de vuelta con su trabajo, pero que lamentablemente se reduce con frecuencia a un anecdotario de fechas y momentos de variable impacto. La otra vía tiene que ver con las estrategias discursivas de sus creadores y con la manera en que a través de las obras se logra influir en la percepción de quien mira y en su relación con el entorno. Esta aproximación requi…

Claudio Perna. Arte social

Claudio Perna (Milán, Italia, 1938 - Holguín, Cuba, 1997) es un artista con una propuesta de difícil clasificación, quien desde el lenguaje y la comunicación se mostró atento a los nexos entre el ser humano y el entorno urbano y natural. Se le puede hallar como parte de los más renombrados fotógrafos venezolanos de los sesenta y los ochenta. Destaca también por una importante trayectoria como docente. Pero probablemente donde mejor se ubica es como un avanzado comunicador experimental dentro del arte conceptual enraizado en América Latina. Considerado en Venezuela como una decisiva influencia e inspiración en la generación de artistas emergentes de la segunda mitad del siglo XX, la obra de Perna se encuentra en colecciones como el Museo Reina Sofía, el MACBA o el MoMA.

Del prolijo legado de Perna, la galería Espaivisor presenta una breve pero elocuente retrospectiva de obras que abarcan más de treinta años de investigación, agrupadas bajo el conmemorativo título: “Claudio Perna. Arte…