Ir al contenido principal

Flujo disperso / Blurry flux. Carla Arocha & Stéphane Schraenen

Vista de la exposición Flujo disperso / Blurry Flux. Foto: @yqueesesto

El arte contemporáneo acude con frecuencia al pasado para revisar, cuestionar o actualizar conceptos, y al mismo tiempo, con frecuencia, la curaduría se plantea una inquietante autonomía con respecto a los fundamentos históricos de su objeto de estudio. Una de las consecuencias de esta actitud ha sido la transformación de la curaduría en un ejercicio de marcado carácter subjetivo casi a la par o más que el que toca al artista por su trabajo. Sin embargo, este tipo de curaduría no se puede desligar del sentido “crónico” en los aspectos conceptuales, formales e históricos de las imágenes que convoca. Con esos elementos en juego, la intermediación creativa del curador entre la obra y la exposición convierte algunos montajes en verdaderas instalaciones artísticas.

"Flujo disperso / Blurry flux" es una exposición colectiva que reúne 48 obras de arte venezolano realizadas en distintos formatos, disciplinas, épocas y estilos, pertenecientes a la Colección Mercantil. El título de la muestra remite grosso modo a la teoría de la física que estudia el desplazamiento por colisión de las ondas y las partículas, un poco como lo hacen las bolas durante el golpe de salida del juego del billar. En este sentido, la organización de las obras en sala no está pautada por recorridos preestablecidos ni lineales, sino que parecen gobernadas por una estructura espontánea no por ello exenta de una lógica interna.

Como curadores de esta muestra, los artistas Carla Arocha (Caracas, 1961) y Stéphen Schraenen (Amberes, 1971) solapan la dimensión histórica de las obras y sus autores en favor de dos aspectos que resultan primordiales a lo largo de su trabajo: cómo se producen las imágenes y cómo son percibidas. En este terreno común que congrega a quien hace las imágenes y quien las mira, sus propuestas se centran en estudiar la visión como un fenómeno donde conviven la óptica, la psicología y las convenciones sociales, y a desafiar al espectador para que discierna entre lo ilusorio y lo verdadero.

Dispersas por el muro y ajenas al eje imaginario que suele unificarlas horizontalmente, las obras ponen a prueba los límites del campo visual del espectador, quien debe levantar la cabeza, retroceder o aguzar la mirada. A esa inestabilidad contribuyen decididamente los Sky, unos paneles colgantes hechos de un material reflectante e intervenido con cortes rectangulares que fraccionan el espacio e incorporan también fragmentado el cuerpo y su contexto. Si se suma la ausencia de los tradicionales rótulos que identifican a las obras o los textos informativos que predisponen una lectura determinada, la muestra confirma su propósito de remover los cimientos de confort que asisten al espectador convencional y a estimular la voluntad sensible de quien la visite.


"Flujo disperso / Blurry Flux. Carla Arocha & Stéphane Schraenen. Colección Mercantil". Espacio Mercantil. Avenida San Juan Bosco. Edificio Panaven. Caracas. A partir del 13 de noviembre. Curadores: Carla Arocha y Stéphane Schraenen.




Comentarios

Lo más visitado

Nanda Botella. Grietas, franjas y color

La pintura es, por convención, una superficie plana donde se aplican pigmentos para crear formas que son producto de las emociones, vivencias e ideas de un autor, capaces a su vez de estimular emociones e ideas en un espectador que podrá con ellas, eventualmente, explorar o elaborar una interpretación del mundo.

También por convención la pintura ha sido un espacio ilusorio, una clase de territorio del arte cuya independencia con respecto a la realidad cotidiana del espectador era establecida por el marco de la obra, una ventana desde la que se podía proyectar además una enseñanza religiosa, histórica o moral.

Prácticamente la historia del arte contemporáneo comienza con el cuestionamiento de la cualidad ilusoria de la pintura y de la distancia que la alejaba de una descripción más abarcante de la realidad, entendida esta como algo más complejo que lo solo visible.

En un principio, los artistas se dieron a la tarea de introducir temas que desafiaron la tradición moralista del arte, p…

Una eclosión de líneas y colores para conocer y disfrutar del arte abstracto

La búsqueda en Google de “arte abstracto después de la Segunda Guerra Mundial” arrojó como primera opción un sitio que reproduce un trabajo escolar cargado de numerosos errores e imprecisiones. Además de la falta de acierto del famoso buscador para brindar en este caso información relevante y confiable, el resultado de la pesquisa contribuyó a revelar los motivos que siguen haciendo necesario hablar hoy en día de arte abstracto. Se pueden mencionar dos grandes vías de acceso a esta importante manifestación artística: una histórica que permite conocer el contexto social que afectó a los artistas y la influencia que ellos ejercieron de vuelta con su trabajo, pero que lamentablemente se reduce con frecuencia a un anecdotario de fechas y momentos de variable impacto. La otra vía tiene que ver con las estrategias discursivas de sus creadores y con la manera en que a través de las obras se logra influir en la percepción de quien mira y en su relación con el entorno. Esta aproximación requi…

La antigua fábrica de Bombas Gens se convierte en un centro cultural y social

Bombas Gens, factoría dedicada a la producción de bombas hidráulicas que fuera propiedad de Carlos Gens Minguet, se instaló en 1930 en lo que entonces era un entorno de transición entre el campo y la ciudad de Valencia. El proyecto para la sede fue encargado al arquitecto Cayetano Borso di Carminati (Valencia, 1900-1972), quien propuso un discurso moderno y funcional para la distribución de las cinco naves, así como una impronta art decó para el ornamento exterior del conjunto. El edificio, que pasó por diversas etapas luego del cierre de la empresa, sirvió como albergue para personas sin techo y alcanzó un grave estado de abandono hasta su adquisición por la Fundació Per Amor a l’Art.

Los nuevos administradores lo han acondicionado para convertirlo en sede de su proyecto cultural, social y de investigación de enfermedades raras. En un gesto de respeto al pasado del inmueble y del manifiesto interés en fomentar el vínculo con el barrio donde está emplazado, el nuevo espacio conserva e…